martes, 26 de abril de 2016

Como si fuera el final ( Parte I)

Mi mundo se desrrumbaba y caía dulce por una pendiente, capaz de rodar por ella hasta alcanzar unas piedrecillas. Lo veía muy cercano a pesar de que rodaba con  velocidad con recuerdos que se agolpaban como el meneo que iba sintiendo al caer.

Entre tantos flashes te ví y logré recordarte, casi fugaz porque volvían a amontonarse otros momentos vividos, yo creo que era la luz lo que encontraba al final lo que me daba la calma. 

Entre vaivén y vaivén, me dije que mi vida se escapaba como el último objetivo de mi vida cumplida. Ahí es verdad que no sentí calma, sentí que algo parecido a un escalofrío me recorría pero ya no sabía por donde se escaparía esa energía, pues notaba que volaba sin cuerpo material.

Llegué como a una especie de gruta, y recordé lo mucho que me gustaba la Prehistoria (mi asignatura preferida) cuando la estudié  y pensé será un premio venir aquí, como si me quisieran quitar la curiosidad que  tanto dolor de cabeza me provo al estudiarla. Puede que así fuera.

Las estalagmitas y estalartitas eran preciosas se iban agrupando y destellaban un brillo que se reflejaba en el agua. Me acordé de Nerja, y entonces sentí paz.

Creí comprender que cada humano se dirigía a su destino final como en vida había soñado. Lo curioso es que habían otros como yo diambulado, aunque no conocía a nadie  sus sonrisas también me recordaban a personas que había amado.


Continuará...    
 

domingo, 17 de abril de 2016

domingo, 10 de abril de 2016

De museo


 Exposición de Tutankamon, Museo Augusteum de Cartagena



 Me he ido con mi madre, así se pasea.

Me ha encantado. Aunque eran copias estaba muy bonito. La guia ha  hablado de las diferentes Dinastías, El Imperio Antiguo, Medio, Nuevo hasta llegar a la Dinastía Ptolemática. También de los diferentes faraones con sus dioses, y rituales.
 
 La muerte y la momificación con sus rituales para llegar al más allá. Como se embalsamaban, y se sacaban los órganos vitales del cuerpo del faraón para meterlos en vasos canópicos, menos el corazón que era importante que llegara bien al otro mundo. El cerebro lo sacaban por los orificios de la nariz, (qué curiosidad) Al secar el cuerpo se conservaba en buen estado y así perduraría muchos siglos. Nos ha contado que se vendaban con sus amuletos y con unas estatuillas que representaban a los sirvientes para cuando llegaran al Juicio de Osiris y pasaran al más allá pudieran servirles, así como la apertura de la boca para poder comer, o los ojos. La foto del barco era el transporte para ir al más allá. Nos ha contado el sol lo importante que era para el dios Amenofis, llamado Akenaton por su culto a Aton,  se hizo monoteista, porque era extraño ya que los egipcios siempre han sido politeistas, aún así su reinado duró lo que duró y luego todo fue destruido para volver a creer en todos los dioses y volver a ser politeistas) y bueno más curiosidades, el caso es que me ha encantado, muchos saludos mis queridos lectores :)