domingo, 29 de agosto de 2010

Ella




Tenía una larga melena rojiza, que hacía juego con sus almendrados ojos, su carita era algo redondeada, pero lo justo, para parecer elegante. Su piel era blanquecina y las pecas asomaban cerca de su naricilla. Tenía una gran belleza. No era perfecta, no había una gran simetría, ni tenía facciones extraordinarias, pero poseía gracia en su rostro. Limpieza en su piel y luz en su mirada.

Lo peor de todo, es que ella lo sabía, y aunque su apariencia era de "pura inocencia". Era perfectamente consciente, de lo que su belleza podía acometer en las demás personas.

Todo comenzó de niña, cuando empezó a darse cuenta, a pesar de su corta edad, que tras una sonrisa suya inocente, y algún suspiro, conseguía de sus padres todo lo que quería: una muñeca, ir al circo, etc...

Cuando tuvo quince años, empezó a conseguir citas con chicos, a los cuales les reía las gracia, y se dejaba besar para conseguir, ser la única en su corazón, pero cuando ya los tenía medio embobados, es cuando ya no encontraba en ellos ningún misterio. Asi, empezaba a verles poco interesante, y les dejaba plantados, sin piedad, y con alguna risita.

No se daba cuenta, que lo que simplemente ella pensaba que era un poco caprichosa, iba más allá. Poco a poco se estaba convirtiendo en un ser insensible y superficial. Nada ni nadie, en este mundo le importaba demasiado.

Pero no contaba que con el tiempo, esos chicos inocentes se transformarían en hombres, y ella en una mujer.

Y apareció Chisco......

Como ella era muy caprichosa, lo primero que se fijó de él, fue que le hizo gracia su nombre (no era un nombre, era un disminutivo de Francisco) aun así, le pareció original. El tenía todo lo que ella deseaba...Era un surfista (que fashion, le pareció) y tenía un descapotable, tocaba la guitarra.. y un sin fin de cosas guays como ella decía.

Tambien Chisco, contaba con un físico excepcional: fuertes músculos, espalda ancha, ojos negros y grandes, una piel perfectamente bronceada.¡Un sueño, sin duda!.

Ella ignoraba, que Chisco no era como los chicos que había conocido,que se enamoraban de ella, como grandes soñadores, y que eran tan buenos de corazón y tan inocentes, que aguantaría sus mecanismos de dolor.


Al principio, le pareció muy similar a otros chicos. Era complaciente, le hablaba de poesía, le dedicaba canciones. Sus palabras y sentimientos eran sinceros y dulces. Ella pensó que le tendría para ella por siempre.¡Qué fácil! -se enorgullecía.

Un día Chisco, la vió en una cafetería con otro chico. Ella se percató, pero pensó, que como el andaba muy enamorado, pues que decir tiene que la perdonaría, en cuanto ella llorara un poquito, y le hiciera algun teatrillo. Era su arma de mujer, la más preciada.

Cinco de la tarde, paseo del muelle.......

Ella esperaba a Chisco como cada sábado, para besarse en silencio, y amarse en su pequeño apartamento. Noche de pasión ¡qué bien!, se miraba el pelo, el cual estaba como siempre: perfecto.

Pero Chisco no apereció, es más, ella se enfureció, en vez de entristecerse, o pesar en su culpa...no, no ..ella se enfureció.

Corrió como loca, con sus frágiles piernas, enfundadas en zapatitos de tacón rojo (como siempre muy coqueta), al apartamento de Chisco. Y.....

¡Decepción!. No había nadie.

Le estuvo buscando todos los días, uno por uno durante un mes(ella nunca había echo nada por el estilo por nadie). Era nuevo para ella: estaba enamorada.

Perdió la esperanza, entonces es cuando pensando; se dió cuenta que la cita con el otro chico, podría ser la causa.Pero.. ¿cómo alguien se podía enfadar por eso?,¡sí ella era una diosa! - era un placer estar con ella- pensaba, y pensaba..

Regresó al muelle, era la última oportunidad, ya no volvería pero necesitaba volver, era sábado y había pasado un mes.

Chisco paseaba por el muelle, con otra chica, ella era castaña y tenía el pelo ondulado muy sexy. Aunque parecía una niña buena y dulce, nada que ver con ella; una chica más madura y con más corazón.

Ella se giró, y les vió. Chisco ni se percató, se había olvidado ya de ella.

Paseaba féliz y relajado, bromeando con esta nueva chica, y se percibía amor: amor verdadero.


Ella comprendió, que le había perdido, y sintió un dolor en su corazón. Fue la primera vez que le dolía el amor, y lloró....

viernes, 27 de agosto de 2010

Rozando la felicidad



¿Qué es la felicidad?





Cuando hablamos de la "felicidad", ¿acaso nos referimos a un estado emocional en cual se ha llegado a alcanzar, y conservamos?. ¿ O más bien podríamos hablar de la "felicidad", cuando quizás sean sólo breves momentos?.

A mi me ha pasado que, en alguna temporada de mi vida, me he sentido muy féliz por algo: un chico, un trabajo, un viaje, etc....

Pero.....últimamente, me ha dado por pensar, que....


Soy féliz por instantes, minutos, horas....¿tan sólo?....

¿Es eso felicidad?...



¿Alguna vez, os habéis sentido muy bien de alguien, que no puedes parar de gritar:¡qué felicidad!.

Disfrutas de esos breves momentos de felicidad, tales como:


Ese momento, en el que te llama, y te sorprende porque no le esperas.
Ese mensaje de móvil, dulce y tierno; con grandes sonrisas.
Cuando le miras a los ojos y le ves brillo al reir.
Cuando notas, que tambien está relajado y feliz contigo.
Cuando confía en tí, y te cuenta cosas, a pesar de que no te puedan gustar.(prefiere ser sincero), y te lo dice, porque te quiere,y quiere que sepas la verdad de su vida.Y en ese momento, que tu te entristeces con él; es cuando sientes, que cada vez, le quieres más.

En definitiva, cuando la risa sale de forma atropellada, con gestos innatos de cariño, y en eso no hay falsedad.¡Se ve, se palpa!.

Con esto, imagino que pensaréis, que la felicidad se mide en pequeños momentos.

Yo tambien lo estaba pensando...pero, sin embargo...no es sólo eso.


Ese chico...resulta que no sólo me ha dado pequeños momentos, hay más....


Durante mucho tiempo, me ha acompañado cada vez que lo he necesitado. El no había nunca imaginado, que estaba ahí, yo creo que no era consciente. Pero pasaron los meses y seguía estando a mi lado.

No se dió cuenta, que él tambien estaba siendo féliz conmigo. Tenía su vida, se enamoraba.....:( Y yo hacía la mía, y sin pensar.......nos íbamos necesitando.

Y me ha surgido la prengunta:



-¿Cuándo nos necesitamos, estamos siendo felices?


Pienso..que, cuando necesitas a alguien porque estás preocupada o triste, en consecuencia de esto, no estás siendo féliz por algo.

Pero... que exista alguien que te escuche, y te de alegría, eso para mí, es un momento de "gran felicidad"

Por lo tanto ......creo que la "felicidad" se mide en lo mucho que te quiero.

Ahhh....y sobretodo...la "inmensa felicidad"...es algo que me hace mucho reir...y no puedo parar....¡Es....cham, cham....Ve:)rL;)e hacer el TonTO....:) me encanta!!!

¡Es únicoo!!!

El comienzo, en la vejez



Queridos lectores:

Quiero compartir con vosotros mi experiencia. Llevo muchísimos años, trabajando con niños. Cuando era muy jovencilla, empecé a dar clases a niños pequeños, y descubrí un mundo precioso de fantasía e ilusión, y esto llegó a través de sus miradas, juegos, etc.....De esta manera inocente e infantil, me encontré con estos niños de apenas tres y cuatro años. Ellos empezaban a ver la vida. Prácticamente acababan de nacer, como quien dice.
Esto que os relato, me ha estado llenando durante tantísimos años, que a pesar de compaginarlo con estudios, siempre he echo un hueco en mi agenda, para invertirme en su " pequeño, loco mundo".

Ahora llegada mi madurez. Este verano, he tratado con personas de "la tercera edad". Esas personas ya son muy adultas. No te hablan igual, no te dicen: " mía, mía seño" ni "seño, me caigo".

No necesitan de tí, como apoyo para sostenerse en la vida. No ven en tí una seguridad. No te piden ayuda, cuando estan indefensos; son adultos.

Pero de igual manera, comparten sus sueños, su vida, de una manera casi insconciente.

Frases tan simples; como por ejemplo:

-Buenas tardes. ¿Cómo estamos hoy?. -¿Se encuentra bien hoy?....Hacen de ellos, una nueva perspectiva.

No es simplemente una clase;es algo más. Es saberles escuchar, es darles cariño, que salgan de su rutina, y de sus penas. Evitar que no piensen en si han ido al médico, o si sus hijos no les llaman por teléfono. Es hacerles, todavía sentir útiles, mostrarse con cariño, que tambien lo necesitan, ellos su vez, aportan experiencia en la vida, y sus consejos son siempre sabios.

Pienso..que no importa la edad, que todos necesitamos el cariño, ya que considero a la humanidad como seres sociables, aunque nos guste estar solos de vez en cuando. Yo opino que nacemos y vivimos para estar con las demás personas.

Pero cuando somos niños, necesitamos esa ayuda, para empezar a vivir, no nos valemos por nosotros mismos, y no sólo una ayuda motora en los quehaceres diarios; es algo más. Es formarnos como personas. Y esto lo hacemos desde que nacemos.

A diferencia de esa etapa, de niñez que parece que tenemos el apoyo de nuestros padres, hermanos, y demás familia, asi como tambien, educadores, proferores y demás.

En la etapa de la vejez, nos podemos sentir solos. Los hijos hacen su vida (cosa natural y satisfactoria). Pero .....aparte de esa soledad, a veces inevitable. Ya no se tiene la misma vitalidad, se van perdiendo las facultades físicas y a veces mentales. Y estas personas se sientes poco útiles. Es importante reforzar su autoestima, premiarles como a los niños cuando algo lo hacen bien, porque ellos tambien ven sus carencias. Y eso les duele. Aunque normalmente lo aceptan como "ley de vida", se entristecen.

Es en ese punto, donde los educadores, nos damos cuenta, lo agradecidos que son, ante el cariño. Y lo importante que puedes llegar a ser en sus vidas, aunque no nos demos cuenta, y tal vez, lo único que pensemos es que estamos siendo simpáticos y nada más. En todo esto hay un transfondo, más fuerte, un vínculo más sólido.

Asi pues, os animo amigos lectores, que si podeis compartir experiencias, con personas mayores, lo hagais. Es un bien, y no sólo para ellos.

miércoles, 25 de agosto de 2010

Transcurso


La esperanza, camina de mi lado.
Se hace pequeña, infundada y temerosa.
El temple de tu mirada, me despista, me ilusiona y me hunde.



El silencio, se apodera una vez más.
Es paciente, caprichoso y angustiado.
Las pesadillas se hacen congoja.

No sé, hasta dónde esperar.
No sé, si hay fundamento.
Huye, la ilusión...
Se eterniza, penetra, y hace mella.

El tiempo transcurre, sin pasar, no avisa.
Se hace presente, y parece agotarse.

Ante tanta desesperanza.....veo tu semblante.
Hace amago de luz.
Pero vuelve a desaparecer.
Viene y va, creando,destruyendo, haciendo y deshaciendo.

La lluvia vendrá, cambiará la estación; a su pasó todo mojará.
Humedecerá el camino, arrastrará las hojas, caerán despacio y me arrebatará todo.
Ya no habrá pensamiento que domine, no servirá de nada.
No habrán huellas en su paso, el invierno lo cubrirá.

Permanecerá el soplido del viento, haciéndose oir un silbido, pero no habrá sentimiento.
El frio, paralizará.

Ya no quedará.
Ya no vendrá.

Transcurrirá, y acabará.

martes, 24 de agosto de 2010

Falsas Costumbres - ALASKA








Heyyy Tristeza - Pereza





Y como dice Pereza:


No necesito velocidad, solo más viento que surfear...la olaaaaaa....



Eso quiero sentir el viento, y por qué no aprender a surfear. Que sí...que me voy de vacaciones, y una revolución de agitación se apodera de todo mi cuerpo....Y solo quiero bailar, moverme y no parar de mover mis pies: en plan Billy Elliot


No necesito mediocridad...Yo me permito desafiar..


Cuando te tengo cerca, algo de mi se aleja, de nuevo es la tristeza que rompe mi cabeza.


Y viajar...que sí,que me voy ya a Bruselas...por finnnnn,(my personal scape).

Pero antes de mi viaje,tengo muchas ganas de ir a la playa, y si no aprendo a surfear; siempre me queda la opción de cogerme unas aletas y un simple tubo. Y de esta manera, me pierdo mirando paisajes submarinos mágicos, que entran en mis pupilas haciendo desplegar un monton de colores, sensaciones, y bocanadas de agua fresca.


La ola que nos sacudió y nos escondió en algún mar



Me imagino:

... que en la profundidad del fondo marino, la luz se va apagando tenuamente, y me gustaría comprobarlo, pero con un simple tubo, no podría aunque quisiera.


El batido de piernas, golpeando con mi empeine el agua y mi respiración fuerte y profunda, llevan el ritmo de mis movimientos. Mi abrir y cerrar de ojos casi automático, me hace ver la arena al fondo,pero noto que, algunas algas, me impiden toda la visión, y aparece ante mi, una banda de peces, que nadan ligeros al sentirme cerca...

Es simple: mi cuerpo, un tubo.

Y a pesar de que toda su simpleza, es un hecho evitable, me asombra pensar en aquel hermoso paisaje marino.Visto así; un verde tan intenso, un mundo tan distinto, que armoniza mi pecho. Oigo mi respiración, ella fiel, me acompaña en mi visita al " mundo marino"


Esa experiencia, quiero volver a experimentar, en mis vacaciones.


Siempre soñamos que vuelva a pasar, y hoy que no ocurra más....



Ahora me encuentro, como si fuera la pócima de un laboratorio a punto de ebullición....


Así estoy ....llena de vida....

domingo, 22 de agosto de 2010

Tu corazón.



-Tengo miedo

-¿Qué temes?

-Tengo que descifrar tus sentimientos, tengo que mirar tu corazón.


-¿Acaso temes, mirar lo que hay dentro de él?

-Pienso, que me siento asustada de saltar al vacío.

-¿No lo ves claro?.

-No es sólo por tí. También tengo miedo de mí.
-Acabo de entrar en él, hay una telita fina, que lo tapa...veo colores difuminados a través.

-¿Qué te dice?

-Hay una tesitura de sentimientos, son bonitos, y se dirigen hacia varios caminos.Caminos encontrados, hay mucho amor en él.

-¿Y qué te comunica?

-Creo que suspira en gemidos, ha luchado con valentía buscando la felicidad, ha sido voluntarioso y siempre sincero, ha intentado hacer lo mejor, para que otros corazones no sufran. Ha medido las palabraa apocadamente, en el silencio. Es un buen corazón.

-¿Entonces de qué tienes miedo?

-De su fuerza, de su lógica, es fuerte y valeroso, no es como otros corazones.

-¿Pero tú piensas que ha sido dañado?

-Si, varias veces, por gente que no ha visto su precio. No sabían que este corazón, es capaz de amar con desafío y de manera entregada. Que traspasa toda su fuerza, para saber acariciar de verdad. Entregarse sin limites.

-Entra en él, no tengas miedo nunca más.

-Ya no tengo miedo, ya lo he comprobado, y aunque el cerebro, le ataca una y otra vez, en pensamientos confusos, el decide estallar, cuando no ve clara la razón. Es así, tiene el poder.

jueves, 19 de agosto de 2010

La Cafetería.



En aquella pequeña cafetería, mirando a través de los cristales, se encontraba Aroha....



Segundos antes, Danel había salido por la puerta. En otra ocasión, Aroha hubiera ido con él. Pero ese día no, ya no; todo marcaba el fin.


Ella tamborileaba los dedos sobre la mesa, pensando, mirando un punto fijo y perdido de aquel lugar indescifrable para ella. Sin ningún significado. Lloraba..

Lo más curioso es que recordaba la primera vez que había entrado con él. Danel y ella se jugaron ser amigos para siempre.Qué emocionante le pareció a Aroha, pues "el niño de sus ojos", le estaba contado como había cortado con su novia, y que ahora ya sería su "ex-novia".

Aroha, permanecía pendiente escuchado cada palabra que salía de la boca de Danel, como una esperanza para ella, y sintió el placer de consolarle, de enjugarse las lágrimas de Danel en sus mejillas,(de esto ya hace tres años. ¿Cómo iba a pensar que todo iba a ser un sufrimiento, o un gran calvario?).

Danel no estaba enamorado de Aroha, nunca lo estuvo; en cierto modo, la veía una chica simpática y graciosa, lo que el tampoco se daba cuenta, es que con el tiempo, Aroha se había convertido en alguien que necesitaba, era una especie de pilar de su vida: su amiga, su consuelo, su conciencia, sus consejos......era Ella.


Aroha siempre estuvo enamorada de Danel, pero lo que hizo un pesar en su vida, era aquella cafetería, y lo que hablaban en ella.

Tenían la costumbre de quedar los jueves, ellos vivían lejos, pero los jueves ella iba a dar clases de idiomas, y Danel trabajaba cerca. Pasaron tres años, quedando en la misma cafetería los jueves para hablar de ellos.

Danel salía de trabajar de una emisora de radio local (era más bien un pequeño hobbie, que un trabajo), y Aroha de la Escuela Oficial de Idiomas, y así pasaban un par de horas tomando habitualmente una especie de merienda-cena.

En un principio, su amistad era algo simpático y alegre. Cuando Danel estaba "libre" y sin novia. Ella embargó una gran esperanza, estaba loquita de remate por él. Hubiera echo lo que fuese: ser su novia, amante o amiga; qué mas dá, lo necesitaba a su lado, y con eso ya flotaba como sin gravedad se tratase. Le amaba....tantísimo que a veces lloraba al pensar en él.


Danel lo notaba, estaba latente el sentimiento, tan sólo había que mirarla al hablar con él: ojos llorosos entre alegría y nostalgia, sonrisa cercana, movimientos nerviosos y continuos, un sin fín y un largo etc..... Mucho amor desprendía, y eso empapaba su espacio.


Pero ella sufría, no se lo decía, no quería parecer absurda.Y mientras tanto..., Danel no fué delicado con ella, se aprovechó del sentimiento de Aroha(no pensó en el daño que sus palabras le podían hacer), y tristemente empezaron a venir las tardes, en las cuales, el le contaba sus amores con otras chicas.

Al principio, ella escuchaba como si no sintiera nada por él, como si él no le importara en sentido amoroso. Le aconsejaba, le escuchaba....

Pero no podía más, su corazón latía ya fuera del pecho, se empezó a dar cuenta, que le afectaba, que lloraba, que sufría.¡Se ahogaba, ante sus palabras!.


Aquella tarde, al pensar en su sufrimiento, engañó a Danel. Quedaron a la misma hora de todos los jueves, en la cafetería. No podía decirle que estaba enamorada, porque si él no se había dado cuenta (cosa que estaba segura de que sí). Tan solo quedaba el desconsuelo de que...¡ Sí se había dado cuenta!.¿Cómo no podía ver lo que era tan palpable?, y aún así.....decía estar con otras mujeres, y no con ella.

Así que, no quiso darle la satisfacción de decirle que era lo más importante para ella, y que hubiera dado todo por él. Ya era demasiado tarde; ya no tenía lugar decir nada. No, ya no era el momento, su dolor fraguaba en su pecho y la punzada de la última aventura de Danel, con una pelirroja extranjera, comentándole que era un"ser libre" para todas, era más que suficiciente para Aroha. Ya no había salida con él, tenía que escapar.


Sin más remedio, y muy a su pesar, tuvo que dar, el paso más doloroso para ella. ¡Apartarse de él, para siempre!.
Le dijo a Danel que se iba a trabajar lejos de la ciudad, que la cafetería había sido un sitio especial para ellos, pero que ya no volvería nunca más, que no la esperase, que no estaría.

Danel se quedó sin habla. ¿Que sería de su vida, sin ella?. No podía irse. Entonces Aroha por primera vez lloró ante él. Y Danel comprendió todo.

La besó, un cálido beso en los labios, el primer beso y el último. No dijo nada,tan sólo se quedó breves instantes mirándola, con mucha vergüenza, por no haberla sabido valorar antes,(pero ahora, todo lo que dijera ante ella, sonaría falso, aunque en su mirada, dió el destello de verdad, si la amaba...quizás de otra manera....pero si la amaba).

Era el momento, no debía prolongarse más, salió por la puerta.

Y allí quedó ella.



jueves, 12 de agosto de 2010

Reflexiones

He visto las estrellas, la tecnología ha aumentado su enorme capacidad, y ha llegado a conseguir que desde un móvil, se admita un programa donde puedes ver todo el sin fín del universo. Esta noche me he fijado en Vega, y he visto estrellas fugaces con mis propios ojos. Ha sido admirable.

Y así, en la playa ante la brisa de la noche, rodeada de piedrecitas que confortaban mi cuerpo, sola ante el universo, me he relajado. He dejado mi mente en blanco, mientras el sueño iba haciendo acto de presencia. Ahora que lo pienso, puedo transmitir una sensación de bienestar.La verdad es que, no he pensado en nadie en especial, simplemente he permitido que el tiempo pasara sin más. Y me ha sentado muy bien.

Mañana será otro día, tendré que decirte adiós, volverás a tu ciudad.Pero no me he sentido triste por tí.Por eso, creo que me siento agradecida. Has pasado por mi vida, sin dejar ningún vacío.

Tampoco he pensado en otros amores que ya no están conmigo, ni siente nada especial por mí. Pero tampoco me ha dolido, al igual que antes, doy gracias.

Aunque no hay tristeza en mi corazón, siento que mi vida tiene un rumbo confuso, es cómo si no pudiera controlar algo que pueda suceder en el futuro inmediato, porque no sé, que acontecimientos vendrán y si seré féliz o me causaran dolor.

La incertidumbre de mi corazón: relajado esta noche por los momentos de paz, pero sospechoso ya que volverán los instantes turbulentos, y no encuentro salida para afrontarlos.

Ya no tengo fuerzas para luchar más, ya no tengo ganas ni ímpetu para soportar más problemas. Creo que me dejaré llevar un tiempo, si la vida me permite asomarme disimuladamente y observar sus cauces, actuaré con pausa.

Sinceramente, en este período de tiempo, sólo me apetece encerrarme en los sueños de un libro interesante. Balbucear por la playa paseando, y disfrutando de la naturaleza, hasta que comience de nuevo la rutina del trabajo.

Con el tiempo, dejaré paso a la opción, de seguir conociendo, queriendo a nuevas personas, amando las cosas sencillas, que vengan a mi vida. Y así.....iré conociendo mi nuevo sendero

Una cita especial

Esta noche, he quedado con alguien especial. Me llamo Sandra, soy una chica bastante normal, no destaco por tener un físico atrayente. Mi cara es de lo más corriente y mi cuerpo es bastante sencillo. Pero hoy he estado contigo, y me has propuesto una cita.

He llegado a casa impaciente, debo estar algo nerviosa; me conozco. Mi armario estaba revuelto: se me olvidó ordenarlo. Frente al espejo no sabía que ropa ponerme para esta noche. -¡Quizás algo colorido o más bien algo clásico!. Jiuston tenemos un problema.

No paraba de preguntarme cómo le gustaría más a él,(parece bastante modernillo, a veces en plan surfista..otras veces elegante, y clásico).
-¿Tendrá dos personalidades?-me digo hablando sola. Creo que estoy fatal.

Aunque no le conozco tanto para opinar, es simplemente mi impresión.- me encierro en mis pensamientos, una y otra vez.

Esta falda es cortita y acentúa el moreno, creo que podría quedar bien. ¿Un top, camisa...? Uy, pues no sé. Ojalá tuviera ahora otra opinión femenina, o másculina...sería mejor.

Pero estoy sola junto a un enjambre de ropa, sin orden ni concierto. Tengo una gran duda; puede que una cena le gustara...ropa elegante y sencilla. Sí-me vuelvo aturullar pensando.

Pero...a lo mejor, un bañito en una playa a la luz de la luna, sea algo especial. Un biquini o bañador mejor.

Bueno me tengo que ir primero a trabajar..asi que me llevo los dos atuendos, -.¿Y sí le llamo cuando salga del trabajo y le pregunto qué le apetece más?...(pues a la bolsa todo)-¡ Ay...que se arruga!..Voy a planchar.... Mis nervios me impiden pensar con claridad.

-¡Maquillaje!. Sí:

1. Base de cara
2. Colorete rosita (que me dé un tono suave a mis mejillas)
3. Algo de rimel y eyes line (los ojitos negros, deben parecer más grandes).
4. Un brillo rosita en los labios ( eso es jovial)



Entonces pienso, que todo este lio mental, es a causa de no haber tenido una verdadera cita en meses. Bueno cita....( Bueno yo estaré por aqui...emm ..estaría bien, que si quieres, pues ...podemos vernos..a mi me viene bien...si quieres..no lo digo como estamos cerquita...es eso...que, vamos tomamos algo, o vamos a cenar...).Algo así....¿se le puede llamar cita?( no coment por favor).

Pues.......¡Cham..chamm!.

Yap!!!..Lo tengo todo..me falta que me deseéis mucha suerteeeeeeeeeee!!!!




miércoles, 11 de agosto de 2010

El despertar


Cuando acumulas el aire de la mañana, te sientes viva y llena de energía.
Te apetece hacer cosas nuevas, viajar a sitios diferentes, retozar entre experiencias,que te aportan nuevas vivencias.


Me miro en el espejo retrovisor y dices esta soy yo. Sí; una chica nueva y estupenda.
Es como si ya no me acordara de los momentos que me hacen sufrir. Porque sé, que en nada estaré contigo. Arranco, tan sólo veinte kilómetros, media hora como mucho para que puedas disfrutarme. No ha pasado el tiempo, estoy mejor que antes, soy diferente.

Tu me has renovado, tu me has dado brillo, alegría, y buenos momentos.

-¿No te has dado cuenta?-.Cuando estoy contigo soy más féliz.
-¿No me miras a los ojos y brillan?-.Sí, sabes que sí.

Puede, que no sepas que es por tí. Quizás creas que siempre tengo el mismo brillo.
Pero yo si me percato, que no siempre estoy con los sentidos a flor de piel.
A veces estoy decaida, sin fuerzas, como si me pesara la vida.

Pero, en los breves momentos que te tengo, todo eso desaparece, me recupero.
-¡Estás aquí, por fín!.- Has venido.

No sabía de tu vida. Andaba perdida en esperazas ya desaparecidas. Miraba horizontes equivocados, no tenía conciencia de lo que iba a suceder en realidad.

Pero tu me lo has mostrado, me has mirado, ahora ya sé cual es el camino correcto. No debo perderme en sueños inacabados, en personas que no me dan la felicidad, que prolongan momentos que no conducen a nada, solo desesperanza.

Son personas, que me confunden que no me hacen bien. Quieren estar conmigo pero no me dan paz, alegría ni buenos momentos.

Hoy he despertado, me propuse ser realista. Y hoy se acabó el sueño inacabado de la infelicidad.



lunes, 9 de agosto de 2010

Gracias por un día de playa tan chuli :) EL CANTO DEL LOCO - LA SUERTE DE MI VIDA



;)


No sé si pensar, si eres el angel que cuida mi camino..
No sé si pensar, si me merezco todo este cariño..
Que has visto en mi, que me regalas tu verdad y tu cielo, que en esta vida ya no quiero otros besos y cada dia tu me das tu total..
Y quiero pensar, quiero sentirte siempre muy cerca mio..
Y quiero pensar, que eres la suerte que me arropa del frio..
Que has visto en mi, que me regalas tu verdad y tu cielo, que en esta vida ya no quiero otros besos y cada dia tu me das tu total..
Y pienso..si no existes yo me muero, en mi cabeza vive un sueño, y se ha echo realidad..
Y quiero..contarle al mundo entero, que tu vida es lo que quiero, y que tu eres mi mitad..
No quiero morir, si te ausencia tu sonrisa de niña..
Dependo de ti, si estás mal por lo que núnca sonrias, que es lo que has visto tu en mi,que me regalas tu verdad y tu cielo, que en esta vida ya no quiero otros besos y cada dia tu me das tu total..
Y pienso..si no existes yo me muero, en mi cabeza vive un sueño, y seh a echo realidad..
Y quiero..contarle al mundo entero, que tu vida es lo que quiero, y que tu eres mi mitad..
Y voy, a darte mi alma y mi verdad..repuse heridas sin pensar..que tu eres la suerte de mi vida..
Y voy, mirarte al morirme y a luchar,vibrar de alegria y quererte a más..que tu eres la suerte de mi vida..

domingo, 8 de agosto de 2010

Por mis recuerdos

Hay recuerdos que los guardamos para siempre, como estela cambian con los años, pero siempre retenemos lo principal.
La primera vez que te ví en tu ciudad, estuvimos paseando, me llevaste a una cafetería, y tomamos un zumo muy extraño. Nos reimos mucho y hablamos de nosotros.
La segunda vez que te ví, fuimos a cenar, era un bar de tapeo, y luego me acompañaste paseando por la calles más céntrica de tu ciudad: caminamos entre risas, tu me ibas comentando cositas pintorescas, me hacía tan féliz...que pude emocionarme.
La tercera vez que te ví me llevaste de compras. Era Navidad, y me enseñaste lo más típico de tu hermosa tierra: aquellas tiendecitas de gran sofisticación, un paseo elegante, por unas calles poderosas en historia. (tierra que acoge emigrantes de todas las partes del mundo). Me alucinaba tan sólo con pensarlo.
Así pues, te he visto sólamente tres veces en tu tierra, y he respirado tu aire, he paseado por tus calles, he sentido grandes emociones en tu entorno. Y quizás podría haberte visto más, pero no ha sido el destino o el momento.
Ahora tú, revoloteas por mi paisajes, acaricias mi aire, el sol te da en la cara, y te bañas en el Mediterráneo.
Ahora tú estás aqui como tantos veranos; vuelves una y otra vez, te gusta lo que te ofrece el cálido aroma mediterráneo.
Caminas por la arena y tus pies se hunden, tu cara toma un color tan peculiar nuestro, muestras el moreno que el viento se plasma en tu cara, y estás tan guapo, pareces tan juvenil, que me sonrojo con verte.
No dejes de venir, quiero enseñarte un mundo diferente al tuyo. Te puedo ofrecer suaves veladas, paseo a la orilla de la playa, presentarte a mis amigos. Y descubrir el encanto de la playa.

Y con todo esto, te dejo tu canción preferida de mis bares......también son recuerdos tuyos. Me dijiste que sentías la emoción cuando sonaba...y te envolvias de alegria.

viernes, 6 de agosto de 2010

Un paseo lejano

La imagen de una nueva luz, es sin duda la imagen de una nueva sensación.
Veo tu video que me has mandado, estás por Londres; en Trafalgar Square, sales con tus amigos.
Veo luz en tu rostro, chispazos de felicidad.
Me dices que estás deseando venir y contarme tantas cosas.....
¡Cuántas alegría, risas, abrazos, y veo que eres féliz!.

