martes, 30 de agosto de 2011

Vuelve Septiembre

Cae el ritmo de la vida, pero llega Septiembre, parece que todos necesitamos volver a nuestra rutina, por lo menos creo que con las vacaciones nos desorientamos, bueno depende..lo normal es ponerse triste con la vuelta del trabajo, pero a mi me pasa lo contario, ¿será verdad que necesitamos un orden en nuestra vida?, es curioso....llegan las vacaciones y estoy deseando, pero luego no es que sea adicta al trabajo, pero cuando no trabajo me pongo tonta y me entristezco, parece que al principio es excitante, porque sales, vas a la playa, pero después eso no te llena del todo y un día es igual a otro y no tiene mucho sentido, yo necesito trabajar, canalizar mi energía, no puedo estar sin mi horario, mis compañeros, , mi quehaceres, qué raro, pero me pongo muy triste con muchos días de vacaciones, me consuela ir a la biblioteca, es como también tener una obligación, y ver la gente estudiar, y eso, me anima. Ja,ja.

domingo, 28 de agosto de 2011

The Strokes - Someday

Pensativa

Aquella chica tenía miedo.....



Sentía unas ganas increibles de salir a la calle y verle, pero no podía, se paralizaba, le atormentaba el recuerdo de una relación anterior, y pensaba que siempre iba a ser igual, y que tendría una y otra vez alguna decepción.

Pero por otro lado, Alberto, soñaba con el color grisáceo de sus ojos, y no podia dejar de imaginar su pelo caído por los hombros y sus labios jugosos con un destello rojizo y algo brillante en la parte central de dichos labios, que le aumentaba de manera natural su volumen, y la hacía muy sexy.

Ella se había pintado los ojos de verde palo y contrastaban con el azul-grisáceo de ojos. Se veía natural, pensativa, con ganas de en centésimas de segundo, coger y despertar de sus pensamientos ausentes y bajar a la realidad.

Su hermana la llamaba:- Almudena ¿no vas a salir a ver a Alberto?.
-¿Cómo?, ¡ahhh Alberto!,sí...o no sé..
-Zoli ¿tú crees que será como siempre?, y tendrás que volver a ver en mis ojos esa expresión triste y de desconfianza.

-No, no seas así, Alberto es una persona diferente, es sincero, mira, os he visto juntos, y te ama, no seas así -te repito-, no todas las personas son iguales, hay muchas que tienen corazón. Dale una oportunidad, dásela..

La línea dejó de funcionar, y retumbaba en su cabeza; dale una oportunidad.

Hoy sería el día ideal, se había maquillado y se encontraba muy bonita y natural, pero eso era lo de menos, porque se encontraba pensativa, y por muy guapa que estuviera, no le acompañaban sus sentimientos y pensamientos, en definitiva su ánimo no era suficiente y se seguía confusa: ella, tenía miedo.

Cerró la puerta del armario, y se dijo así misma:- hoy no, quizás otro día-, pero en el fondo sabía que le costaría ir a verle, y recobrar la confianza.


viernes, 26 de agosto de 2011

Monologo Rabinovich

Un rinconcito

Hoy he soñado.. sí, hoy he soñado que todo cambiaba, que sí había salida, que sí podíamos remediar lo que una vez tanto nos dolió, que nada era imposible,y que se acabaría por borrar el dolor, y la tristeza, el amargo sabor de la incomprensión o del orgullo.

Hoy he pensado, que podía mirarte a los ojos, y no sentir presión en mi pecho, que sería capaz de encontrar tu grandeza y tu dulzura, -aquellas bonitas cualidades de las que un día me enamoré-.

Y sentir de nuevo tu pelo moverse junto al mío, sin dejar sombra de melancolía.

Y alzar la vista sin dudar si tus ojos mienten o dicen la verdad, ocultan o son sinceros.

Y dejarme llevar por tí....

Y.....¡no, no, ahora!. Ven....por favor.

Llévame contigo, hoy creo que es posible, porque he soñado en tu mundo, y he encontrado un hueco factible para mi corazón, un lugar donde no hay dolor -un rinconcito blandito, para no sufrir si caigo- y allí quedarme hasta que tú me quieras tanto y tanto, que me dejes vivir en él.













domingo, 21 de agosto de 2011

El Castillo Ambulante musica

Una casa en la playa

Ayer estuve en casa de una amiga, se ha comprado con su marido una planta baja, muy espaciosa, y bueno la casa está genial. Pero me quedé pensando que, había algo que no me gustaba mucho, respecto a mi personalidad, esa casa tenía otras adosadas, y se veía las terrazas colindantes de otros vecinos. Me pareció como un poco intimidatorio, puesto que, cuando hablabas un poco alto, casi se podían casi escuchar las conversaciones, entonces pensé que, ese tipo de casa de playa no iba conmigo.

Luego pensé en un piso o apartamento pequeñito, para meter poquitas cosas, que sea alto y que tengas vistas al mar , en el que pueda entrar el viento con total libertad o el sol, en cuyo lugar, encuentres algo de paz, para que no te vean los vecinos y pensé que podría tener una terracita para sentir la vista al mar y estar tranquila.

Creo que eso estaría mejor.





viernes, 19 de agosto de 2011

No sigas con tus pasos.

Su mirada ausente destrozaba su inquietante corazón.
-¿Qué pasó con los días que convivíamos en confianza?-.¿Dónde se han quedado?.

Estás alejado, sin arroparme el corazón, el cual clama por sentir un poco de consuelo.
Pero ...-¿dónde estás?, porque siempre he sentido tu calor, -¿por qué ahora me siento tan sóla?.

La noche me entristece, se apaga sin compasión, miro el suelo, está rocoso, y con pendiente, el cual simula tu alejamiento, y me cuesta subir la cuesta hacia tus manos. -¡No, no, párate!, no sigas con tus pasos, estoy perdida, sin refugio, no me dejes por favor, no hagas que suplique,-es muy lamentable-. Te necesito a mi lado, aunque sólo sea un momento, porque ese pequeño momento es mi vida, ¿no lo entiendes?, no me abandones así.

En lo alto de la montaña, miro hacia abajo, mi sudor recorre mi frente, llega a mi pecho, está rojo y ardiente, pero no te veo, mis manos empiezan a sudar, un sudor pegajoso, tembloroso, no te veo, me encojo, me siento pequeña, empiezo a llorar.

No puedo seguir así, necesito tus brazos, ¿cómo podría llegar a ellos?. Dame una pista, la seguiré, no importa hacia donde me lleve, porque mis ojos se desorbitan, no alcanzan a mirar más allá, no tengo visión, mi cuerpo se desrrumba y caigo al suelo, me quedo ausente, dormida como tú.











martes, 16 de agosto de 2011

ABC All of my heart (full) Sencillamente una preciosidad





Once upon a time when we were friends

I gave you my heart. the story ends

No happy ever after, now were friends



Wish upon a star if that might help

The stars collide if you decide

Wish upon a star if that might help



What’s it like to have loved and to lose her touch?

What’s it like to have loved and to lose that much?



Well I hope and I pray

That maybe someday

You’ll walk in the room with my heart

Add and subtract

But as a matter of fact

Now that you’re gone I still want you back

Remembering

Surrendering

Remembering that part

All of my heart



Spilling up pink silk and coffee lace

You hook me up, I rendevouz at your place

Your lipstick and your lip gloss seals my fate



Sentimental powers might help you now

But skip the hearts and flowers, skip the ivory towers

You’ll be disappointed and I’ll lose a friend



No I won’t be told there’s a crock of gold

At the end of the rainbow

Or that pleasure and pain, sunshine and rain

Might make this love grow



But I hope and I pray

That maybe someday

You’ll walk in the room with my heart

Add and subtract

But as a matter of fact

Now that you’re gone I still want you back

Remembering

Surrendering

The kindest cut’s the cruellest part

All of my heart



Yes I hope and I pray

That maybe someday

You’ll walk in the room with my heart

And I shrug and I say

That maybe today

You’ll come home soon

Surrendering

Remembering

Surrendering that part-all of my heart



All of my heart











No tenía miedo






Ella no tenía miedo a mostrarse tal y como era, se consideraba una persona diferente, porque....ella no era falsa, y no trataba de hacerse la simpática en el trabajo para caer bien, o para tener más éxito, ella era como era, y no había más.

Sabía que había gente, que no entendía cómo siendo tan expresiva en sus sentimientos y pensamientos, cómo no ocultando nada, podía sobrevivir a un mundo enredado por el engaño y las malas artes.

Sin hipocresía, siendo tolerante, y diciendo la verdad, se encontraba a veces sóla.

¿Tal vez era desagradable, decir siempre la verdad?. ¿Acaso las personas, no estamos predispuestas a escuchar las cosas como son?.

Sabía que le traería problemas, pero no sabía cambiar. No le importaba enfrentarse a su jefe con aplomo y seguridad, y decirle que todo lo hacía mal, y que era un explotador. Claro, así no la contratarían más.

No le importaba poner cara de asco cuando un amigo se creía con derecho para acariciarla, y claro no volvería a llamarla.

Tenía un caracter para algunas personas bastante difícil y complicado.

Pero ella sabía lo que tenía, se tenía a ella misma, y eso la hacía seguir hacia delante sin demora y con paso firme, y salvo las penas que le iban transcurriendo, se sentía orgullosa de ella misma.











Muy simplificado, son caracteristicas sencillas,pero sirve para repasar , y recordar fachadas y plantas a nivel general:)

domingo, 14 de agosto de 2011

Video: DOLMEN - Parque Natural del Estrecho (Tarifa, Cádiz)

Video: El arte rupestre de la CUEVA del MORO (Tarifa, Cádiz)

Companeros de oficina V parte

Ella hablaba de Gabriel con Mireya....


Pues sí, fue así, comimos juntos, seguimos trabajando, y por la noche decidimos ir a cenar, yo no sé, si fue aquel pub, la música lo que nos hizo acariciarnos y yo pensé que había cierta complicidad, estaba tan emocionada, que decidí que fueramos a casa, y la verdad, es que pasamos una noche maravillosa, sé qué estás pensando...pero no, estuvimos en casa besándonos, y nos quedamos durmiendo, a la mañana siguiente era sábado, el se levantó rápido y se fue al salón, allí se puso a ver un documental que ponían, y yo al levantarme hice el desayuno, y me dijo seguidamente- ¿te importa si me dejas en el coche?, y entonces, le dejé y apenas dijo nada, yo tampoco porque se me notaba una cierta tristeza mezclada con decepción,no entendía esa prisa por marcharse, dime -¿por qué no se quedó conmigo a pasar el día, era festivo?. Yo sabía que algo andaba mal, y al dejarle en el coche, me dijo muy serio, nos vemos el lunes. -¿Nos vemos el lunes?, pero si no ha pasado nada que tengamos que avergonzarnos, al revés para mi fue romántico y tierno, ninguna intención de buscar nada más que sentirnos bien juntos.-¿qué demonios le pasó?.

-Mira bonita, -dijo Mireya, no mires donde no hay, cuando una persona sale despedida como alma que lleva el diablo, no hay nada más, hasta ahí hemos llegado.

-Sí, eso pensé, por eso mi tristeza y decepción y algo de cabreo por supuesto,pero no es justo que después una noche maravillosa, al día siguiente un jarro de agua fría, no es justo -dijo, mientras le caían unas lágrimas de pena. -Soy una tonta....


-No lo eres- ahora era Mireya quien se enfadaba-, a ti te gusta, y lo has intentado, déjalo pasar, olvídalo, y ahora, nos vamos a dar una vuelta y a comer un helado, en veinte minutos paso a por ti.

-Gracias, Mireya ¿qué haría yo si tú no me dieras tu cariño?-hablaba sin fuerzas.

-Anda, no seas tontarra, voy a por ti.

jueves, 11 de agosto de 2011

miércoles, 10 de agosto de 2011

Estrella fugaz

Cuando la noche me acune, dime que estás ahí, y el calor estrellado brille, dime que puedes verme. Más distante que las estrellas, más firmes en su cielo,- tú eres diferente-, así fugaz, como mi deseo, me visitas esta noche y me pides que brille contigo, que me puedes llevar a donde yo quiera, y que no importa la gente, ni el mundo terrenal, que en tu cielo, tan sólo existe otra estrella como tú y esa soy yo.

No te apagues nunca, no me dejes brillar sóla, sin tí, no tengo fuerzas, ni empeño, ni uniformidad en mi energía.

Soy como aquella estrella caída en medio de un desierto, que yace y no es vista por nadie, no tendré valor, no seré yo.

Vuelve conmigo estrella fugaz, hazme compañía en la noche, y dame tu esplendor.


Sin tí no volveré a brillar.











BON JOVI - The Captain Crush and the beauty Queen from mars (Subt. Ingle...

Espero que te guste:)¡qué envidia me das!!!!

Cueva del Buxu

martes, 9 de agosto de 2011

Una vecina extraña.

Andaba desnuda por su cuarto en busca de su ropa interior, había entrado al cuarto y recordaba a su extraña vecina, una mujer de avanzada edad, con un aire de alocamiento y algo maniática, ella pensaba que era la edad, pero tenía aquella mujer algo peculiar, -en parte la asustaba-. Parecía que seguía sus pasos y la controlaba de una manera que daba miedo, no era la típica persona cotilla que controla a los vecinos en general, había algo en su cara, en su forma de mirar, que le entraba pavor.

Cerró la ventana, y corrió las cortinas, de esta forma no se sentía intimadada.

Carlos iba a llegar de un momento a otro y le iba a preparar la cena.

Corrió a ponerse a un vestido muy sexy que le marcaba muy bien la silueta. El timbre sonaba, mierda..se me ha caído el brillo de labios y rueda por el baño.

Elena abre la puerta, un tanto mosqueada consigo misma (no estaba del todo arreglada para Carlos)

Hola Carlos, -mira Elena disimulando su agravio.

Hola, cielo, oye...¿quién es tu vecina?, se me ha quedado mirando con un aire algo desagradable, buff se me ponen los pelos de punta con esta mujer.

Ay sí, lo siento amor, es una mujer muy extraña, a mi me pone mal cuerpo y de forma literal te lo digo.

-Bueno, bueno, olvidemos a ese vejestorio y hagamos la cena, traigo de todo-dijo Carlos sonriendo y olvidando el incidente.

-Ahh, sí, estoy deseando, pero cielo, te importa mientras dejas las cosas, es que me has pillado a medio arreglar.

-¿Lo dices en serio?, no me lo puedo creer, si estás estupenda, ja, ja anda vente conmigo preciosa, olvida esos potingues que no te hacen más bella de lo que eres, y empieza a besarme ya..que lo necesito.

-iQué buena idea! um...con lo que me gustan tus labios, no me tientes que ni cenamos jaja....


Así , pasaron una noche especial de enamorados, pero su vecina desde la otra casa, no podía evitar oir la felicidad que soplaba por las puertas, la envídia la corroía, su vida había sido muy desgraciada, quedó viuda de un hombre que le dió mala vida, y nunca la amó.

Pero no importaban sus celos, el amor que había en aquel apartamento rompío con sentimientos tan miserables, que ni su manera mala de mirar, ni su manera de asustar, impidió que esa pareja fuera feliz.







Te extraño

En esta cálida tarde de verano, recuerdo tu sonrisa, aquella que iluminaba mi cara cada vez que la miraba, recuerdo tus palabras al hablarme, de las cuales, mi cerebro no sabía encajar sus frases con un significado coherente, era tan sólo un murmullo, puesto que mi principal atención era escuchar tu suave voz.

Recuerdo los momentos que pasamos juntos, como compartíamos la naturaleza, que actuaba de marco, y sentíamos el aire llegaba a nuestra cara, en una suave caricia. Cómo te esperaba, para que te acercaras, implorando todo tu cariño, Esa mirada de espontaneidad y muy juvenil que llenaba mi mundo por completo.

Ahora, te extraño y pienso en lo que estarás haciendo, y con quién compartirás tu vida ahora.

Me preocupa no tener el tiempo y ni el momento para que compartamos pequeñas cosas como antes.

Me preocupa que mis sentimientos quedaran escondidos y no los dejara salir, por miedo a que te asustaras de lo mucho que te quería. Entonces sólo dejé salir una parte de ellos, que se ahogaban y mientras mis ojos se empañaban de impotencia, comprendí; que te debía dejar volar, que debía no tener pena ni dolor, que tu alma se espaciara y la vida nos templara.

Y ahora vivo la vida, en suave compañía de tu recuerdo.










lunes, 8 de agosto de 2011

jueves, 4 de agosto de 2011

Una habitación extraña




Luces destellantes, la noche asusta, vuelta a casa y un faro que alumbra una pequeña calle muy oscura, ¿de dónde vienen aquellas luces?-miraba Juan hacia arriba.

Era propable que llegaran de un viejo dormitorio, cuya ventana cargada en celosía de piedra, se antojaba un lugar de antaño, y casi inexistente.

Una mujer asomaba su melena y la parte izquierda de su cara.


Luces de colores.

Sí, esa mujer debía tener la habitación empañada de lamparas de colores que tras el asomo de la cortina corrida, daban sensación de un lugar extraño.

Juan, subió por el portal, estaba curiosamente abierto, y la escalera medio caída, parecía deslizarse hacia un lado, una pendiente inclinación.

La mujer, le había observado y abrió la puerta.

Era una habitación oscura, llena de focos de colores, había una cama muy baja, casi pegada al suelo. Una sábana medio corrida tapaba el colchón, el cual se encontraba al aire.

