miércoles, 29 de julio de 2015

Historias de un banco, -ahora en confesión-.

Mañana nos desplazamos para hacer nuestro curso de formación, es curioso no estoy nerviosa sabiendo que él irá también.
 Ahora escribo esto para expresarme, porque no quiero sufrir, es como una sensación extraña. Siempre me pasa que cuando alguien me gusta intento hacer estrategias como por ejemplo: ponerme guapa, ser simpática, amable, cariñosa, y entonces siempre hay algo que no funciona: tiene novia, es gay, no sé mil cosas que me hacen daño en mi corazón, pero ahora noto algo diferente, es como un impulso a la inversa, En realidad, no me sale hacer nada, porque cuando me da por realizar mis acciones de acercamiento, mis pulsiones se disparan, y me pongo frenética, así pues mañana lo veré y quiero ser natural. No me voy a maquillar mucho, ni arreglarme demasiado, no voy a ser más simpática ni voy a poner voz más melosa, y así no sufriré por un nuevo desengaño.





O quizás sí lo sufra, pero voy a hacer la intención de centrarme en mi curso y no pensar demasiado, es.... -!cómo explicarlo!-, quizás mi vida es tan triste, que ya me he acostumbrado e incluso me he resignado y cuando pienso que voy a ser feliz me da pavor, porque se que como siempre será efímero, -bonito, precioso-, pero la huella que me dejará será profunda. Yo.. ya no sé si habrá un límite de huellas por hombre, ya no se si lo sufrido tiene un tope, pero quiero pensar que todo esto pasa porque está por venir el amor de nuestra vida.. No voy a seguir elucubrando, ya os contaré a mi vuelta.

lunes, 20 de julio de 2015

Pude ir a verle, precioso



Este año, el certamen Mar de Músicas dedicado a Chile, pero este chico es un fenómeno, es irlandés. Tiene una voz increible.







viernes, 17 de julio de 2015

En el parque

Vivo en una zona campestre, urbanizada pero en realidad es campo, y aquí hay un parque al que le tengo mucho cariño. Los parques de los campos no son como las ciudades que da miedo pasear, esto es diferente.
 En invierno me pongo mi plumas y gorro y paseo por las noches y no pasa nada, en él he estudiado, he estado con amigos, he hecho fotos, he corrido, hemos atajado, -bueno que es parte de la vida de la gente que vive aquí.- En invierno los scouts acampan, las familias traen a niños y perros a jugar, es todo muy bonito. Sus colores cambian con las estaciones y da gusto ir a descubrir sus hojas, árboles y pajarillos.










 Tu olor y sonido es como una tregua en mi camino, tú en verano me haces sudar, en invierno me refrescas, tus hojas me cubren y me protegen, bendices mi pequeña existencia.

Parpadeo sin cesar cuando de tus ramas gotas caen en la lluvia.

Me suaviza tu olor que me hace respirar eucalipto, y tomillo.


Me empobrece tu grandenza, pero a la vez me das la vitalidad que espero.



 Ayudas a mi madre a caminar, ella indefensa con su enfermedad de Parkinson, parece diferente, con su bastón la guías y  conservas su hálito de vitalidad.



 Por eso me encanta pasar tiempo junto a tí, cuando juego a palas, cuando corro, o camino, todo se hace más libre, más puro y sencillo.
 Tus diferentes especies, brinda colorido y brillo, cambias con el sol, con las estaciones, y pasas a ser como las personas cambiantes, y renovando su vida, así haces parque querido.



 Palmeras, me recuerdas a un desierto hastío, seco  y árido pero a la vez permites entrar en un camino de frondosidad al pasar, me encanta contemplarte.


 Qué bonita luz entre ramas dejas fluir, como una pequeña esperanza hacia un mundo mejor y sin conflictos, tan sólo paz
 Pensamientos, lecturas, escrituras, me siento en tus bancos, y veo a la gente disfrutar de tu estancia, mientras leo, o estudio, paseo y vivo la naturaleza así de manera tranquila. y sin más.

jueves, 16 de julio de 2015

Mi patio

Desde mi galería se respira a patio, ese patio del que siempre huyo, de sus chismorreos, de personas con una vida que nos acompañan por la noche con sus luces encendidas, y te das cuenta de que mientras tiendes ellos trabajan, hay niños corriendo, cada uno en sus cosas. Gracias a Dios mi patio tiene distancias no oyes conversaciones, ni te oyen a ti, que eso es un gran alivio.

Pero ahora que pienso...nunca me fijo, no sé quienes son mis vecinos, veo luces, imagino otras vidas, pero no me fijo en caras, ni controlo quienes son, porque no yo vivo cara al exterior, vivo en mi mundo, y eso a veces es malo porque no conoces, pero es que a veces os va a sonar raro, pero me da igual quienes son y su vida, no son amigos, ni se si me querrían conocer, por lo tanto qué más da.  Pero yo aunque soy así de despistá y en mi mundo, siempre estoy abierta a conocer si se da el caso, es bonito saber de otras personas.


miércoles, 15 de julio de 2015

Repasando....

Bueno, me he quedado limpia de las que me había matriculado, y estoy viendo una asignatura de segundo un tanto olvidada por lo amplia que me parecía, pues no me atreví a  matricularme en su día, y este año toca, (necesito los créditos y además es obligatoria).

Pues.....

.....decir que se llama: "Cine, sociedad y renovación artística", por lo tanto preciosa, y viendo una videoconferencia me ha emocionado recordar....os dejo en los recuerdos.






lunes, 13 de julio de 2015

Como agua de lluvia

Mirando aquella gota de lluvia, resbalando por el cristal, transparente como el color cálido y verdoso de tus ojos, como tu frescura al despertar. 
Yo miraba como se desjopaba de su forma  poco a poco al caer, como se deshizo mi sentimiento al alejarte de mi. Y en mi melancolía recordé como me besabas; esos suaves labios, cálidos y esponjosos, mi amor se hacía agua, mientras tu eras todo para mi.

Así pues, yo no pude olvidar ni evaporar como agua de lluvia mi recuerdo apasionado por tu piel, cuya blancura cubría la mía, fundiéndose en en un efímero momento de paz..


Ese agua resbalaba tu sedosa piel, y era cuando el calor penetraba en nuestro dedos al acariciarnos sin parar, entre sudor y ardor, era todo pasión. Te resbalabas a través mia, y eso hacía que no encontrabamos el principio el versus ni el fin de nuestros cuerpos, almas perdidas en furor, dedos entrelazados acariciándose mientras nuestros ojos intimaban en lo más profundo.


Siempre te he querido.





La movida madrileña




Me encanta esta década, su música, su estilo,  pero lo único que me daba miedo, era lo osuro que era todo, y la gente que se destruía a causa del vicio,  porque al parecer todo era consumir, beber, fumar y eso fue terrible y doloroso.
 Yo no sé si fue por la falta de información acerca del daño que hacía a la salud, o por dejarse llevar por una terrible "moda" fatal y destructiva. Actualmente, gracias a las campañas ahora la gente apenas fuma y se cuida con el deporte, sus cuerpos son saludables y más musculosos o fibrosos.
Yo era muy pequeña y recuerdo a mi madre y yo de ir con ella por  la calle y ver gente muy acabada y darle cien pesetas.  Y bueno, salvo todo eso, la música era genial, pero doy gracias que sea solo un recuerdo y las personas de ahora sean deportistas, fuertes, y con mucha salud, porque corazón solo hay uno, así que a cuidarlo mucho:)

Ahora que estoy escribiendo esto, me estoy  acordando de un sueño de hace poco, yo subía a un puente en Madrid y al bajar veía un árbol a sus pies con jeringuillas, y ese recuerdo de ser pequeña y tener miedo a pincharte con una es muy triste y queda en el recuerdo, gracias a dios ya no tenemos ese peligro, al menos tan acusado. 







Para todos los amores imposibles :)



Para los amores sexys  e imposibles de este pequeño mundo que pasen un feliz verano, humildad para reconocerte " el mejor"



miércoles, 8 de julio de 2015

Sin más.

El  aire se balancea en un sonido ineficaz
Cambia el sendero de tus besos,  ni la brisa, ni el viento sonará igual.

Te busco en el bosque, las hojas caen secas, necesito del Otoño -¿te volveré a ver?.

Caricias acabadas, el tiempo me dirá, tu voz ya no sonará, pero el paso del río no sondeará más tus brazadas: armónicas, eternas, mezcladas con el calor corporal, emergen del agua sin pensar en más.


Te echo de menos;  siempre te lo digo, porque son las palabras más sencillas, vulgares, y comunes pero a la vez las más reales, 

Te echo de menos, sin más. 

Volveré a verte seguro, iremos al bosque a retornar lo que nunca acabaó, pero me tumbó sin emociones, con dolor en súplica. Y me dejé exhausta y buscándote más que nunca. Necesito un momento más para acabar o proseguir, no sé  qué tendrá más sentido, pero no se puede quedar así, así digo sin más. Yo te echo de menos, pero ahora con más.