Dices que me recuerdas, que me echas de menos.
Dices que a pesar de mi personalidad, agitada y nerviosa. No sabes cómo te doy tanta paz.

Cuando he visto tu video, me ha dado mucha risa, y cariño, me ha echo ilusión.
A la vez nostalgia, y tristeza porque yo también quiero compartir momentos felices.


Veía el cielo, estaba con un color oscuro azulado, encapotado por unas nubes. Aunque era de día, yo hubiera imaginado que más bien iba cayendo la tarde. En las calles se presentaba bullicio, se apreciaban turistas... En el restaurante tu pizza parecía diferente, todo se veía distinto, tu cara era más pálida, pero tenías un gran aspecto. Estabas interesante.

Se oía una voz lejana, y tu sonrisa me hace sentir, que estás disfrutando, me dices que vas a muchas fiestas, y que tenías ganas de pasar unos días así. Pero no encuentras sentirte tan bien, como en tu ciudad, con tus amigos, y que después de pasar noches de fiesta, necesitas volver a casa.

Ahora dices, que te apetecería hacer otro tipo de viaje, con alguien que puedas disfrutar de verdad: de paseos, reuniones, pasar el tiempo charlando y riendo.


Y dices:

- Quiero un paseo que no sea interrumpido por nada, que al mirar la hora me encuentre perdido porque me da igual el tiempo.

¡No se acabará la noche junto la persona amada!

¡No se terminará el día!

¡No encontraré el límite de tiempo!. -Porque no lo busco.


Y te digo:

Creo que ya se que estás buscando.



Camino lenta, por senderos del destino, sigo el rumbo inacabado de una esperanza. Mi intuición me dice que no es el momento de pensar, que por mucho recapacitar no vendrá la felicidad a mí. Debo dejarme llevar, leer en los ojos de quién me quiere, y en su corazón, y descifrar sus recovecos más profundos. Y sí encuentro, lo que sueño en su amor...entoces, precipitarme sin dudar y acariciar cada momento como si fuera el único, inacabable, y profundo. Saborear un instante, que deje paso a...

un paseo lejano.....Ahora hablaré yo:

-No importa qué país, nación. ¡Importas tú!



domingo, 1 de agosto de 2010

Verano 2010- San Pedro




Cae la tarde, la brisa acompaña el momento, estoy en un pequeño lago salado, donde dicen que tiene propiedades curativas. Los pelícanos vuelan a ras del agua. Es una reserva natural protegida. Entre dunas y agua los flamecos acompañan el entorno.





Pedaleando en mi bici, el aire recorre mi cara con la sesanción abrumadora y cegadora, de una puesta de sol anaranjada y brillante. El sol parece cumplir su misión, me calienta y el aire me refresca al mismo tiempo.¡Qué momento!. Todo en esta vida se debería describir con palabras, pero es difícil expresar de una manera para que todo el mundo pudiera sentir, ese momento de libertad: abrir los ojos y divagar en palabras, porque te relajas tanto que apenas puedes comunicar, simplemente quieres que el vientecillo de la tarde te sacuda en plena cara, y no pensar en nada más, quieres transmitir al mundo que no puedes hacer nada, simplemente disfrutar del momento, es tuyo y del viento.





Llega la noche, las estrellas se hacen protagonistas, algunas farolas situadas en la salida del parque natural, parecen programadas para encender la noche, no es luz natural, aunque se quedan ahí, entornando su luz eléctrica, y tan sólo son el reflejo apagado o más bien escondido innecesario ante la luz esplendorosa del satélite Luna.

Es hora de ir a casa, volver a la ciudad. Ya no se apreciará la naturaleza. Este momento de grandeza parece desvanecerse, conforme vas conduciendo por la carretera, ya has abandonado tu bici pero siempre deseosa de otro fin de semana: ardiente, sosegado, fuerte y vivaz.

Pasea por la sal, envuélvete de sus golas y encañizadas. ¡Ven a San Pedro del Pinatar!.¡Disfruta de un lugar único!








Es hora de ir a casa, volver a la ciudad. Ya no se apreciará la naturaleza, ese momento de grandeza parece desvanecerse, conforme vas conduciendo por la carretera, ya has abandonado tu bici, siempre deseosa de otro fin de semana: ardiente, sosegado, fuerte y vivaz.

Pasea por la sal, envuélvete de sus golas y encañizadas. ¡Ven a San Pedro del Pinatar!