viernes, 31 de enero de 2014


Todo lo que te preocupa parece agrandarse porque tienes miedo de no estar a la altura de tus metas y no poder superar tus proyectos. Te exiges, y pierdes el color de la vida.


La vida es mucho más que lo que simplemente percibes superficialmente. Para mí,  es poder  saborear lo que viene bueno y malo, porque  son mis momentos y tenemos que vivirlos y levantarnos y dar gracias al cielo que los superamos con fuerza.
 No debemos perder el impulso, porque es lo que nos mueve en la vida, y es lo que nos hace andar, saltar, y reir, y decir ¡qué más da! ya pasará....y vendrá algo mejor.

 Es como debo orientar mis pasos.

 Yo la guío y debería hacerla bonita aunque no lo parezca o la gente no crea que tenga suerte. Es personal: es mía y  tuya y créamosla preciosa como somos o por lo menos como nos sentimos.


jueves, 30 de enero de 2014

jueves, 23 de enero de 2014

Tu corazón no se ve

 Penas ahogadas en el tiempo, no encuentro una salida para encontrar tu luz, no tengo idea de tu vida, ni lo que te ocurre, ni sé ya nada de tí. Te perdí entre mi vida y ya nunca más supe salir, y porque estoy perdida, me gustaría saber si alguna vez encontraré el sentido. No podría volver a esperar, no tengo fuerzas ni ánimos tan sólo me pregunto...y no encuentro una esperanza para saber más de tu corazón.

sábado, 11 de enero de 2014

SENTIDOS

Sombras perdidas de ayer, las pienso y parezco enloquecer
Sentidos dormidos, necesitan ausentar...

una solución que no parece llegar.


Se avecina el tiempo y se duerme en gris
Mirada perdida en un cristal
Tus ojos envueltos en un velo cristalino con sal

Mira y no dejes de pensar
El tiempo no quiere pasar
En donde habitas encontrás el sentido a algo crucial

No actúes sin saber quien vigila detrás
Puede que no consigas salvar
Tu alma que no viven en paz


jueves, 2 de enero de 2014

Corre, vuela y salta

Tú, respiras en mí, juegas con mis labios y pareces sacudir mis temblores cuando ante tí me veo.

Es el nerviosismo de verte reir, salir y poder sentir el frío invierno en nuestras manos al encontrarse.

Posees esa extraña templaza que me hace morir de paz.

Y eres el fuego de mi piel cuando la logras expandir.

Yo, soy alma vibrar, cuando llega es pues un torbellino a gritar.

Envuelves poder ante mi presencia, y salimos corriendo de la mano, sin rumbo, sin saber donde podríamos llegar juntos.

Pero estamos ahí, vibrando sin parar, riéndonos a voces en el viento que se difunden.

Corre, vuela y salta.