domingo, 9 de mayo de 2010

En un mundo maldito Capítulo 14

Y sonaba una canción dentro del cuarto de la limpieza, era una canción de otra época y eso me hizo pensar........¿Qué significará?




Escuché la canción, y luego entré con sigilo, cuando no había nadie.

¡Bingo!. El uniforme de las limpiadoras y un carrito, a continuación, busqué una identificación.-¡Anda! ahora soy Nereida...Un sofisticado nombre - me gusta.

Salgo y le digo a Azuli, que se esconda en el cuarto, que me espere tarde lo que tarde. Azuli es un amor, siempre sonrie, y siempre me mira pensando lo que le digo y haciendo bien las cosas. - Que encanto de chiquilla -me digo con entusiasmo.

Ahora ya no hay vuelta atrás, con el uniforme, no me reconocería nadie... Si es que hay alguien que me conozca, que ni idea..por si acaso, no debo fallar en nada- asi es como me concentro en mis pensamientos.

El hall de la gran empresa, no es muy iluminado, y en parte es mejor así. Es amplio y no se ve mucho movimiento de primeras. Veo unos guardias de seguridad en la puerta, y una recepción, con una señorita, atendiendo llamadas.

Pero oigo una voz que parece que se dirige hacia mi.

-¡Señora!-me sorprenden con un grito, un guardia de seguridad.
- Digame usted.-bajo la cara y me muestro temblorosa.
-Sus compañeras ya han pasado, no vuelva a venir tarde o tendré que dar parte de ello.-me dice el guardia con cara de pocos amigos.
- Lo siento mucho, mi hija se puso mala. No volverá a ocurrir - le digo al guardia con toda la convicción posible.
-Eso espero por su bien y del su hija.- me mira fiajamente, pero ahora su voz es fuerte y seca,habla mientras se gira, olvidando el suceso desagradable.

Decido no discutir, y con la cabeza gacha, me voy despacito. Subo por un ascensor, veo a otras limpiadoras, y les explico que me llamo Nereida y soy nueva.
Ellas no hablan apenas, no se expresan, me miran y me señalan los despachos para limpiar, y nada más. No parece gente real. O por lo menos esa es mi primera impresión de ellas.

Así pues algo nerviosa; Entro en el primer despacho cuando....

Mis ojos no dan crédito. Aquel despacho no tiene mesas, ni sillas, ni ordenadores, impresoras, ni nada que se relacione.. Hay pequeñas pantallas, con botones incrustados, y nada más..Yo no entiendo de tecnologías....¡Ay señor mío..! ¿Qué estoy haciendo aquí?...

No hay comentarios: