miércoles, 29 de septiembre de 2010

No quiero verte sufrir, se me parte el corazón. A pesar que estaba en la calle con mi amiga, he pensado en tí, y la pena me inundaba por momentos. Pensaba en tí, he visto tus fotos, eras tan féliz, la risa se pronunciaba dándote tanto cariño. Y ahora veo tus ojos tristes, vacíos. No podía dejarlo pasar y he ido a verte, me has dicho que se te había olvidado comer, tenías que dormir. Y yo te veo diambulando sin sentido.

Tienes que salir fuera, ver el mundo, acariciar la vida y olvidar. Quizás sus palabras duras te han echo abrir los ojos. Yo siento que te hagan daño, ya sabes lo mucho que te quiero, y me preocupo por tí.





Tendrás momentos felices, te lo prometo, haré de tu vida algo nuevo, un nuevo comenzar.

Te quiero





Con todos mis deseos que un día olvides, y ya verás que todo pasará y encontrarás el amor de un hombre que sepa estar contigo siempre.

Dices que te vas, yo no lo esperaba, había puesto tantas ilusiones en tí, que no comprendo que ha pasado. Todo parece desvanecerse, en esta húmeda tarde de domingo.
Te sientas a mi lado, es tu cumpleaños, y yo te he regalado un libro de filosofía oriental de esos que tanto te gustan. Todavía albergaba la esperanza de que no te fueras de mi vida, pero tu me miras, y te noto ausente.
Dices, que quieres hacer tu vida, tienes planes, proyectos, viajes, y yo no estoy en ellos. Me dices que ya no sientes lo mismo, que quieres tu libertad. Pero yo no comprendo, como podrás vivir sin mí, después de tantos años juntos, de todo lo compartido, y de todos esos momentos tan tuyos y míos, que compartíamos a diario.








¿Qué te ha pasado?. ¿Y ahora dime..qué hago yo con mi vida, sí tú no estás en ella?.

Cuantos interrogantes, cuanta necesidad de respuesta. Y te miro, y no veo contestación.
Te sientes mal, por el daño que me haces, tanto es así, que no me respondes, que el hielo congela el momento, en una tarde húmeda de otoño.

Deberías haberme avisado, porque una vez yo fuí valiente, y dejé todo por tí, mi antigua pareja, mis amigos, mi casa. He trabajado duro y he intentado hacer un hogar lo más placentero posible: un hogar bonito. Para darte las mejores comodidades, e invitarte a los sitios más bonitos que he podido.

Tú también fuiste bueno conmigo siempre, me has ayudado a todo, has sido cariñoso, es por eso...que por más que pienso, y después de tanto años juntos, qué es lo que ha pasado, cuando los dos hemos puesto lo mejor de nosotros para hacer un bonito hogar.

No hay respuestas a mis preguntas, quizás con el tiempo ya no estés ausente, y me escuches, por el momento, yo cierro esta puerta, no puedo verte así, no puedo verme así, y no puedo ver que los dos estamos sentados el uno al lado del otro, pero el abismo nos separa sin piedad. Adiós

lunes, 27 de septiembre de 2010

Otoño

La lluvía furiosa y enojada,golpeaba mi persiana entreabierta,despertándome sin piedad. Seis de la mañana y no puedo dormir. Me levanto y me hago café y tostadas, siempre me da satisfacción levantarme temprano y tomar un buen desayuno.

Hoy por primera vez en mucho tiempo, he sentido la temperatura fría al despertar, anuncia sin duda el otoño. Aunque es curioso pensar que, hace dos días que me seguía bañando, aunque me tomaban por loca,pero es que a decir verdad, yo no sé vivir sin estar en el agua, creo que soy una humana-acuática, es cierto me deprime no estar en ella. Yo creo que ya es parte de mi medio para vivir. Prefiero el mar, pero cuando no se soporta el frío ni con mi neopreno, opto por la piscina.Ya se que no es lo mismo, pero me puedo sumergir, que para mí en un principio es lo que me da la vida.


Mi madre dice siempre, que me gusta el agua, porque nací en septiembre, y que aunque a finales de mes, mi madre en aquellos entonces se bañaba también, y dice que por poco no nazco allí mismo. Pero tuve suerte nací de madrugada, y la pillé durmiendo.


Bueno esta entrada no tiene pies ni cabeza, os contaré que, es cierto que me ha despertado la lluvia, y eso que yo tengo un dormir profundo, pero......es que eran golpes continuos de lluvia torrencial, que luego ha parado..aunque ya, para entonces no podía dormir, y ante el aburrimiento de esperar la hora de irme, pues me he metido aquí ha escribir algo...Y bueno ....ya si que me voy a preparar que son casi las ocho.:)Hasta otro ratito.

En aquella calle.



En aquella plaza, patinaban los niños. Era diciembre, y el ambiente era totalmente navideño. Yo iba abrigada, pero me sentía desnuda,sin ropa y temblaba. Había esperado tanto tiempo para reunirme contigo, que mis manos se agitaban ante el temblor de mis dedos. Tuve la firmeza y te llamé por teléfono. Me hubiera gustado decirte:

Cielo te amo y te espero.

Pero miré alrededor y contemplé el bulllicio de los niños y también de familias con muchas bolsas que venían de hacer las típicas compras de las fechas. Hubo un momento, en el cual se me nubló toda mi visión, no podía ver nada, la calle ante mis ojos quedó completamente vacía. En ese instante tu me preguntabas: qué dónde me encontraba, pero yo no pude decirte más nada que, tan sólo un par de tonterías, como que me había metido en un gran almacén de moda y estaba haciendo tiempo a que vinieras. Algo superfluo, nada ocurrente, pero no podía decirte que mi corazón palpitaba acelerado, que mi vista se quedaba en blanco, y que me estaba mareando un poco.

Apareciste, estabas guapo, interesante, como yo esperaba después de tanto tiempo, y me calmé un poco. No sé si fueron las farolas que marcaban el paso de luz a los caminantes,o tal vez, el olor a castañas calientes en Navidad. Creo que pudo ser ver a los niños jugando, con una expresión de felicidad. El caso es, que recobré mis sentidos dormidos, y empecé a hablarte, a reir contigo y a disfrutar de una bonita noche junto a tí.

Recuerdo, el aroma de tu cara al besar mis mejillas, el destello de tus ojos buscando los míos, el abrazo en mis brazos dándome calor, tu sonrisa, tus gestos, tu persona en sí.

No sé, si te volveré a ver, sí seguirá siendo igual, puede que hayas cambiado, o puede que el tiempo esfumara ese momento para hacerlo presente y eterno.

Pienso, que incluso si volviera a verte, sería mejor, que tus elocuentes palabras volverían a conquistar mi corazón, que tu pausada voz haría mella en mis oidos. Y tu calor arropararía como la noche se pinta de escenario a las estrellas, tu calor...cielo mío, así arroparía a mi dulce y frágil corazón.

Pienso que si volviera verte....todo sería cálido y sereno.





Se acaban las vacaciones, volver a empezar y bueno volver a estudiar "Historia del Arte". Estoy loca.¡A mi edad!:S. Pero quiero hacer algo que me guste....nunca he estudiado nada que me guste, por eso de que son carreras que no tienen salidas, me incliné a estudiar cosas más prácticas. Peroooo....ya es hora de hacer algo que de verdad me guste..Ya os iré contando qué tal me va...



domingo, 26 de septiembre de 2010

Tú, te paseas por mi piel, te resbalas por mi brazos, te revuelves en mi cuerpo.

Tú, abrazas mi sonrisa, parpadeas con tus ojos el recorrido de mi cara.

Tú, sonries sin mesura, das luz a tus mejillas que se posan en las mías.


Yo, acaricio con mis manos tus oidos, al susurrar las palabras que delatan el amor, que penetra en el aire, el sonido de mi voz.

Yo, que busco con mis brazos el comienzo de tu cintura. Y al rozar.. mis sentidos se dilatan en busca de tu espalda.

Tú y yo, abrazados con templaza, el recorrido de nuestra piel.

Tú y yo, imaginamos nuevos paisajes, que se acumulen en nuestros ojos, y se entrelacen con nuestro amor.





¿Qué es la perfección en las personas?.

Y sí tu hijo, tiene un problema desde la perspectiva de la sociedad.

Me encontré con Rafael, todos decían que tenía un gran problema, que no se comportaba como los demás niños.Tenía obstáculos en la comunicación con otras personas, en la imaginación, planificación e inclusive en la reciprocidad emocional. Era incapaz de establecer una interacción social; se aislaba.

Pero,tan sólo es un niño que necesita ayuda.

¿Y quién no la necesita?.


La madre de Rafael, luchaba sin cesar, lo llevaba a pedagogos, que le ayudaban a alcanzar un desarrollo óptimo. Así fué, como Rafael iba mejorando día a día.

El médico dijo, que la causa es que tenía una anomalía en las conexiones neuronales. Empleó vocablo muy científico. Nada de eso ayudó a Rafael. Incluso le dijo en palabras más sencillas que su mente estaba dormida.

También le vino a explicar que su hijo basaba su conducta en lo que veía, no en lo que imaginaba ni pensaba.

Todo este mundo complejo de Rafael, hizo que su madre, se planteara cómo actuar con su hijo.

Empezó a pensar en qué se diferenciaba su hijo. Y se percató de varias conductas, por ejemplo:

Mi hijo cuando mira, mantiene la mirada perdida.
Le veo jugar con objetos, que no sabe ni para qué sirve.
No me sigue, cuando intento hacer que imite mis movimientos.
En el colegio, mi hijo no habla con los demás, y balbucea algunos sonidos.
No recuerda a los demás niños, le cuesta identificarlos.
Repite movimientos como si fueran su ritual diario.
Era incapacidad para desarrollar relaciones con los demás apropiadas para el nivel de desarrollo.
Mi hijo no respondía ante mis señales de afecto, y viceversa, no mostraba afecto por nadie.

La madre de Rafael, leyó todo sobre el trastorno mental de su hijo, incluso buscó un grupo de apoyo, se puso en contacto con otros padres.

Miró muchas terapias, y se armó de valor. Ella y el mundo de su hijo, entonces le dedicó tiempo, le enseñó poco a poco, algunos aprendizajes sencillos como: las formas, los colores y le enseñó a hablar de la forma más correctamente posible.

Todo fué costoso en tiempo y dinero, pero luchó, e hizo de ello " un niño perfecto"; a pesar que sabía que su enfermedad no tenía cura, intentó que su desarrrollo intelecutal y emocional fuera avanzando con éxito.

Y así seguirá luchando para hacer un niño perfecto ante la sociedad.

Rafael, muestra interés por pequeñas cosas, y ya sabe besar a su madre. Todo un éxito.

Un leve inciso.







Simplemente quiero hacer un alto en el camino y agradecer a las personas que leen mi blog. Ya que a veces pienso que nadie lo lee. Puesto que yo empecé este blog, por una persona que me dió la idea, y que aprecio. Pero lo empecé a escribir mayormente y sinceramente para poder expresar mis sentimientos y emociones con historias,que aunque las cuales son inventadas, si reflejan parte de mi estado de emoción en ese momento.

Puesto que esto para mí, es una especie de evasión a los problemas diarios, he descubierto que hay gente que lo lee. Por eso..dar las gracias a todos de corazón, a todos los que me siguen, intentaré dar lo mejor de mí misma.

Un beso a todos.

Victoria.

sábado, 25 de septiembre de 2010

En un momento me amas.

Te ví casi por última vez en el callejón que daba a mi puerta. No sabía cómo decírtelo, tu tenías tantas chicas que amabas y te amaban, que yo no podía demostrarte que mi corazón únicamente latía por tí. Hubiera parecido algo tonta, y aún más, conociendo tu éxito con las mujeres.

Así que te mentí, te dije que tenía muchas citas, que por mi vida pasaron muchos hombres, que estaba llena de glamour.

Y tú me creíste.





Casi enloqueciste de celos, por primera vez, te diste cuenta de lo mucho que me amabas. Investigaste mi vida, mis amigos, los sitios que visitaba etc.....

No podías más que sorprenderte, al ver que no existía tal número de citas, ni tantos compromiso. Todo era mentira, en realidad viste quién era: una chica sencilla con una vida de lo más normal.

Pensaste en tus otras mujeres, en tu vida de juerga y libertad. Y decidiste aparentar que me creías, y dejarme marchar.

Así, antes de marcharte quedaste conmigo para decirme:

-Tienes muchos chicos a tus pies, y yo tengo un viaje para ir a ver a una chica francesa, asi que, aquí acaba todo, seremos amigos eso no lo dudes.-me dijiste

-Bueno....pero yo estoy dispuesta a esperarte.-te respondí.

-Déjame que te acompañe al aeropuerto....

- Está bien.-balbuceaste.

Antes de poder entrar a la zona de embargue, mis ojos lloraban. Tu comprendiste mi amor.

- Sabes yo, estoy apenada que te vas, y no lo puedo evitar esto de emocionarme por tí, pero no te preocupes, tengo mis noches de pasión, citas, amores, todo fiesta ...fiesta.

-Ya, bueno, yo no sé que decir.

-No digas nada.

Te giraste para entrar, y entonces tu cabeza dió vueltas confuso, y respiraste hondo:

-Mira Victoria, te quiero.

-Y yo a tí más.

-¿Lo sabes, verdad?

-Sí, lo sé, antes de que tu lo supieras.


-Tuve miedo...no por mí, sino por tí, me asustaste, ví como me amabas, como me mirabas, como llorabas, y no sabía que hacer con todo eso.

-Pero....que yo te ame tanto, no significa, que te quite tu libertad, que tengamos que estar juntos, ni siquiera un compromiso.

Te amo, porque lo siento, y lo demuestro, pero no te pido.....

-Pues yo te daré, sin que me pidas, te daré mi cariño, te daré mi amor. Vente conmigo

-¿Adónde?

-No sé, ni dónde, ni cuánto tiempo.Probemos sólamente.¡Vente conmigo!.

-¡Sí!... cielo, si.

jueves, 23 de septiembre de 2010

miércoles, 22 de septiembre de 2010

¿Qué es la convivencia?



Es encontrar a una persona que te acompañe en la vida.

Es poder pasear, y contarle cosas divertidas mientra él te coge la mano y te mira con dulzura sonriéndote.

Es venir nerviosa del trabajo, preparar una cena sencilla, y poder sentarse a ver una peli.

Tumbarte en un sofá, encima de sus rodillas mientras lees un libro.

Es recogerle del trabajo, mientras llueve y abrazarte al cogijo de un paragüas, saliendo corriendo al coche para no mojarse.

Es ir a comprar, y convencerle de cuales son los productos más eficaces.

Es enfadarte un día, irte a otra habitación, y entre sollozos darte cuenta de lo mucho que le quieres, volver junto a él y decirle...¿me perdonas,cielo?. Y acto seguido fundirte en un abrazo tierno, e ir a hacer el amor de la manera más dulce y sensible que nunca hayas imaginado.

Es estar agobiada, hablar muy deprisa, con nervios, y que su voz te calme.

Es saber estar cuando las cosas no marchan como vosotros habíais pensado.

Perdonarle sus dudas y errores, porque le quieres y confías en él.

Creerle a pesar de las circunstancias, a pesar de lo inevitable, o de las opiniones de la gente, y seguir a su lado.

Es estar con él, cuando tiene fiebre, acompándole en la cama, y haciéndole reir.

Es no tener tiempo, pero buscar cinco minutos para darle un beso.

Es sufrir y amar a la misma vez.

Soñar con él, esperar lo mejor de él, saber que no es perfecto, que habrá días, que no tenga ganas de hablar, que no tenga ganas de abrazar, pero continuar a su lado, a veces en silencio, otras veces apoyándolo a tomar sus propias decisiones, a no cambiarle, y dejarle expresarse tal como es. Sin vergüenza, sin temores.

Puede que existan momentos irremediablemente románticos que llenen tu vida de felicidiad. Pero habrá días rutinarios, que puede que se pase un poquillo lo de mirarse, o entenderse...pero, darse cuenta de ello, y buscar un fin de semana para hacer una escapada a un sitio relajante, y poder darse un baño tibio de espuma, con un cóctel de frutas, resbalando tus piernas por las suyas, y buscándo en el otro, su dulce cara de amor.

Es llegar a casa, y ver que hay desorden y ponerse como locos a limpiar, mientras notas, lo diferente que es a tí en la manera de limpiar y poner orden, y empezar a discutir por tonterías.Pero cuando la casa ya esté totalmente limpia, hacer una pizza, y comerla en el balcón disfrutando del día.

Es acostarse en la cama y ponerle una pierna encima suya, que él te la aparte y te diga: -No seas pesada, quita eso de ahí. Y tu responderle: ¿Así...qué quieres pelea?.
Y empezar a jugar...El amor también es un juego.

La convivencia, tiene que ser así, momentos bellos y otros muy penosos. Aunque pienso, que cuando dos personas se quieren, no hay discursión de más de dos minutos, hacer las paces en otros dos, simplemente porque están enamorados.


Boy George Karma Chameleon

Desert loving in your eyes
All the way
If i listen to your lies would you say
I'm a man without conviction
I'm a man who doesn't know
How to sell a contradiction
You come and go
You come and go

Karma karma karma karma
Karma chameleon
You come and go
You come and go
Loving would be easy
If your colours were like my dream
Red, gold and green
Red, gold and green

Didn't hear your wicked words
Every day
And you used to be so sweet
I heard you say
That my love was an addiction
When we cling
Our love is strong
When you go
You're gone forever
You string along
You string along

Every day is like survival
You're my lover
Not my rival
Every day is like survival
You're my lover
Not my rival

I'm a man with conviction
I'm a man who doesn't know
How to sell a contradiction
You come and go
You come and go

martes, 21 de septiembre de 2010

El bullicio de la vida.



¿Qué pasa con la vida?. ¿Por qué estamos todo el día empeñados en hacer mil cosas a la vez?. Hablamos, nos reímos, sentimos nervios...Y digo yo..¿Desconectamos cada quince minutos, cinco minutos, dos minutos....o más bien, pasamos de una cosa a otra pensando en lo anterior, o mejor dicho, la aparcamos y comenzamos de nuevo con algo diferente?.

Fijaros en un día corriente....una auténtica locura. Entras y sales, hablas y te callas, trabajas y paras....Sí pensaramos en todas las cosas que hacemos a lo largo de un día, ese pensamiento nos agotaría.

Yo creo, que estamos aprendiendo en todo momento, cada persona que se relaciona con nosotros nos aporta algo, y cada tarea, que realizamos, nos dá una cierta experencia.
Somos como unos seres de reflejos continuos, mirando, gesticulando, aprendiendo....más bien serían tareas motoras.

Pero también sentimos, nos ilusionamos, nos decepcionamos, nos aburrimos,luchamos y no paramos de sentir, expresar, durante todo el día.

¿Pero lo pensamos, cuándo el día se acaba?. Indudablemente, no podríamos pensar todo, recordar todo. Nos saturaríamos.

Qué complejo es el ser humano, a veces lo pienso.....

lunes, 20 de septiembre de 2010

No despertó.

Decían de ella, que era una chica de expresión triste, algo solitaria, que caminaba cada tarde al caer el sol por un paseo marítimo. Era siempre el mismo paseo, a veces la cautivaba el sol, otras veces la empapaba la lluvia, pero siempre andaba sobre sus pasos, todos los días. Su amante la abandonó. Ella le había entregado el corazón y hasta el último soplido de su alma, pero no fué suficiente, para impedir lo inevitable, no la quería, no lo suficiente.

Y ella allí quedó, paseando por el mismo camino el cual había recorrido con él, intentando recordar sus palabras, y respirar el mismo aire.

Decían de ella, que no volvería a enamorarse, que entregó tanta pasión que no había más que ofrecer, un hueco vacío sin fondo, así era su corazón, encogido y temoroso.

La gente al pasar, la miraba, se apenaban de ella, despertaba una gran lástima. Ella no quería saber del mundo, vivía en el suyo propio, se aferró tanto al pasado, que nada ni nadie le importaba lo más mínimo.

Decían.....que no saldría de su encierro, pasarían los años, y seguiría sin despertar..

Y pasaron los años, pero no despertó, cambió de paseo, cambió de hogar, marchó hacia un rumbo lejano.

Pero no despertó.

El chico de corazón caliente.

Existía en un lugar costero, un chico que tenía un gran problema, o al menos así lo veía él, siempre tenía el corazón caliente ante el amor.

Lo notó cuando llegó a la adolescencia; como todos los chicos de su edad, y sin ninguna premisa al respecto, crearon una pandilla de colegio, y salían después de clase a una cafetería para charlar con las chicas. Por aquellos entonces, por primera vez, se dió cuenta, que no era como los demás.

Notaba como sus amigos, se interesaban por las chicas, y fíjándose en ello, pues en algunos casos se enamoraban perdidamente de manera soñadora, como se comprende el amor a esa edad pero.....otras veces era más un simple tonteo, sin sentimientos, simplemente porque era la edad, y se sentían así, con ganas de experimentar.

Pues en el caso de este chico, siempre era con sentimientos, no podía besar a una chica sin antes amarla. Para él, todo esto era complicado.

Una mañana de otoño, se acercó a la Biblioteca Municipal de la ciudad, quería estudiar para su examen. Y esta biblioteca en cuestión, que no tenía nada que ver con esas amplias bibliotecas de mesas compartidas y una gran luminosidad. Al contario de todo lo que conocía él, era más bien un cálido espacio reducido, con moqueta. En cada mesa de estudio había una lamparita colgando redonda y color amarillo, pues estas mesitas, eran de madera oscura y habilitadas para dos personas, que se sentarían una enfrente de la otra. El resto del habitáculo, tenía una luz tenue: tanto la exterior como la interior de la misma. Parecía un sitio misterioso.

Ante aquel fondo oscuro, únicamente iluminado por una pequeña luz de lámpara individual, levantó la vista, y allí estaba ella. Era una chica de unos veinte años, pelo oscuro, y no muy abundante, al revés era tan liso y fino, que se dejaba caer por los hombros con delicadeza. A causa de esa luz tan idónea para la intimidad, le miró la piel; era fina y su pelo hacía sombras en sus mejillas, al sacudir su cabeza mientras leía. Le llamó la atención su feminidad, movía su cabeza y miraba de reojo de una manera muy coqueta, aunque se percató que en ella sólo había inocencia: sus gestos, su melancólica mirada así la delataba. Y de esta manera repentina, fué como el chico del corazón caliente se enamoró.

Le entró un sudor frío al pesar que él era "un chico de corazón caliente". Pensó que ella tendría que saberlo, porque ella debía de saber que desde el primer instante que él la divisó por primera vez sus intenciones serían sobretodo de un gran amor, así lo sentía, y ella tenía que descubrirlo tal cual.

Fué, en ese momento en el que se tranquilizó al pensar, que a la mayoría de las chicas les gusta eso del amor, y que al revés, se sentiría respetada y amada por él.

Pero......¿ Cómo decirle que cuando el amaba tan de verdad, podría ser para toda la vida?. Eso la asustaría sin duda.

Era tan bella, y delicada.... Tenía que conocerla.

Al final se decidió y se sentó enfrente de ella en esa pequeña e íntima biblioteca. y pasaron los días, los meses; estaban enamorados.

Una tarde paseando con ella, el chico de corazón caliente, le confensó su secreto. Ella le quería sin duda y puede que incluso se hubiera casado con él, pero no podía asegurárselo. Ella no se veía asi como él, más bien pensaba de ella misma que era una chica corriente, con pensamientos cambiantes, y que tal vez en algún punto de su vida, pudiera dejar de amarle y amar a otro hombre; no lo sabía, no podía prometerle amor eterno.

El chico del corazón caliente, se vió impotente ante su vida. Pensó que había sido un error su confesión y que la perdería, se fué y lloró amargamente, como su corazón le propulsaba sin tregua.

Pero al día siquiente,la chica entró en la biblioteca en la cual se habían conocido. Sintió una punzada en el pecho, tan intensa que la dejó sin respiración, hubo un momento que le faltó el aliento: no podía inhalar nada de aire.

Se ahogaba, y pensó en él: no fué un pensamiento propiamente dicho, más bien pasó delante de ella la imagen del chico de corazón caliente. Y lo supo.....ella se había convertido en una chica de corazón caliente, ya no había vuelta atrás, como un virus eterno de amor, ella ya sentía lo mismo que él y ahora sí, podía prometerle amor por siempre.

Existió una vez, en un pequeño sitio costero un chico..una chica...y dos corazones calientes.

domingo, 19 de septiembre de 2010

En honor a mi padre.

A mi padre le gustaban las pelis de drácula. Yo era terriblemente féliz, cuando en vez de leernos cuentos, nos hablaba de drácula en tono de humor....para darnos miedo, y se ponía unos colmillos de broma, para asustarnos. Pues por su ingenio, cariño y amor.


(A mi papi)

No hubiera podido tener mejor padre que él, siempre, siempre te querré.

.

)

sábado, 18 de septiembre de 2010

A tu encuentro

Todo cambia en un segundo, en el instante en el que te miro.
He esperado tanto tiempo, que te imagino dulce, sereno a mi lado.
Ha ido transcurriendo nuestra vida,y en ella te he imaginado, te he soñado.
Y ahora todo es real, estás aquí junto a mí.

Se me han pasado los nervios, ahora ya apareces como un soplo de aire fresco.
Veo tu sonrisa, tu carita, esa imagen que me ha acompañado día a día, en mis pensamientos.

Me he puesto mi mejor imagen, he cuidado cada detalle de mi aspecto.
Pero sobretodo he cuidado toda mi personalidad, para poder hacerte muy féliz.

Y que pueda entrar en tí, todo lo mejor de mí. No quiero que nada estropee este encuentro, porque tiene que ser ideal.
Deseo con todas mis fuerzas que sea perfecto. Que no lo olvides y que cautive tu mente, y ante todo tu corazón.

Si pudiera dominar el destino, haría lo posible por pasar cada tarde, cada mañana y cada noche a tu lado, escuchándote, amándote, latiendo cada momento como el primero intensamente en cada uno de nuestro corazones.

Me he lavado los ojos, para que te miren con pureza, he acariciado mi cara, para dejarla suave ante tí. He ordenado mi cabeza, para que todo lo que salga de mi boca, sea fluido y sin tensión.

He moldeado mi cuerpo, para que acompañe a tu bonita silueta. Pero te puedo decir, que en cada cosa planeada, he puesto la ilusión, la sonrisa, y la esperanza.

Vamos a crear algo bonito, algo en que soñar, y vamos a hacerlo con cuidado, despacio, con mucho amor.

Y podríamos cambiar nuestro rumbo por separado, para caminar juntos.

En el cielo luz, y en mis brazos tú

viernes, 17 de septiembre de 2010




Me agito, estoy esperando, una señal de tus labios.
Cuando se unan con los mios, aparecerás.
Imagino, como voy a reaccionar, y me sorprendo pensando en mí misma.

Una emoción latente, un susurro tuyo en mis oidos, y mi frágil corazón, caerá rendido a tus encantos.

No me puedo explicar, cómo el universo se hizo complice, para encarnar tantas virtudes a la misma vez.

Yo no sé, si tu te ves igual, pero el camino trazado de tu existencia, ha creado un hombre de gran sensibilidad.

Ahora, quiero estar a tu altura, ser merecedora de tus palabras, y convertirme en alguién que comparta tu belleza.

Belleza en el sentimiento, en tu sencillez, en tu aroma y en tus deseos.

Belleza inagotada, que no cesa de enmarcarme en todo mi perfil, como fuente sublime de tus anhelos.

En la desnudez de tu alma, hay pensamientos que fluyen por tu mente, y llegan a tu corazón. Yo quiero descubrir, lo más recóndito de tí, llegar a dónde no ha llegado ninguna mujer; para comprenderte, amarte y sentirte.

Y yo quiero compartir tu vida.

Las relaciones



Es curioso que cuando nos enamoramos, solo pensamos en un mundo idílico, sin etiquetas, ni nombres.

Pero cuando formalizamos algo, en ese caso, ya empezamos a utilizar la pertenencia:

Mi chico
Mi novio
Mi marido

Este adjetivo posesivo, se vuelve primordial. Y me pregunto, entonces:

¿Se acabó el mundo de ensueño, para pertenecer a un mundo de" porque tu me quieres, tienes la obligación de cuidarme, de estar pendiente de mí, de no decirme cosas que me hieran, de....y de......?


Ja,ja...esto parece algo tormentoso, pienso yo...pero es cierto que la mayoría de las personas, nos volvemos, caprichosas, exigentes, muy quejicas....

Y esto, me pregunto de nuevo:

¿No mata poco a poco el amor, por el mero hecho de decir, me tienes que hacer caso, estés como estés, ocupado, cansado, con problemas, y un largo etc...?

Pero esto también pasa con los amigos...

Como tienes el privilegio de ser mi amigo, me tienes que aguantar pase lo que pase, ¡qué menos! ....Ja, ja

Puede que sin querer, vamos volviéndonos exigentes, absorbentes.

Aunque esto también, pienso que aunque contradictorio, es un signo de amor.

Si sentimos que la persona que queremos sea novio/a o amigo/a, lo que sea...no nos presta la atención necesaria, nos duele, nos hiere, y nos ponemos tontitos.

Entonces, me pregunto yo:

¿Cuál sería la manera correcta de actuar?

Creo que el término medio, y la consideración es importante. Cuando ves que esa persona no puede atenderte pero que te quiere, pues es necesario, dejarle su espacio, para que se desarrolle en su mundo y se desenvuelva e incluso no te dedique todo el tiempo a tí, también hay más personas importantes en su mundo, que hay que respetar..

Bueno, esta teoría es fácil decirla, pero somos así, un poco egoistas con lo que queremos y celosos y bueno...eso también es amor.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Te has marchado




Es tu mirada, la que veo diferente.

-¿Qué es lo que ha pasado?.-¿Por qué ya no sonríes?.

No lo esperaba, pensaba que éramos una pareja más, con nuestras complicaciones, pero aún así, yo era bastante féliz.

Puede que necesites algo más, otras compañías, más espacio para tí. Quizás todo esto te quedó grande: una relación formal, un futuro, un compromiso.

Y ahora veo tus cosas, frente a la puerta, las cosas que eran tuyas, que un día tragiste, o que una buena tarde dando un dulce paseo, compramos con ilusión.

Ahora están ahí, estancadas, inmóviles, no dicen nada, incluso ya no parecen tan bonitas ante mis ojos, y mi corazón; son simplemente mobiliario de ningún valor.

A pesar de todo, ayer olí una camisa tuya, que se te olvidó llevarte, todavía conservaba algo de tu aroma. No pude contenerme, empecé a llorar, y no podía parar, un sudor frío me avisó, que las lágrimas no se esconderían de mis ojos, y que no podría hacer nada por detenerlas.

Todo se complica, ante tu actitud, no me explicas qué ha pasado, sólo me dices que tienes dudas.

Quieres que quedemos para hablar, pero yo ya no puedo, el disgusto ha mermado toda ilusión, ya no tengo esperanza, ya no confío en tus sentimientos.


Todo el amor, se ha apagado, en unos pocos días, unas pocas noches sin dormir, y muchos nervios. Todo eso que me has despertado y me ha hundido a la vez.

¿No te das cuenta que es porque te quiero demasiado?.

Puede que sea irreparable, como dice un amigo el tiempo lo dirá.

Pero ya nada será igual, no por ahora.

Y si me preguntaras el porqué de todo, te diría que .........


Ahí están tus cosas frente a la puerta, tu las has sacado de su sitio, y no sé si podrán volver.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Ahí te quedas....Adiós.

Puede que la vida que me acompaña, no sea mi amiga.
Quizás los recuerdos de tu compañía, me han puesto a la defensiva.

Mi rostro muestra lineas marcadas de sufrimiento.Las bolsas de mis ojos y mis profundas marcas de ojeras hacen que la gente me compadezca.

Aún así sigo luchando, casi sin aliento intento hacer que el resquicio de la luz de mis ojos no se apage todavía. Me desanimo sobretodo cuando me planto frente al espejo: mi imagen habla sola, y yo sé de que habla.

Gracias a dios, ahora puedo conducir con cierto rumbo, ya no más madrugadas hasta altas horas de la noche, esperando a que tu termines tu partida, tu ron, o cualquier otro coqueteo con la camarera. Ni más noches, aún peor en solitario, fumando un cigarro, por los nervios y esperando a que vuelvas de liarte con alguna, no importa quién, alguna que se cruzó contigo en algún bar o qué importa, ya no tiene significado para mí.

Una lista larga de mujeres que, noche tras noche, con olor a whisky y tabaco, te han puesto por bandera alguna liga, vieja y sucia.

Ahora pienso que no es tan sólo el dolor de tus engaños continuos, es más bien repulsión, hacia ti..pero también hacia mí, por haber permitido, por haber aguantado, por estar ciega, sola y hundida.

.....Yo era una chica linda, en mi rostro había vida, luz y color. Tu eres un chico guapo, no muy estudioso, pero trabajador. Pero la falta de de trabajo y de dinero, te metió en el mundo del juego. Y ya ....toda la luz de nuestro amor se fundió, poco a poco y lentamente, no quedó nada; al revés miseria, desengaño, y dejadez.


Abro mi vida a algo que me de esperanza.....

A algo que rompa con todo de manera tajante......


Ahora conduzco......me voy!!!!!! Ahí te quedas..Adiós.





domingo, 12 de septiembre de 2010

Ese abrazo







El calor suave y aromático de tu ser, me hace que vuele e imagine toda clase de vivencias contigo. Puedo imaginarte abrazándome, pasando tus manos lentamente subiendo y bajando por mis brazos, a veces imagino que se quedan ahí un tiempo, permanecen quietas, para volver otra vez, como una suave balada, que acaricia los sentidos al tocarme, pero esta vez penetrándolas por todos los poros de la piel. Tus dedos se han humedecido por el calor del roce, y me mojan apenas sintiendo la humedad. Es una sensación diferente, importante, de fuerza en el sentimiento.

LLegas a mi cara, ahora tu toque sin apenas rozarme, hace un cosquilleo que eriza mi piel. Tus labios han entrado en mis ojos, con cautela, como si pidieran un permiso especial, y mi mirada entrecerrada por tus labios, asiente con deseo.

Tus labios bajan hacia mi nariz, entonces alzo la vista hacia tu frente y tu pelo, el cual está revuelto, y mis manos no se contienen en tocarlo, acariciándolo, como si quisiera peinarlo.

Nuestros labios se unen, no se besan, solo se compenentran para formar una sola unión, y es cuando muevo los mios, investigando los tuyos, quiero saber cómo son, qué contorno tienen y si encajan con los mios. Cómo si de un puzzle se tratara, coloco con cautela las piezas de mi cara sobre las tuyas, y quiero que se encuentren en una sola; acabada, terminada.

Tus manos entran en un masaje con mis hombros, descargan mi tensión, mis nervios. Y respiro profundo, ahora te veo, ahora ya estás conmigo como tanto he deseado. Me das tranquilidad, el sufrimiento se marchó. Lo veo en tu mirada cercana, cálida y muy sincera.

Lo único que se me ocurre, ante tanto sentimiento mutuo, es abrazarte, quiero que sientas que con este abrazo, entras en mi alma, compartes mis pensamientos, y ya no habrá dificultades, sólo amor.






Bruselas, mi impresión personal




La lluvia caía diferente a mi ciudad. Allí eran gotitas de agua, que apenas se aprecian a simple vista y tan fina lluvía rozaba de manera inclinada, que apenas te dabas cuenta que te iba mojando y empapando consigo: tu pelo, tus hombros,tu cara de manera continua y sin cesar.

Tambien la gente era diferente. Noté en el comedor del hotel, como las parejas se sentaban una enfrente de otra, y apenas se hablaban, había un silencio que se apreciaba en la secuencia continua de los movimientos al prepararse la comida, mirarse entre sí y empezar a comer.

Yo por el contrario, me considero española innata, me gusta aprovechar la comida, para conversar, reir, y gesticular. Me da igual que sea el desayuno, y esté medio dormida, yo siempre tengo una sonrisa y ganas de hablar. Tengo buen despertar.

El paisaje tambien era diferente, a causa de la lluvia, el campo estaba embarrado, parecía casi imposible caminar por aquellos caminos a causa del barro que cubría y untaba casi en su totalidad.

El cielo nuevamente me pareció diferente. La luz del sol, no calentaba, ni iluminaba como en mi país, había una luz que no hacía brillar los colores vivamente; los planteaba mate como las fotos que revelaba de joven, en papel fotográfico, haciendo impresa una imagen a la que no estoy acostumbrada.

Las Catedrales no eran recargadas, tampoco parecían ostentosas, y eso me envolvió en mi interior. Me encontré con la simpleza de los trazados arquitectónicos de sus fachadas, y me impresionó las vidrieras brabanzonas, aquel estilo diferente, simple y de grandes y bonitas vidrieras, como he comentado, me agradó muchísimo.


Es un país húmedo....pero me adentré en Brugge. ¿Y qué puedo expresar yo de Brujas?.

Pues, ante todo, me gustaría mencionar, que la gente que ha paseado por sus calles suele decir, que Brujas, es como un cuento de hadas hecho realidad. Un bonito viaje al pasado.


Y yo, os recomiendo:

1º -Viaja por sus canales en barquita, y mójate las manos; siente el agua.
2º -Mira las casitas con detenimiento, y siéntate en el verde de sus puertas a contemplarlas.
3º -Entra en sus parques, y acuéstate elevando tu vista hacia los árboles:castaños de Indias, hayas, un largo etc... impresionan.
Debo comentar; que tanto su altura, como sus hojas cubriendo el cielo, casi estáticas caracteristicas de un día sin viento,relaja tu mente.
4º -Pasea por sus calles adoquinadas, despacio, apreciando el paisaje.
5º -Conoce sus tiendas, su especialidad; el chocolate.
6º -Si te gusta la cerveza, encontrarás una cerveza agradablemente afrutada de cereza (me recordó a un vino espumoso).
7º -Alquila una bici, y pasea por la ciudad. Casi todos sus habitantes, se desplazan en bicicleta, y es muy agradable.

Y bueno......os he dejado algunos consejos. Espero que si alguna vez lo visitáis,os sirva de ayuda.

sábado, 11 de septiembre de 2010

Porque me encantas




Así como eres tú, me encantas

.................La razón...Pues me encantas!!!!!!!!!!


Y por ser la cosita más bonita....así...me vuelves a encantar.:)


Es un sentimiento.






Se detiene el tiempo, cuando apareces. No hay marcación de segundos, minutos ni horas.
Todo desaparece.

Pero tus palabras marcan, se quedan ahí, no porque lo que digas sea siempre elocuente, o con una gran profundidad, es porque cómo lo explicaría, tan sólo puedo decir que es porque te espero, y te anhelo.

A veces temo por tí, suelo pensar, en lo que puedes pensar, intento buscar siempre una empatía, para comprender lo que a veces duele comprender, y seguir hacia delante. Haría lo que fuera necesario, para que nuestro camino no se divide jamás. Pero soy débil, cuando creo que no tendré fuerzas. A pesar de todo, todos los días me levanto con una gran ilusión, será que la noche temerosa se ha desvanecido, y siento una emoción al sentirte otra vez conmigo, cerquita, con tu presencia, con todo tu cariño,tu dulzura.

Puedes pensar, que las palabras escritas son tan sólo palabras, pero quiero que me veas, que sientas mi temblor, para que sepas que lo que físicamente se altera, es por tí. Que las lágrimas no emanan porque sí, que mi voz flaquea cuando te pierdo, y mis piernas pierden su control.

Eso es lo que siento por tí.

viernes, 10 de septiembre de 2010

jueves, 2 de septiembre de 2010

Nos hemos mirado.




Abrimos los ojos, nos hemos mirado.
Después de tanto tanto tiempo juntos,es ahora, cuando... estamos entrando en nuestra intimidad.
No lo habíamos imaginado, parecía que el destino separaba nuestros caminos.
Siguen siendo confusos, y sin solución aparente.
Pero nos hemos sentido unidos, juntos, compenetrados.
Siento el poder y la fuerza en tu convencimiento; de tus palabras.
Son sinceras,tanto en el amor, como en el deshamor, en las dudas y en el miedo.
En todo lo que te acontece,siempre me hablas con el corazón.
A veces te cuesta, piensas que me hieres. Pero tienes valor conmigo.
No siempre lo has tenido con otras personas, pero conmigo no puedes, te duele hacerme daño. Te sientes mal, si sufro.

-¿Cómo crees que puedo sufrir, si te asomas de manera dulce y tierna y me das tanta felicidad?.

¿Cómo yo puedo sentirme herida, si tu estás conmigo?

Y si algún día dejas de estar conmigo, y estás con otra persona, recordaré cada instante dulce, que he vivido contigo, cada palabra de consejo, y seguiré mi camino segura de mi misma y con el corazón completo de amor.


Caminante




Camino errante, por mi viejo sendero, observando las piedras que un día tras otro piso y contemplo. Voy hacia la aldea, como todas las mañanas, y noto, que cuando miro el paisaje, mi mente se queda en blanco, y pienso, que el llevar esta vida tan contemplativa y llena de paz, podría hacer, que algún día deje de pensar.

Los mañanas pasan, y siempre camino hacia la aldea. El paisaje cambia con los días, con las estaciones, con los años. A veces florece, otras veces se seca, o puede que hasta se encharque. Pero mi mente no cambia, no pienso en nada. No tengo mucho en que pensar; tan sólo rutinas.

Vivo sólo, y nadie viene a verme. En algunos momentos del día, suelo pensar:-¿Qué errores habré cometido, para que me ocurra esto?-me pregunto en silencio.

Mis hijos dejaron mi casita de campo, cuando fueron a estudiar, cuando se casaron. Apenas sé de ellos. Creo que no eran lo suficientemente felices.No les dí,la vida que deseaban.-¿Pero qué pude hacer yo entonces, sí no conocía otra vida, ni otro oficio que ser un buen pastor?.

Ahora la soledad se ha apoderado de mí, a veces veo que me cuesta escribir, hablar o relacionarme con el mundo. Y me aislo en mi casa.

Aunque hoy tengo una pequeña ilusión, he conocido a otra anciana. Ella está tambien sóla y desprotegida, es dulce y cariñosa. Cuando llego a la calle principal de la aldea, la veo en la puerta de su casita, sus cabellos blancos se iluminan con el sol, se deja caer un mechón en sus mejillas, que se escapa de un moño no muy bien colocado. Mira con despite, debido a la edad: porque ella en sí, no parece una señora despitada, y me sonrie.

-Buenos días los de Dios-se apresura con cierta jovialidad; a pesar de su edad.

A mi se me ilumina el rostro, es una sensación tan emocionante a mi edad, que me sonrojo de pensarlo. Pero ella me dá esos minutos de felicidad, tan añorada debido al paso del tiempo.

Yo tuve una mujer: la quería, ella a mi tambien. No fue un amor pasional, fue el amor de toda mi vida, crecimos juntos, y pasaron los años, con dulzura, hasta que su enfermedad, la apartó de mi lado.

Nosotros teníamos una gran confianza, mucha complicidad, y nos necesitabamos. Pero recuerdo que cuando nos conocimos éramos muy jovenes, y bueno... siempre habíamos estado juntos. Y un día decidimos casarnos: no fue nada romántico, fue más bien, no hay muchos habitantes, estamos solos, y así nos haremos compañia. Aún así, siempre la quise. No nos amamos con pasión en nuestros momentos íntimos, pero sí, con dulzura.

Ahora me sentía, incompleto, a medias, sin mi mujer.

Por esta razón, caminaba día tras día a la aldea, sin pensar en nada. Había una especie de bloqueo, que me impedía pensar en ella. Por primera vez, pensé que si la recordaba, moriría de pena.

Con los años, me acostumbré a estar solo, asi fueron pasando los años..

Ahora conocía a otra mujer, que me daba vida, nunca había sentido nada igual, nadie me había dado tanta alegría con solo una mirada. Ahora, a mi vejez estaba enamorado.

Tenía miedo de lo que sentía, de lo que pudiera sentir, era todo tan desconocido para mí, que temblaba mi cuerpo.

Pero tenía que verla, tenía que volver a la aldea...

Ahora, si tenía un pensamiento, puro, limpio y lleno de amor y pasión. Ahora sí....