martes, 1 de agosto de 2017

Granada

Esta vez, no he visitado la"Alhambra y el Generalife" puesto que he ido muchas veces y he preferido perderme por los emblemáticos monumentos de la ciudad. 
El Corral del Carbón
 Poder ver sus preciosos paisajes, perderme viendo un teatro en el "Corral del Carbón", pasear por calles estrechas de artesanía árabe y sus otras avenidas anchas con bonitas fachadas.

Pues su encanto arábe, sus fantásticas teterías donde tés, zumos y batidos riquísimos, parecía perderte en las mil y una noche.

Y mucho que ver por preciosas iglesias: esculturas y pinturas...


Yo os la aconsejo como unas de las ciudades con más encanto de España, y con mucho ocio para pasear y bueno....no se me puede olvidar  las ricas tapitas y cervecitas que es super, super bueno, casero y barato.

Lo he pasado muy bien, he pasado más calor que en toda mi vida puesto que rondábamos lo 42º pero genial.  Os dejo fotos.






domingo, 28 de mayo de 2017

En la playa, Capítulo I

Era una mañana de domingo y estaba tranquila, un clima cálido agradable en aquella playa del Mediterráneo. Paseaba con mi bebé de un añito,  y parecía en paz, pues me había dado una noche de perros y rabietas, que ahora por lo menos me dejaba respirar el aire tranquila.

 No me sentía sóla, porque desde que nació Daniel a pesar de que su padre no quiso saber nada más de nosotros, no sentí ese vacío tan cruel en mi estómago, tan sólo decepción o no sé quizás me bajo la moral mucho, porque al principio pensé que no lo estaba haciendo bien, luego comprendí que no era culpa mía, (él nunca nos quiso, esa es la pura verdad y no hay más).

Todo parecía superado, aunque a veces me invadía un halo de nostalgía, pero al menos ya podía sentirme a gusto conmigo misma.
Me senté en unas rocas para descansar, ahora Daniel dormía, y en cuestió de segundos un chico se me acercó, (llevaba un aire despeinado, venía de correr, y se le olía a sudor varonil a la distacia). Se paró respiró mientras agachaba su espalda hacia abajo, en un amago de descanso, me miró girando su cuello y respiró.

-Hola -dijo el joven contemplando mi bebé.
-Buenos días- le respondí como si nada.
-¿Puedo sentarme un segundo contigo?- es que....tengo algo que decirte,-empezó hablando rápido.
- Yo...,en fin, que puede que no me conozcas, pero yo te he visto varias veces pasear con tu niño y me acuerdo de ti.
 -¡Verás!,  yo solía veranear aquí y aunque no me recuerdes porque tú ibas con un chico siempre, yo vivía al lado de la playa y te solía ver todos los días, y por supuesto el mismo ritual jajaa. -una carcajada rompía la brisa de manera brusca.
 -Un mismo ritual, ajá - le miré perpleja, y le pregunté con curiosidad.-¿A qué te refieres,me refrerscas la memoria?, si no es mucho pedir... -uhmmm, empecemos.., ¿de hace cuánto te remontas?- ahora yo también sonreía al escuchar ese relato pararelo a mi adolescente vida.
-Ok, ok,-me miró entusiasmado- Tú solías bajar de la mano con un chico, y os sentábais en una toalla junto con otros chicos más, tendríais 18 más o menos, pero tú no solías bañarte y te quedabas con la crema y con unos auriculares escuchando música, lo que me llamaba la atención es que salvo algún beso, tampoco os mirábais mucho, era como estar juntos porque es verano, la edad, y es lo que se suele hacer, era mi opinión de un chico que deseaba ver que tú no le querías  y que quizás una noche o una mañana me conocieras- pero eso no pasó jamás susurraba mientras me contaba. 
-Ahmm,- menené la cabeza, rebuscando en mi memoria. -Ah, ya recuerdo era Juanmi, sí, pues....es cierto que sí me gustaba, lo pasaba bien, pero no era un enamoramiento profundo, aunque tuvo su gracia, sus buenos momentos, ya me entiendes románticos y eso, no estuvo para nada superficial, fue muy bonito.-le hablaba rápido y emociada por el recuerdo.
-Ya imaginé, cuando comprendí que no cortabas y todos los días esas manitas juntas, que tanta cosa me daba- (debo confesarte que me encantabas, toda tú, tus manos, tus gestos, tu pelo, tu risa, y solía pasar cerca para mirarte)-me miraba con penilla, al oir mis palabras.
-Bueno ya lo sabes,me llamo Fer, de Fernando y soy de Madrid, por eso sólo era verano, y nunca más supimos.
-Encanta Fer- le miré con cariño, (no me sonaba de nada), como la primera vez que ves a una persona. Aunque sus ojos no me parecían extraños y eso me calmó.
-Mira, lo siento mucho, y me alegro de conocerte, pero tengo que volver Daniel, es mi bebé sí, y tengo que ir a por un biberón, pero me gustaría charlar más, ¿te importa un café mañana tarde, o te irás a Madrid?. -Ahora, me sentía nerviosa, pero la curiosidad me ponía un poco alterada.
-No, me quedo una semana, un café muy bien, en ...Pony's pub, jaja, típico ¿no?- reía, y me guiñaba el ojo-
-También ibas jajaja, imagino, bueno sí allí a las cinco.
-Te esperaré guapa, hasta mañana.

Me levanté,  y a eso de guapa, bajé la cabeza, porque no estoy casada, aunque a veces me siento una señora, más que una chica, así que me fuí despacio y sonriendo por lo ocurrido



sábado, 29 de abril de 2017

Caminar



Esta canción que no conocía, me la ha pasado mi buena amiga bloguera "yo"


 Me ha emocionado sobre todo cuando dice que.. debemos retirar la cara que no nos deje avanzar.


El otro día estaba triste, y noté que la gente me preguntaba qué me pasaba, porque a mí se me nota mucho pues yo siempre ando con una sonrisa, es mi sello personal, saco fuerzas y moral de la flaqueza.

Pero dije para mí, tengo que cambiar mi actitud, y entonces ...al día siguiente me levanté y me fuí a dar una clase de gimnasia a personas mayores, y cuando quebaba poco para terminar les saqué pelotas y las puse de cuatro en cuatro para jugar, se me ocurrió poner una canción de regetón o zumba, ( ni me acuerdo porque como no me gustan mucho y no las distingo) pero si me gusta el ritmo para que bailen así que  entre pases de pelota, ellas tenían que bailar. Manos a la obra empezaron moviendo caderas, brazos, lo que quisieron con plena libertad e imaginacion, todo ello en plan  zumba dentro de sus posibilidades, -¡¡claro está!!-. Y  para mi sorpresa lo hicieron super bien. 

Se divirtieron con risas y movimientos muy graciosos. Me comentaron que teníamos que repetir ese tipo de actividades. Y así metiendo brillo y chispa, y un poco de vida, levanté mi cara al frente para no bajarla mucho jaja (sólo con flexiones).

Buen puentecillo  y gracias "yo" por el regalo, porque es preciosa.


jueves, 23 de marzo de 2017

Al mirar.





Frente al espejo no parecía ella misma, era porque había cambiado, de repente una ilusión que no le había proporcionado nadie asomó su mejilla, porque ella siempre estaba expuesta a los demás para medir su felicidad

-¿Madurez?. O quizás... por primera vez se daba cuenta de lo mucho que se amaba así misma y sonrió.
 
Ningún tipo raro la haría llorar por pensar que no estaría a su altura, nunca más.

Extrañamente, de niña era más valiente y se reía de la gente con travesura, pero ya de adolescente se encogió y se sintió desprotegida y eso transgiversó su manera de entender la- "alegría"-(como un concepto que dependía de amigos, novios, o familiares, y no de verse en paz y armonía consigo misma)


Persiguió su propia sombra, y aprendió a callar y no rechistar, no protestar, aceptar y conformar...- y eso ¿por qué? - se martilleaba con pena en su recuerdo-, y al mirar atrás y sobre todo a si misma, descubrió el daño que ella se había provocado a sí misma. 
Se percató que no la había dañado nadie,ella había sido su propia enemiga, fue su mente la cruel, y amenazante que le decía cosas como...-¡No eres capaz, o te quieren, no te defiendas así no pelearás!-. Y  entonces sintió pena de haber sido tan perfeccionista con ella, tan crítica y a veces tan miedosa.

Hoy se miraba al espejo y no se contemplaba ni más guapa, ni más lista, ni mejor... pero sí que se quería tal como era, con sus defectos y virtudes, así tal cual, como la vida misma.