miércoles, 31 de marzo de 2010

Escribo......y siempre escribiré

Escribo ante la humildad de tu piel,ante el aroma de tu ser.
Escribo sobre el sabor de tus besos, cubriendo mis anhelos.
Escribo ante el sueño de volver para renacer ante tu calidez.

Siempre escribiré ante una ternura, quizás inimaginable de verte besar mis manos con un cariño y sencillez que no se me ocurren palabras para describir un momento tan lleno de calidez y ternura.

Escribo sobre mí, acariciando tu cara suave y nueva para mí. Sentí acariciar una nueva sensación, nunca antes sentida por mi.

¿Cómo decirte, que vi el esplendor, un brillo, que me hizo sentir maravillosamente y me hizo temblar de incertidumbre, ante el no saber qué ocurrirá?.

Pero no importa mucho el futuro, porque te ví a ti, vi tu dulzura, vi tu esencia, y eso fué un regalo inolvidable.


Te quiero y siempre te recordaré, y siempre estaré para tí, aunque ya no vivamos momentos románticos,si la vida no nos deparara estar juntos, pero... si viviremos la ternura, porque nos conocemos, nos comprendemos, y nos sentimos como somos, sin escondernos, sin ocultarnos, sin querernos demostrar algo que no somos, sin apariencias, con nuestros miedos, dudas, y defectos, así somos y asi nos queremos.

No importa que camino cojamos, ni que lejos estemos el uno del otro, siempre pensaremos que hay una persona que nos acompaña, que nos quiere, y que podemos contar con ella en un momento determinado.

Siempre te querré, y aunque el destino nos depare caminos diferentes, siempre te acompañaré como pueda y siempre podrás contar conmigo, para lo que necesites.

Jane Green - Cambio mi vida por la tuya (Conclusión)

Os diré amigos lectores, que el libro termina como debe terminar. Por mucho que envidiemos la vida de los demás porque tengan más dinero o más libertad en el caso de las protagonistas: Vicky y Amber, siempre en el fondo queremos nuestra vida aunque sea peor porque es nuestra, y la hemos creado nosotros, esta es mi conclusión personal.

Os voy a citar un párrafo del libro


Vicky leyendo su artículo:

Por pequeño que pueda parecer el jardín de Vicky, y aunque no tenga flores y el césped apenas empiece a brotar tras la sequía, no es tan mala la hierba que crece allí.

Y quién sabe, si con un poquito de abono y algo de ternura y afecto, ya sea por parte de Bill o de Hugh o de otro, que aún es desconocido, tal vez su hierba termine luciendo más verde que ninguna

Jane Green - Cambio mi vida por la tuya

Hola, estoy leyendo un libro de Jane Green, es una novela curiosa y entretenida.

Nos relata como Vicky (una chica de 35 años, soltera y directora de una revista), siente que su vida no está plena. Tiene todo lo que una mujer puede envidiar, dinero, éxito en su trabajo, fiestas, amigos, amantes...etc.

Pero no puede evitar pensar que la vida va pasando y que ya no se conforma con un amigo de noche que la lleve de fiesta, que quiere algo más.

Tiene un hermano casado, y cuando ve a sus sobrinos, y la vida familiar, no puede evitar querer sentirse como una esposa y tener un marido que la quiera y le de una estabilidad emocional.


Ahora os cuento el otro caso:

Amber es una chica que viene de familia pobre, se hizo un hueco importante en la sociedad, casándose con un hombre de apellido importante.

Tiene una casa enorme, bien diseñada, piscina, vive en unos de los mejores barrios, cuenta con niñera para los niños y todo el servicio que necesita.

Al parecer también lo tiene todo, dinero, esposo, hijos.....pero no se siente tampoco plena, recuerda que ya no trabaja, que no hace nada interesante en la vida, y sobretodo siente que ya no es sexy ni deseada como cuando era soltera.

Ama a su marido y sus hijos, pero necesita tiempo para ella, algo de espacio, sentir la emoción de sentirse sexy y admirada por los hombres, y un trabajo que le haga olvidar su rutina.


Pues este libro ...es curioso, porque deciden hacer un intercambio que luego publicarán como experimento en la revista.... Asi pues..Cambio tu vida por la mia.


Os he relatado esto para que reflexioneis acerca de ....¿Cambiarías tu vida por la de otra persona durante un mes?

Cuando termine de leerlo que me queda muy poquito, amigos lectores os daré mis impresiones, y mi conclusión sacada de todo esto, de momento os dejo que penseis...

lunes, 29 de marzo de 2010

Entre mis recuerdos

Recuerdos que tengo y que voy a compartir...

Recuerdo desde niña que viajaba mucho, tengo recuerdos bonitos de muchas partes de España, pero nunca salí al extranjero.
Recuerdo a mis amigas, eran niñas fantasiosas y divertidas que me hicieron reir y jugar.

Entre mis juguetes, recuerdo los click me encantaba jugar con mi hermano, ir en bici, y en verano jugabamos a hacer casitas con ladrillos de urbanizaciones abandonadas.

Recuerdo que me movía mucho, me subía por un pasillo estrecho de mi casa una pierna en una pared, la otra en otra pared hasta arriba, también dormía en una litera y me subía a la altura del picaporte de la puerta para pasearme.

Recuerdo que escuchaba mucha música, y sacar las manos por la ventanilla del coche y cuando estaban muy frías ponérselas a mi madre en la cara.

Recuerdo a mi madre luchar conmigo paseando por la calle y haciéndome repasar la tabla de multiplicar. Escaparme del cole con cuatro años para ver un muñeco de fieltro que era un demonio rojo que decoraba un escaparate... mi madre asustada decirme ¿Qué haces aquí? y yo contestarle -He venido a ver el demonio rojo-

El primer chico que me gustó tenía 13 años y nos sentabamos en mi portal y hablabamos mucho, bueno hablaba el, porque yo entonces apenas gesticulaba palabra.

El primer chico que me besó tenía 15 años y no fué tan soñado como imaginaba jajaa

La primera discoteca que fuí y baile un baile lento con mi primer amor.

Recuerdo salir en la tuna, un catorce de febrero para vender claveles a enamorados e ir de viaje de estudios en el bachiller.

También salí de penitente diez años sequidos de capirote con la cara tapada, fué impresionante, muy buenos recuerdos.

Fuí boy scout, fuí a clases de ballet y salí en festivales de danza.

Después tuve un novio que venía a verme en tren cada mes un día, y era muy gracioso ir a la estación para esperarle, éramos jovenes, y estudiantes.

Recuerdo muchos viajes con amigos, que ilusión.....Paris, Londres....muy bonito

Pero sobretodo recuerdo Madrid...es una ciudad que desde niña he visitado y siempre tengo bonitos recuerdos de allí.

SEMANA SANTA

La ciudad se viste de luz y de color, puedes sentir el calor de las antorchas al pasar cerca de ti.
Es un muestrario de flores, que invaden tus ojos al latir los escollos de tu corazón.

La pasión se aprecia en los penitentes, bajo sus capuces sienten el rezo y el orgullo de lleva a su Santísima Virgen o Cristo.

Los santos y esculturas del nuevo evangelio, se complacen visitando la ciudad. Cada paso cada oración está latente y se muestra inmortal en quienes con su creencia la esbozan una y otra vez.

¿Cómo describir la fe?. Es personal, y no se puede explicar, solo mostraré lo que se yo personalmente siento.

Cuando veo a la Virgen pasar con su manto florido y bordado, más digo que cuando veo a los portapasos llevar el trono con orgullo y felicidad y la gente observando con ecos de profunda fe, es cuando notas que algo pasa por tu corazón.

El calor del amor y el recuerdo del sufrimiento se introduce en tu cuerpo con una mezcla de pasión y dolor.

Recuerdo un gremio de pescadores, muchos de ellos vivían en un barrio a las afueras, se cuenta por aquellos entonces que poseían una Ermita, y dicha Ermita fué destruida, pero la pasión que les reunía fué la que hizo que fundaran una nueva, con empeño y trabajo..¡Es increible!...La imagen que pasean por la calle recibía culto en esta capilla y gozaba de gran veneración pues su origen se basaba en leyendas..y a partir de ahí se creó una hermandad.

Me gustaría invitaros a pensar a sentir, y a visitar tantas ciudades de España que celebran su Semana Santa con pasión...y nunca olvidareís, aunque no seaís creyentes, como se vive, como se palpa el ambiente y la profunda fe, que mueve a las personas que día a día, año trás año, viven para que nosotros podamos ver algo tan precioso.

sábado, 27 de marzo de 2010

El sonido del atardecer, los niños jugando en la calle, me hace ver que ha entrado la primavera.

Pienso con nostalgia en ti, cuando las tardes sean largan y el sol entre por tu ventana, iré a tu encuentro.

Quiero que sea tan bonito y alegre como la primavera y tengamos tiempo para sonreirnos, y mirarnos a los ojos, y yo sepa que mis ojos ya no me pesarán, ni me escoceran de llorar por tu anhelo.

Estarán brillantes, como nunca los has podido ver, no estarán cansados por el viaje, serán especiales, y mis labios no estarán opacos por el frío.

¡Ya no ocurrirá! El bello sol me los calentará y alegrará.

No llevaremos ropa de invierno, y las flores de mi vestido con su colorido hará que todo sea especial.

Quizás mi piel ya no sea blanquina, y el sol la haya cubierto de color rosado.

Entonces me verás diferente, con un aire fresco y suave que se encederá por y para tus ojos.

Entonces llegará la primavera a nuestros sentidos y nuestro aroma será frutal.

Así lo he imaginado y así, como el aire que nos reflescará, hará de esos momentos alegres y únicos....entonces me verás....sólo tu me verás con ese aire especial.

miércoles, 24 de marzo de 2010

Cositas de la vida...

Me llamo Elena, tengo 27 años y me acabo de levantar, llevo el pelo despeinado, muchas bolsitas en los ojos, y me dispongo sin apenas abrir los ojos a la cocina a por mi café.Bueno en realidad me lo hago todas las mañanas en mi mini cafetera unipersonal, si vivo sola desde hace un tiempo.

Antes vivía con mi madre, pero ella tuvo que marchar a casa de mi abuela, y ahora aunque la veo a diario, el desastre está hecho. He tenido que aprender a medio cocinar, preparar lavadoras y planchar. Ya nadie se digna en ayudarme

Tomo mi café con leche y bueno busco la ropa medio decente en mi armario (algo que no tenga muchas arrugas).¡ Esto es ponible!- pienso.

Luego que si un poco de maquillaje, sombra de ojos, y rimel y alé a la calle a trabajar. Me voy en mi cochecito ( es ideal para aparcar y consume como un mecherito)

Al llegar a la oficina el lio de todos los días, gente con sueño, otros con malhumor, y los típicos cotillas que se van al marujeo del desayuno. (Nada parece cambiar en meses).

¡Pero hoy ha sido diferente! He recibido una llamada de teléfono tuya.

Me dijiste que no volverías por esta ciudad. (Pienso para mi)

-Hola Elena,, soy Isra!!!- Y he vuelto, el trabajo en la gran ciudad no funcionó.

-¿ Tomamos un café o un algo?

-Sí, claro..si al algo te refieres a una tostadita de tomate con aceite.(dije, con voz de asombro)

-Je, je, estaría bien, para todo lo que te tengo que contar.

-Pues no se diga más- pensé y me puse el chaquetón.


Estábamos en la cafetería, tomando nuestra tostadita e Israel hablaba de su decepción con la gran ciudad, y de lo solo que se encontraba. Yo le miraba con cara de asombro y nostalgia (en el fondo me alegraba mucho volver a tenerle junto a mi).

Fué una mañana estupenda con gran asombro por mi parte. Y cuando volví a casa, y me ví envuelta de trastos por todos sitios, me sentí féliz de mi vida, de mis amigos y de todo lo que a veces no aprecio.

La conversación con Israel, me mostró que añoramos tantísimas cositas, cuando nos alejamos de nuestra casa, amigos y estilo de vida.

Y tengo que confesar que me alegré muchísimo de que mi amigo, me había recordado y me necesitaba.

Ahora veo que mi casa no es tan pequeña, que mi coche es fantástico, y que quiero a mis amigos, porque no quiero dejar todo aquello que me hace sentir bien.

viernes, 19 de marzo de 2010

TU DULZURA

¿Cómo se describe la dulzura?

Yo la describiría en tus manos, esas manos suaves que me acarician llenas de ternura y sensibilidad.

También la describiría en tus besos, cálidos y profundos que me hacen estremecer.

Seguro que lo haría en tus palabras, que ahondan en mi corazón una por una llegan a como estrellas fugaces que se eternizan en mí.

¿Cómo es posible crear todo eso una sóla persona?

¡Es posible! y doy fe de ello, porque lo he sentido y lo he vivido. En mi alma todo ha cambiado y ha dado luz y paz.

La dulzura se lleva en tus ojos serenos y templados y también en tus ganas de sentir.

Cuando las caricias, son especiales, y entregadas, se revuelven en sonrisas y en movimientos que nos guían, nos hace especiales y nos hacen libres para sentir.

Podría seguir escribiendo hasta que las palabras se agotaran, pero no serviría porque son momentos que hay que vivirlos y sentirlos, así como llegan como nos regala la vida en un momento del tiempo determinado.

Así puedo concluir que si la dulzura llevara un nombre, ya sabes que para mí sería el TUYO.

lunes, 15 de marzo de 2010

Un momento especial

Estabas ahí, con tu mirada llena de cariño, me mirabas con una eterna dulzura, se me llenó el corazón de tu calor.

Un calor que fundía poco a poco un sentimiento claro y transparente entre los dos. Sequías ahí, ahora era tu mano la que compartía la mía, estaban entrelazadas una con otra formando un unisolo. Fué un momento especial, ahora estabamos juntos, mirándonos a los ojos, esos ojos que penetraban en mi alma haciéndola insignificante ante tí.

Me cogiste de la mano, te llenaste de ella, la acercaste a tus labios y la hiciste tuya, con ese cariño especial que me hacía sentir que quería tenerme ahí contigo a través de mis manos.

Fueron tus abrazos y tus besos, y tu calidez, lo que me hizo sentir tranquila, segura, amada y protegida.

Son sentimientos de amor, dulzura, compañerismo y cariño.

A veces en esta sociedad, nos cuesta pensar que algo tan bonito exista, pero si que es verdad, se ve en todos sitios, en el autobus, en un parque, en una plaza, en un cine, parejas que se muestran sus sentimientos de forma espóntanea crean su mundo. Es un mundo al que es difícil acceder porque es solo suyo, y personal.

Dos personas que forman una para amarse, en gestos sencillos, como la propia existencia.

martes, 9 de marzo de 2010

El tiempo transcurre, como hojas en movimiento sin asegurarse donde caer.
Las estaciones pasan, y mi corazón espera junto a ellas un reencuentro quizás.

Puede que los sueños empapen mi cabeza de anhelos insatisfechos, de esperanzas pasadas.
Intento repasar en mi cabeza, algún gesto tuyo, alguna sonrisa o alguna palabra que me haga recordar, pienso en tu voz y quiero llevarla conmigo a mis oidos.

Así intento tenerte cerca mía, que la lluvia y la niebla del invierno no borre tu mirada. Que el calor del día me acompañe con ilusión.

De esta manera soy más féliz y busco en lo recondito de mi cuerpo algo que me acerque a tí.

Todo esto lo hago con ternura, porque soy incapaz de ver la realidad y de aceptarla, porque me niego a pensar que nada sea posible. Que somos incapaces de decidir que la vida nos pone obstáculos y que no podemos derribar.

El tiempo pasa, y la lluvia resbala por las aceras, todo va cambiando y no entiendo por qué no te puedo olvidar y resbalar como la lluvia y arrastrarme a otra relidad, alguna en la que no estés tú, alguna que no me haga sufrir y esperar a que todo cambie dentro de mí.

domingo, 7 de marzo de 2010

El miedo

Ella se levantó de la cama, y sintió ese miedo peculiar, no era un miedo a algo concreto, más bien tenía miedo a su futuro, a lo que ella quería consequir en la vida. Una gran inquietud invadía su mente.

Ahora tenía que ser fuerte, faltaba su padre, y tenía que cuidar a su familia, protegerlos hacerse cargo de su hermanos pequeños y crearse una seguridad en la vida.

Cuantos quehaceres, cuántas preguntas sin responder y a sus 20 años, tenía responsabilidades mayores, de las cuales hace unos días ella no hubiera imaginado.

Esa mañana, se sentó en la cocina con un café y un bizcocho y se puso a pesar...tenía preocupaciones, papeles que resolver. La viudedad de su madre, la prestación por orfandad de sus hermanos. Su madre no entendía de papeles y ella debía pedir esas prestaciones, al fin de cuentas es lo que estaba estudiando en la Universidad, y no le costaría mucho.

No comprendía que esas pensiones se quedaban ínfimas, y no entendía como el dolor de una pérdida se ampliaba por la falta de dinero, era una crueldad del destino. Así se sintió desprotegida ante la sociedad y el mundo.

Recordaba que hace unos meses eran felices, ella solo pensaba en un chico que le gustaba y en aprobar sus exámenes...cosas de su edad, simplemente eso.

Pero su mundo había cambiado, ahora tenía que buscar trabajo, y pensar ....¿Qué es lo que se hacer yo....?¿Por dónde empiezo?.

Su madre le había pedido que aunque buscara trabajo, no dejara los estudios, no era justo dejar de estudiar. Y ella se lamentaba porque todo lo veía muy complicado

Así que, pensó que sabía nadar y que podría sacar algún curso y dar unas clases en una piscina, así sacaría dinerillo para ayudar a su madre.

Mientras tanto mandó curriculum, y tuvo suerte, la llamaron de una oficina. Y ella se presentó.

Cuando entró en esa oficina, se encontró un bajo muy austero, y dos señores que le dijeron que le iban a hacer una prueba, que sus tareas serían administrativas y que atendería al público.
Comenzó la prueba, tenía que hacer unas facturas en una máquina de escribir y algo de word en el ordenador. Y prueba superada, aunque tuvo que repetir, pero a la segunda lo hizo bien.
La verdad no pensaba que la fueran a admitir, pero la admitieron. Tengo que decir que el sueldo era escaso, pero era lo que había.

Estuvo en esa oficina, aburrida y bajo un mal sueldo ocho meses, hasta que se sacó su curso de monitora y ya pudo cumplir un sueño, dar clases a niños en una piscina. Era un trabajo que le hacía ilusión y le encantaba.

Esta chica, se sentía mal y pensaba que no hacía nada extraordinario, pero con los años se dió cuenta que ayudó a su familia, permitió que sus hermanos estudiaran, y que poquito a poco fué creando pequeñas cositas. Cuando mira hacia atrás se siente mejor, ya no piensa que es insuficiente, ya no piensa que no mereció la pena. Fué duro eso sí, trabajó en sitios que no le gustó, y con gente poco agradable, pero con ese empeño y una gran sonrisa logró que su familia avanzara un poquito y dar algo de felicidad en su casa.

sábado, 6 de marzo de 2010

Día de examen

Os acordaís ....de los terribles días de examenes.

Aquellas temidas frases. "Libros al suelo, nada en la mesa solo un boli"

Y ahí estabas tu dándoles vueltas a las manos, mas sudosas y con olor a chorizo del bocata del recreo.


Y entonces esos segundos que transcurrían lentos cuando la profesora repartía los éxamenes, se hacia el silencio. Yo recuerdo que cogía aire y a veces suspiraba antes de empezar (era mi forma de relajarme).

Tras pasar cinco minutos, los ojos empezaban a girar, y cuando estabas tranquila mirabas a tu buena amiga, esa que sabe lo mismo o menos que tu, pero que siempre gira el examen suyo para que tu lo veas.

Te cuesta mirar, pero ya tienes una gran habilidad, primero miras hacia la profesora, y cuando esta está descuidada, miras a tu amiga, vuelves la vista otra vez a la profesora ....a tu amiga..y asi sucesivamente. En realidad tampoco es que sirva de mucho, pero es el juego del examen, como un ritual, vamos!!!

Una vez me apunté...un parráfo que no había manera en la suela del zapato....jaja, aunque no me sirvió ¡Gracias a dios no salió!!!

Una amiga, tenía la habilidad de con una aguja, rallar los bolis transparentes bic, con frases del libro . No sé, como podía...te quedabas ciega...

También tenía un amigo..que salía a la pizarra, y como la profesora era mayor y un poco cegata, le robaba el examen...y luego hacíamos fotocopias y lo hacíamos en el recreo..jaja


Bueno supongo que todos tenemos experiencias curiosas de días de examenes, muchos recuerdos..buenos y malos, pero a cual más divertido.

miércoles, 3 de marzo de 2010

He leido tus relatos, y me has emocionado con cada palabra en cada uno de ellos.
¡Sí!..He conocido tu faceta de escritor, y me he sentido muy honrada por concederme el privilegio de poder leerte. Y con tus historias poder imaginar y soñar.

-¡Bueno que decir de tus historias......!

Pues son historias cercanas que pueden ser cotidianas y que les puede ocurrir a cualquier persona.

¡Esa es tu magia!

Tú sabes llegar a las personas, conocerlas y luego escribir.

No se como piensas en realidad, pero me da la sensación de que intentas comprender y escuchar a las personas, y luego sacas tus opiniones para poderlas contar al mundo.

Cuando estás narrando es muy real, es como si conocieras tanto a los personajes, que resulta fácil creerlo.

Cuando los personajes tienen diálogos, parece que ya los conoces del todo, y las personas que te leemos llegamos a conocer a esos personajes, son diálogos con un toque ingenioso pero sobre todo muy cercanos.

Cuando yo leo un libro y el libro describe a los personajes, a veces termino el libro con la sensación que sé muy poco de ellos, aunque estén descritos al principio.

Pues...contigo no me pasa eso, tu a veces no los describes tan detalladamente, pero en sus diálogos se muestra la personalidad que les has querido transmitir

Me gusta leerte, ya te diré algún día quién soy y a quién me dirigo.

De momento lo mantendré en secreto....

lunes, 1 de marzo de 2010

La tibieza de tus palabras me hacen sentir a tu lado
He paseado por tu abrazo y he percibido el calor en mi cara
Me has acariciado y he sentido soñar, en tu regazo he encontrado paz.

Cuando te miro, mis labios brillan y mis ojos se llena de agua, agua de emoción
Es tu piel tranquila y suave lo que me hace soñar en nuestro pequeño mundo.
Un mundo nuestro que está en nuestra imaginación, que construimos día a día del cariño.

Que haremos realidad, en tus besos en tu caricias ese será nuestro hogar.
Te siento cercano, estás en mi mente y en mis sentidos, tu das vida a mi vivir
Sólo tu das luz a mis pensamientos, y en mis sueños te veo como eres.

Eres así, como te siento, eres aire que envuelve mi vida.

Y así pasaré la vida admirándote, queriéndote y sintiéndote