viernes, 14 de mayo de 2010

En un mundo maldito Capítulo 18




Salí por la puerta....y de pronto empecé a recordar tuve un recuerdo bonito de un día que realicé una actividad de piragüismo. No sé, el motivo de acordarme de ese día, pero apareció en mi mente, como por un golpe de suerte, os cuento:

....Me llamaron para trabajar de monitora, y acepté, al principio no estaba muy convencida, pero luego dije ...Victoria a ti te gustan los cambios ¿Por qué no?.

Me levanté temprano, era un día de Mayo, y cogí mi cochecito y aparqué en un sitio precioso, se veía el sol y el mar,uniéndose en un unísono de sonidos relajantes. Y allí estaba yo insignificante ante aquella belleza. Recuerdo que veía a chicos que iban a la Universidad. Y pensé, que quizás ellos estaban pensando en sus estudios y en su agobio de éxamenes, y no darían importancia a aquel día tan precioso. Me sentía féliz, y no pude evitarlo..tenía que contarselo a alguien...asi que le mandé un mensajito desde mi móvil...a un amigo especial.. Y me dirigí al Club, bueno me metí primero en la Universidad, a tomarme un café y a recordar un poco, nunca he estudiado Ingeniería, en aquella Facultad, pero si recuerdo mis tiempos universitarios con cariño...bueno que deciros que era viernes y estaba al aire libre y eso me causaba mucha alegría.
Un gran trasanlántico estaba atracado, y bajaban turistas, alegres y felices con su ropa primaveral. De repente, miraba por donde entrar y me giré y ví a un chico, el caminaba detrás mía. Y pensé que puesto que la actividad de la práctica a piragüismo se realiza para un instituto..pues, creí que era un profesor. Al verme mirar, el chico me preguntó, yo le dije que iba de monitora y el me contestó que estaba de prácticas de TAFAD (un grado superior de Educación Física). Entonces nos presentamos. Se llamaba Enrique, y parecía un chico serio. Cuando entramos Enrique y yo, vimos a los chicos de instituto, tenían 14-15 años. Y se me acercó el profesor, un chico joven con gorra y unas ray ban, parecía modernos, yo le aclaré que la actividad empezaba en diez minutos. Entonces apareció mi compañera de trabajo y otra chica de practicas, ella se llamaba Miriam, se la veía muy maja también.
Empezamos la actividad, trás una explicación teórica de remaje. He hicimos dos grupos, el primer grupo de chicos, realizaban actividad de vela, y el segundo piragüismo, luego se hacía un descanso y se volvía a cambiar de grupo, para que hicieran las dos actividades.

Mi compañera iba dirigiendo, por lo tanto se colocó la primera, después iban los chaveles remando, Enrique y Miriam a los lados, y bueno la moi al final. He de decir que mi compañera es maja, pero es la típica que le gusta abrir paso, y dirigir, y a mi en cambio, me gusta ir al final controlando a los últimos que son los que les cuesta más trabajo, y ayudarles, animarles en fin....Asi que..todos contentos.

Recuerdo que el día empezó genial, pero a media mañana, cambió el tiempo, un viento frío, y empezó a llover. Eso dificultó muchísimo de hecho el segundo turno tuvimos que acortar, no podíamos salir fuera de puerto.

Recuerdo que hicimos un descanso, hubieron chicos que como llevaban chalecos, saltaron de la piragüa y se bañaron, y bueno los pobres mojados a la vuelta con el frío y la lluvia. Les tuve que decir que lo dijeran en casa, por si se tenia que tomar alguna aspirina. Ja, ja.

Me lo pasé genial, un recuerdo bonito...Y volví a ir, otro día os lo contaré.

No hay comentarios: