jueves, 31 de diciembre de 2015

En mi rincón



Yo que estoy aquí, te leo y me imagino todas las letras que escribes como parte de un cuento que te lleva a imaginar cosas que nunca imaginaría si no fuera por tus textos. Me dejo llevar como mundos fantásticos y psicológicos entremezclados en un tono agridulce y con algo de moraleja.
 
Me gusta que estés en mi rincón me hace sentir bien y completa, puesto que,  de alguna forma estás ahí en un mundo virtual cercano que casi te puedo tocar los dedos.

A veces te imagino escribiendo y pensando, mirando tus letras y tienes varias expresiones que intento buscar de alguna manera en mi imaginación. Entonces entro y a veces cuando me da el corazón te comento con o sin fundamento dejo mi huella marcada en lo que he intentado compartir contigo.

Me hace feliz tus cuentos, poesías y me alegra que continúes y no abandones, porque eres parte de mi rincón

sábado, 26 de diciembre de 2015

Un efímero recuerdo

Anoche en sueños me acordé del latido de tu corazón. Yo creo que tú no percibíste que alguna vez me acosté en tu pecho y lo escuché. Es que cielo creo que existen tantos momentos que ya no recordamos, que...pues, que mis ojos miran hacia abajo sin esperanza y con mucha tristeza.

Cuando la vida me lleva de un sitio para otro en mi rutina diaria, no recuerdo cosas de ti, pero ahora que tengo más tiempo y que es Navidad, me entristece pensar que no te he olvidado.


Mis sueños me recrean tu sonrisa, tus mejillas compartiendo la piel con las mías. Pero son tan sólo sueños.

En un instante, cuando bajo a la realidad  me encuentro a mi misma andando  y descubro mi sombra  que ya no deja paso a la tuya ,en ese momento  entra la soledad sin yo querer. Al mirar el cielo su color ya no es tan transparente y tierno sin tu ojos miel. 
Me siento tan sensible, cuando veces  llueve  y creo que son tus lágrimas que las envías para que se fundan con mis ojos y por lo menos estar juntos de alguna manera, sin que yo pueda llorar.

Por eso mi cielo en algunos momentos olvidado y en otros cerquita en mi paso por la vida. 

Aunque ya no veas mis letras, espero que de alguna manera casi instintiva se cuelen por alguna parte de tu pensamiento y recuerdes algo, aunque sea tan sólo un efímero recuerdo sin querer....Es Navidad y te quiero.



jueves, 24 de diciembre de 2015

miércoles, 23 de diciembre de 2015

¿Qué es la Navidad?

Un toque de brisa fresca para recordar que, no puedes pasar sin......la cena del trabajo con borrachera incluida, hincharte a comprar cosas inútiles pero con brillo jaja , y a comer porque todo el mundo quiere celebrar, y claro está se celebra con comida y bebida los siguientes eventos: merienda con chocolate, aperitivo con sidra, que si ....un montón de comida y bebida que el cuerpo claro está resiente, y eso sin nombrar el gasto de regalos a todo quisque: (a los compañeros de amigo invisible, a los parientes, amigos etc....)

Y digo yo.... -¿Cuándo queda tiempo para decir interiormente y poder reflexionar?-. A ver.. si  pensamos que es una creencia, pues lo propio es ir a ver un belén o  dar ayuda a quien lo necesita, o no sé una misa, una bendición en la mesa de Nochebuena. Pienso que Navidad no  es estar como locos celebrando una creencia religiosa sin pensar en los demás, solo en un ligue de Nochevieja que irá medio borracho/a  o en voy a comer langontistos y me hincho a turrrón.

Gracias a Dios, (nunca mejor dicho hay que gente que no actúa así). Hay personas que no piensan que todo es ponerse un gorro de Papa Noel, o de Reno jaaa( cosa extraña, pues por ejemplo, donde vivo yo ni nieva y si lo piensas con calma queda de lo más raro).
Yo de verdad os deseo que seáis felices que si queréis un helado no es obligatorio un mazapán y si queréis ir a Canarias a tomar un plátano mientras lo hagáis con amor y cariño hacia los más necesitados, todo será perfecto  Os pido que no os dejéis llevar por el materialismo absurdo que os prometo que no os dará la felicidad).


Un beso a los lectores y Feliz Navidad a todos, con mis deseos sinceros de que hagáis lo que hagáis sea con el corazón.



viernes, 11 de diciembre de 2015

A tu vuelta

Sentí un gran frío aquella mañana en la cual  te marcharte, porque sabía que a tu vuelta te casarías conmigo. No controlo el tiempo, pero sí mis sentimientos. 
Hablan del matrimonio con gran alegría, es pues un suceso o evento, que da paso tras un noviazgo. Pero en mi caso tuve miedo de equivocarme, sabía que te amaba tantísimo que la piel se erizaba ante tu presencia, pero también sabía que si me casaba contigo sufriría porque aunque tú me decías que me amabas...yo,  a veces notaba que no era ni la mitad de sentimiento de lo que yo sentía por ti. Y que yo al contrario conservaba a buen recuado y seguro bajo  mi piel. Y yo me preguntaba...-. ¿Me ama lo suficiente?- y mi cabeza me susurraba:"si él no me amase no se casaría conmigo"-. 

Yo.....................................................................................................
........... amaba su silencio cuando nos sentábamos en el faro a ver el mar, amaba su mirada de compresión y amor cuando se posaba en mis ojos. Yo sabía de sobra que él era el único lugar del mundo donde  tenía que habitar. Y por eso temblaba de dolor y amor y   aún así, crucé los dedos y dije....si digo que No, mi dolor será de por vida.

Así como un hecho crucial, a la vuelta de su partida con en el corazón latente por el miedo y el amor, ante aquella dura emoción... Pienso que todo será a la vuelta.




lunes, 7 de diciembre de 2015

Llega la Navidad


con mi mami pasando un día juntas
El sonido de tus besos enlazados en mi cuello me da calor y no comprendo que hoy estés especialmente cariñoso. Nos acariciamos despacio y arropados en la humedad del día, logramos alzar la vista y llegar a ver las luces -llega la Navidad-.

 El aire es frío y parece que te fueras a mojar de la brisa del mar. La mañana se ha levantado con olor a pastelillos recién hechos por las panaderías. La gente no para de moverse de un lado a otro, su único  pensamiento es comprar, comparar y patear. Parece de locos pero es como si todo el mundo te saludara y piensas que en  otras ocasiones ni siquiera te miran. Pero cuando llega este tiempo todo el mundo mira, pregunta por tus familiares, y parece... o dan a entender que se preocupan. Y no entiendes, pero sigues andando y la Iglesia también rebosa, cuando en otras épocas no parece tener tanta concurrencia, sigues, y ves que la gente compra décimos como si sueño fuera tan sólo el dinero, y piensas qué locura de sociedad.

La Navidad era algo que tenía que ver con una religión, y ahora no sé ni lo que es, pero el caso es que a pesar de los extraños comportamientos de algunas personas, a mi me encanta.

Veo el belén de la plaza y recuerdo cuando era niña, luego me acuerdo de los puestos de hippies y del bolso de cuero con chapa de "rock and roll"

que me compré a los quince, y veo que es una época dulce, y sensible que me hace sentir que tengo un poco de más chispa.

domingo, 6 de diciembre de 2015

Estoy emocionada, salvo que mi vida es un no parar, y ni  fijarme en la ropa que llevo, quizás sea una pequeña recompensa. 
Y a veces los sueños se cumplen, pues ya tengo mi viaje a Italia, me han dicho que el 22 pase a recoger mi billete para Roma, por fin algo de luz bonita en unas Navidades con un tanto de ruinas, termas y coliseo :)