lunes, 30 de julio de 2012

Hey Jude, preciosa, merci :)



Hey Jude
Don't make it bad
Take a sad song and make it better
Remember to let her into your heart
Then you can start to make it better
Hey Jude
Don't be afraid
You were made to go out and get her
The minute you let her under your skin
Then you begin to make it better
And any time you feel the pain
Hey Jude, refrain
Don't carry the world upon your shoulders
For well you know that it's a fool
Who plays it cool
By making his world a little colder
Hey Jude
Don't let me down
You have found her, now go and get her
Remember to let her into your heart
Then you can start to make it better
So let it out and let it in
Hey Jude, begin
You're waiting for someone to perform with
And don't you know that it's just you
Hey Jude, you'll do
The movement you need is on your shoulder
Hey Jude
Don't make it bad
Take a sad song and make it better

Remember to let her under your skin
Then you'll begin to make it better
Better, better, better, better, better...

sábado, 28 de julio de 2012



Está claro que como Quique Urquijo nadie, pero fuí a ver la peli y Mario Casas me sorprendió, desde la serie no le había visto trabajar, y.. ¡¡¡joder, muy bien, muy bien!!!!, y se me he ha hecho todo un hombre ejem, ¡¡vaya escenas, más sensuales, buff vaya espaldita el niño!!! ja,ja me cambió la visión que tenía de él, ains...se sufre en la peli, porque dices eso de... ¿pero bueno, donde hay niños así, con esa cara, ese cuerpo, esa sonrisa, ese...toque medio duro y tierno?. -Ni idea.




 Ja,ja,...¡qué cosas!! (y yo que pensaba que era niño más)...y buenoo, ¡¡¡me encantó!!!, y la recomiendo. Aunque aviso, no es un peliculón para nada, pero me gustó la trama   mucho, como tratan en la peli los temas de los sentimientos, el amor y el sexo, (muy actual). Otra cosa importante de la peli son las vistas de Barcelona, -son  preciosas-. Hay que decir que la trama da un giro radical, pasa de lo que pensamos que es una comedia romántica sin más, a la tragedia de la vida en general, -a una amargura familiar, una amargura sobre el amor y el dolor-, que pienso que es un realismo muy bien captado tras la cámara ya que.. (cuenta con escenas que yo no entiendo de cámaras pero me recuerda al claroscuro en una pintura,ja, ja,  perdonar mi ignorancia cinematográfica). Pues como digo,  una situación que, a lo largo de la vida, de una manera u otra todos vivimos con los padres, con los amigos, con nuestro amor, e incluso ante el peligro de dejarnos llevar y sufrir. Bueno y aclarar que mi  hermana me contó sobre la primera película, puesto que no había visto la primera parte, y es que tiene escenas, (como lo del tatoo de Hache y el asunto de la madre) que lo dan por hecho.

 Y si me disculpáis no sigo contando por los que vayan a verla.





Y sin más....

Me voy a la playa con mis aletas y tubo quiero mirar por rocas, besitos buen finde.

sábado, 21 de julio de 2012

La playa, la arena, la luna, Y TÚ

Pisaba la arena húmeda, y la luz de la luna hacía que su cuerpo emblanqueciera color nacal.

Como mármol andante, sus ojos eran negro azabache, y de la mano iba con su precioso niño amado.

Entraron al agua, y a pesar de que estaba oscura, la luna daba sus destellos como brillantes pinceladas entre el movimiento del mar. 
Fue así como se incrustaba entre sus rodillas inocentes y separadas piernas.

 Inmaculados sus cuerpos no lograban sumergerse en una afrodisíaca y cómplice agua, -suntuosa belleza  hizo escenario  lo que la noche  quiso endiabladamente marcar sus siluetas-. En aquel momento era lo más preciado que poseía la naturaleza.

Sus dedos empezaron a resbalar por sus hombros y mutuamente en total sincronía sintieron una bella caricia. Sus pechos empezaron a engrandecerse fusionándose en la  ilusión de unirse sin espera...

...y se acariciaron lentamente, fugazmente  y sencillamente. No había prisa, la noche era suya. No habitaba nadie más en aquella playa. En aquella mágica noche, una leve brisa hizo que sus cabellos se unieran por mechones mezclándose unos con otros, retorciendo su cara y su cuerpo en un juego de buscar el cuerpo del amado.

Pero innatamente se sumergieron al final. Sus cuerpos junto a la inmensidad del gran Océano,  fue el que hizo que entre ellos fuera su única separación, pero al abrazarse, parecía que resbalaran las manos, y el roce de sus cuerpos, aparentemente y sensualmente juntos con sus pechos erizados y buscando en una lenta respiración alzarse por la pasión, es lo que inevitablemente, inocentemente y  finalmente sucumbieron haciendo el amor.


 




miércoles, 18 de julio de 2012

Duncan Dhu - Mi Fiel Talismán

Duncan Dhu - Rosas en Agua



 Labios cubiertos de deseo
Tierra amarga sin voz
Siento el aire en tu resplandor

Vida, en tu amor

Secretos elevados al cielo
Camino que busca su redención
Alma sin dueño, dulce sabor

Vida, dulce amor

Lluvia que limpia el tiempo
Ojos humedos de dolor
Sueños incandescentes de miel y azahar

Vida, llena de luz

Amantes olvidados por su jadeo
Hierro en la verja, deja  pasar el olor
Sabor en tu candor

Vida, llena de pasión





sábado, 14 de julio de 2012

Mallorca las cuevas del Drach (España) cuevas de las Islas Baleares

Croacia, pásalo muy bien, yo ya me estoy informando ja,ja, que sabes que me gusta ja,ja besitos.

Canción de amor, desolación y despedida de Lucía

Ojos nublados por la niebla que ciega la pasión.
Apenas te dislumbro, me puede el amor, y es que....¡no te veo con claridad!.

Sal de mi vista, déjame que sueñe que estás ahí, resbalando por mis sábanas o por mi arena de playa  enredado con tierra y mar. 

Mézclate con mis manos, vamos a entrelazarlas como nos gusta para sentirnos  simplemente. Y sin más propósito que estar acariciándonos, y mirándonos a los ojos  tranquilamente.


¿Sabes cielo?, ahora ya te puedo ver con nitidez, porque ya no tengo miedo, porque abrazo tus deseos con confianza y tranquilad.

Mira cielo...yo es que no me sentía bien conmigo misma, estaba nerviosa, me habías dañado, me habías abandonado sin cariño ni piedad. Y me costó entenderte, y entenderme. En mi corazón, poder tener humildad para reconocer que no te dejaba ser tú mismo, porque te amaba tanto que no daba paso a que te abrieras a mí.



Y claro, te perdí...y fue por mi culpa, por no saber quererte. Y es que no quería escuchar o ver que ya no sentías nada por mí, -porque resultaba demasiado doloroso-, hubiera hecho cualquier cosa, por tener un sg más contigo. Por ver tus ojos un poco más,o sentir tu boca una última vez...pero no supe. (y aunque leyendo ésto parece algo verdaderamente desesperado, pues no es así, yo ésto sólo lo he sentido por ti, y nunca he suplicado el amor como me pasaba contigo). 

Ahora ya te puedo mirar, porque ya no tengo esa inseguridad en mí, ya no tengo que temblar cuanto tú te vuelvas a acercar, ya no puedo decir que lloraré de soledad. 


Ahora estoy en paz, mi vida abre paso de nueva felicidad. Me siento en paz,  aunque podría afirmar al mismo tiempo que nadie me volverá a besar las manos como tú aquella vez hiciste.  

Fue lo más bonito de mi vida. 

Por eso, sólo quiero que comprendas que por ésto y sólo por ésto, mi alma se quedó perdida por tu esencia por siempre.

Ya no volverá a correr la sangre por mis venas hasta fluir en una corriente a mi cerebro, como la primera vez que intentaste besar mis mejillas, y yo me giré para besarte (en este momento así lo recuerdo, y han pasado cinco años).



 Aquella mirada me derribó, creo que me quedé incosciente hasta hoy, aunque tú no lo sepas nunca. 

Y en mi nueva vida, digo: "¡¡¡ya basta para siempre!!!!!!", los dos vivimos ilusionados con nuestras nuevas parejas, y dime...aunque sea la última vez que lo haga...cielo, dime...¿por qué estoy llorando con tan profunda pena?. 



 Y estoy ante la pena de tener que olvidarte.
La alegría de mi nueva vida de amor.

Y doy.....


 ¡Gracias al cielo, por haberte conocido!.

miércoles, 11 de julio de 2012


El frío marcó su cuerpo, era una noche casi helada, aunque el deshielo hacía acto de presencia, presenciaba los últimos días del invierno, -ella sentía frío-. Sus dedos apenas podían desplegarse suave, permanecían engarrotados. No estaba sóla, aunque pasó el duro invierno en soledad. En aquella noche extraña su vecino la acompañaba. Le había llamado para intentar encender la vieja chimenea, y de paso un poco de compañía. Cuando llegó, la vio sentada, con su cuerpo entumecido, sintió mucha lástima de aquella chica (su marido la había abandonado en Otoño), parece como si yaciera bajo el viejo umbral de la puerta acostada en el sofá. No pudo hacer otra cosa que calentarla con un cálido abrazo, lo que en teoría era por supervivencia, se convirtió en placentero para los dos. Y dos tazas de chocolate caliente acompañaron ese dulce abrazo; que entre anorak, mantas y apenas contacto de sus pieles, sintieron lo que nunca habían sentido jamás. Era la llamada lejanía del cuerpo y la unión de su espíritu. Pues en aquella fría habitación llego por fin el calor del alma.

domingo, 8 de julio de 2012

viernes, 6 de julio de 2012

Carla

Carla era una chica pues como la mayoría, se definía porque era muy soñadora, siempre andaba en las nubes, imaginando belleza siempre a su alrededor. Solía mostrar una sonrisa sincera en todo lo que hacía, y era querida y protegida por la mayoría de sus amigos, que la consideraban una chica al alcance de los peligros de la vida. 
 Llevaba en su mochila un desegaño, que le había roto el corazón y la había dejado al ras del suelo. Pero ella era fuerte, y siempre con el ánimo alto, no se dejaba intimidar por las malas rachas, ni por la gente que no la amaba y trataba de hacerla daño.

 

Una noche salió con una amiga a ver el mar, y  allí se encontró con Sergio. Este chico trabajaba de camarero y siempre la atendía en la terraza del puerto. 

Esa noche corría la brisa de mar,  y era un  precioso anochecer de verano. Apenas hacía unos minutos había pasado el barco turístico lleno de gozo, acunando el pequeño oleaje, y la brisa llenaba las púpilas de Carla humedeciéndolas. Su pelo se ondulaba por la humedad que transpiraba el mar acariciando sus mejillas, y su rostro se cubría resplandeciente.

Sergio, siempre trabajaba hasta tarde. No era un chico adulador, no solía decirla piropos como otros chicos hacían con Carla, -al revés, solía enrojecerse cuando se hablaban-. Esa noche le tocaba salir antes como favor por  unas horas extra de más del día anterior. Al ver a Carla con su amiga, se le ocurrió por primera vez en dos años, decirla de ir a tomar algo después del trabajo.

Carla se había fijado en él, pero nunca pensó en nada, más porque lo consideraba un chico tímido, y no creía que alguna vez la invitara a ir a pasear, o tomar una copa (era extraño pero ante esa propuesta de salir no supo decir que no).

La amiga de Carla dijo que se tenía que recoger pronto y la dejó el campo libre. Y ella esperó a que terminara de trabajar para que sus sueños se hicieran un poquito más imaginativos. 

¡No sé cómo pasó!, siendo todo muy rápido, pero salieron del bar cogiéndose las manos, en un gesto de casi sin querer, y así llegaron paseando hasta el faro.

 Apenas se hablaron durante el trayecto, pero al llegar a la luz del faro, sus labios se unieron y ya no hubo quien pudiera (ni humano ni divino poder separarlos).

 Se hizo la luz entre ellos, la suavidad, el gozo y el roce, todo unido por un sentimiento que empezaba a fraguar.

Por desgracia para ellos, un guardia interrumpió diciendo que tenía que cerrar la verja del faro y no podían quedarse, y mirando el reloj Carla recordó que tenía que volver a casa pero eso no impidió ser acompañada por Sergio hasta su puerta, y poder sentirle en un abrazo pleno invitando incluso a no poder respirar más. Aquel abrazo fue intenso y en el fondo esperado (hacía mucho tiempo que nadie abrazaba así a Carla, y ella lo necesitaba). Sergio emanó una dulce sonrisa y un: -"Carla ha sido genial y me gustaría volver a verte",- los ojos de Sergio brillaban y parecían sonreir- y por parte de Carla: -¡Me gustas de hace tiempo!, pero no lo veía como algo que fuera a pasar en realidad-.

Sergio, volvió a reir, y ahora la besaba dulcemente, como Carla añoraba desde hace tanto tiempo.
Y así ocurrió.... sin más...., ellos se despidieron llenos de pasión y amor.


miércoles, 4 de julio de 2012

Lágrimas en polvorienta arena, que la humedece lentamente mientras acostada dibujas su nombre. 

 ...y en aquella habitación frente a tu ordenador, unas palabras de "te quiero" llegarán, y aunque tarde;  vendrán a despedir el último verano (ese cálido sol, que puede volver a abrirse entre arena y sal). 

Vuelve mi amor, ya no puedo decirte que lo siento porque me he dado cuenta que no es verdad, que no siento nada de culpa por lo que he dicho, pues porque nunca quise que desapareciera el bonito sentimiento que emana de mi corazón por ti.

 "Vuelve a las caricias y a las noches de amor, en una tierra lejana y seca sin tus lágrimas, embelleciendo con tu humedad mis  besos".


Alba Marbà - Cant contra l'oblit

Je t'aime