-¿Quién eres?-dijo la mujer medio asustada.
-Pues yo..nadie en realidad, y tú ¿vives aquí?.
-Es la casa de mi tio, he venido de fuera, y él ha salido de viaje, estoy sóla -una voz perdida casi sin pronunciarse y con un giro de cabeza fijo hacia sus ojos, le respondió sin dejar pasar el tiempo.
-Pero no te confundas, no quiero compañía, sí eso era lo que pensabas, no mires más mi cama, por favor sal de mi casa.

-No he venido en busca de compañía, sólo era curiosidad-contestó Juan con cierto aire de repulsión al ver la extraña estancia.

-No busques algo bonito aquí, no existe, no es lo que crees, esto es la realidad, o por lo menos mi realidad- respondió medio angustiada la mujer.

Su cara mostraba angustia, hastío, pero a la vez una dulzura que quizás proviniera de un tiempo pasado, tal vez, como si ya le quedara poco de inocencia y la cual tímidamente iluminara fugazmente en su rostro.

-Creo que ya he encontrado la belleza, es tu expresión la que me ha dado la confirmación.

-Gracias, sí es cierto, yo solía gustar, pero ahora estoy acabada, no tengo casa, ni dinero, y mi belleza se va desmoronando con los devenires de la vida, y además el hombre al que amaba me abandonó, por eso estoy aquí.

-Deberías ver el sol, y la luz, pero dime....¿por qué tienes esos focos de luces? desde fuera, parece un sitio extraño -no paraba de mirar la luz.

-Pues, es mi ilusión, me hace sentir menos triste, me da inspiración, yo tengo un hobby me gusta la pintura, y con esta luz descubro una nueva perspectiva que nadie ha sabido plasmar.

(Qué mujer más caótica, pero a la vez cuanta sensibilidad en sus manos) - miraba de reojo y pensaba en silencio.

-No me contestes ahora, y duerme o pinta, o lo que quieras, mañana vendré y te llevaré de mi mano a ver el sol.

-Quizás no me encuentres ya.

lunes, 1 de agosto de 2011

Nightswimming LIVE






Compañeros de oficina IV






Un beso profundo, deseado con fuerza y pasión selló un deseo.

Pero pasaron los días...

Ella volvía a la oficina con la gran ilusión de volverle a ver, y pensando en salir pronto para poder emprender el comienzo de su amor. Pero.. (en el fondo de su pensamiento, tenía grandes dudas, a pesar de ello, su corazón ilusionado le impedía ver, aunque no se consideraba una estúpida, pensaba que él se merecía una oportunidad por parte de ella sin desconfianzas). De este modo empezaba el nuevo día:

-Hola Gabi, buenos días -le miraba con una ilusión nueva en sus ojos.

-Hola preciosa, uy que falda más sexy-¿tiene algo que ver conmigo tu nuevo look?-miraba con cierto aire pícaro de seguridad.

-¿Qué dices?,si esta falta es de lo más decorosa, ja, ja- es mi nueva falda cinturón- ja, ja.

-Uff, pues te sienta de vicio-la miraba con deseo, algo sonrojado.

-Bueno, bueno, empecemos a trabajar. Ya nos vemos para comer-le guiñó el ojo con una mirada muy sensual.

En su asiento, el corazón le latía muy fuerte, no podía contener la emoción de que llegaran las dos de la tarde y compartir la hora de la comida con su nuevo amor.

Gabriel desde el suyo, notaba su deseo por ella, pero en el fondo de su corazón se sentía algo falso, sabía que la había besado pero fue algo impulsivo; hubiera besado a otra chica igual, se dejó llevar por un deseo, pero en el fondo él sabía bien que no compartía los sentimientos amorosos que tenía su nueva amiga.

Nunca había sido un hombre fiel al amor, pero tampoco era un ser deshonesto, ni le gustaba jugar con los sentimientos, él solía hablar claro a sus amiguitas diciéndolo que sólo quería un ratito de placer y nada más. Pero esta vez era diferente, le daba miedo decirla la verdad, tenía miedo a hacerla daño, porque su dulzura, su alegría, y ese beso-indudablemente era amor- eso le hacía sentir un ser villano y le estaba causando una incomodidad que no solía sentir.

Ahora miraba con el rabillo del ojo al asiento de su chica, y ella le correspondía con unos ojitos de enamorada, y una sonrisa que le cautivaba -una mezcla entre inocencia y un tono salvaje que le cubría el pelo rizado y revuelto, siempre a su aire-.

Ahora Gabriel, bajaba la mirada decaída y se preguntaba para sus adentros: -¿Y ahora qué puedo hacer?