viernes, 28 de mayo de 2010

En un mundo maldito Capítulo 22



-Eh, oiga señora; -Aquí es.
- La biblioteca.. a su derecha...-¿Se...?
-¿Señooora?- Me dice el taxista, mientras gira la cara para mirarme, como si de un sueño me despertase.

-Sí, vale, vale. Tenga, quédese con el cambio.-Apenas le escucho, estoy demasiado ensimismada en mi pequeño mundo.

Me bajo apresurada y miro.....medio embobada...porque nada que veo...me recuerda a mi vida.

Delante de mí, la biblioteca se alza sobre mí sobria y firme. Es un edificio de piedra, parece un cuartel reformado, porque su pórtico principal....da paso a su estilo militar. Viéndolo, recuerdo que mi ciudad es militar, asi que...es posible...sonrio...-¿qué es posible?.
-me digo...No, Victoria, no es posible..simplemente han cuidado los detalles.


Aunque durante mi trayecto en el taxi, he estado pensando en recuerdos de mi vida, y me ha reconfortado, pero ahora debo ponerme en acción, si quiero descubrir que está pasando realmente.


Camino con seguridad, y entro en ella, es cuando veo que hay una chica en el mostrador. Pues la impresión que me da, es de una especie humanoide extraño. Me mira...se gira..pero no me pide carnet, ni nada. Aprovecho para entrar.

No hay nadie en la sala de estudio, siento un pequeño escalofrío. Me coloco enfrente de una mesa pongo mis puños en ella, y dejo caer mi cabeza. En este momento siento un gran vacío, no hay sonidos, ni murmullos, no hay vida. Es como si yo solita me hubiera metido en la boca del lobo. -¿Pero qué otra cosa puedo hacer, así como me encuentro tan desorientada?.

Es como la sensación que se tiene a veces, de querer hacer las cosas bien, para que todo funcione, ser buena, ser diplomática, ser correcta, voluntariosa...y aún así, no consigues nada de lo que quieres. Pues algo parecido...es lo que siento en estos momentos.

Me siento y me pongo frente un ordenador, busco en google los nombres de los medicamentos..


Trás buscar con apresuramiento...veo que uno de ellos contiene un compuesto químico muy fuerte, que provoca deterioro pausadamente en el cerebro, afectando a los procesos de memoria y pensamiento..

Sique Victoria...sigue ...que casi lo tienes....-me digo...para darme ánimos.

Siquiente medicamento, a ver que me dice de este:

Bien....este medicamento...miro, miro....-Aquí

Tiene una sustancia química, que daña algunas células del cerebro.

-¿Péro que tipo de gente...y con que fín?

Ahora mi piel se eriza..ante una sensación de miedo, y mis ojos contienen unas lágrimas forzadas, que no pueden salir....Estoy asustada, realmente.....Creo que me convertiran en una especie de vegetal para ellos, a mi también, si no consigo salir de aquí.

Sigo leyendo.....

Efectos secundarios

Estas personas, deben ser vigiladas, pues es probable que en dosis elevadas, no recuerden donde están, y actúan sin razonamiento, por el daño sucesivo y paulatino en el cerebro..


Bingo....Aquí os queria ver. Y sobretodo a ti Javier, que me decías que no me acordaba ....¿Cómo se puede ser tan malo?.Porque tú si que estás actuando con coherencia, tú si que no has tomado medicamentos, tú trabajas en esa empresa, que los suministras.

Eres.... ¡Tú..Javier!.... el enemigo.....ahora lo sé.




No hay comentarios: