domingo, 9 de mayo de 2010

En un mundo maldito Capítulo 13

Todos estos relatos si hablaban de mí...Esta si que era mi auténtica vida, recordaba con claridad mis escritos y por supuesto .. como yo....
..estaba enamorada de un chico, recuerdo ese viaje, como el más sorprendente de mi vida. Y me sentía féliz, puesto que pensé, que si todo esto terminara mal, mi vida había sido enriquecedora. Había vivido a mi gusto, y había estado con personas que de verdad me apetecía estar. Aunque había cometido errores, como todo el mundo, pero el balance era muy positivo. Y lo más importante tengo la conciencia tranquila de todo lo vivido. No pienso que haya cometido nada que me pueda atormentar, o causar tristeza.


Cuanto me gustaría ahora, poder conectarme con las personas queridas, que me pudieran dar aliento. Pero está claro, que desde que estoy aquí, mi movil como por arte de magia, no funciona con mi mundo. Tengo en la agenda varios nombres, que no se quienes son. Puede que sea también una trampa, para que cuando llame a estas "nuevas personas". Me lien todavía más. Digan que son mis amigos o a saber...que disparates puedo llegar a encontrarme. Por eso prefiero no llamar. Aunque no tiraré el movil....

El taxista, gira la cabeza y me dice que el coche ya ha parado. Yo le pago, y le digo a Azuli con gran energía. Cariño..¡Comienza el juego!. Azuli, me sorprende con una sonrisa de lado, con ojitos vivarachos, y mirada pícara. Está claro me la he ganado.

-Azuli....tenemos que seguir a papi, escondiéndonos y sin hacer ruido....cariño.. no se si comprenderás, pero esto es muy importante para mamá, y tenemos que hacerlo muy bien. A ti te gusta jugar al escondite, y al palito inglés....ya sabes cielo, sin mover las manos y los pies.
Asi nos quedaremos si nos ven- le dije con mucho cuidado.
- Mamá....jolín....sabes que lo hago muy bien. - me mira con desconsuelo.
- Eres la mejor.- le dije animándola.

-Te llevaré de la mano, cielo. No me sueltes al menos que yo te lo diga.
-Mamá...¿hay peligro?-nos asustaremos mucho....
-¡Cielo!.....va a ser el juego más divertido que hemos compartido.-Ya verás.-le guiño un ojo. Al parecer la niña es más lista, de lo que pensaba.

Ahora, ya no hay marcha atrás. Me conozco muy bien...se que las cosas me hunden cuando van mal, pero se que a la misma vez, desprenden una energía que me hace luchar. Y ahora..no estaba sola había una niña conmigo. No se quien es Azuli, sinceramente, pero lo que se, es que no la voy a dejar sola...irá conmigo donde yo vaya. Eso si lo que lo se...

Azuli, se comporta muy bien, es muy lista, y aunque le conté lo del juego, y al principio lo creyó, ahora pienso que me ha visto la preocupación e intuye que algo ocurre, y por eso va con mucho cuidado. Yo lo agradezco, necesito que esto salga bien. Y es arriesgado ir con una niña de seis años, pero no tengo otra salida, no puedo abandonarla.

Hemos caminado por una explanada, y frente a nuestros ojos, se levanta un gran edificio. Nunca he visto algo similar. Es una compleja construcción, sus cristaleras, se confunden con el ladrillo, es un edificio frio y de grandes dimensiones. No se perciben patrones stándar de la arquitectura clásica. A mi realmente me pareció un edificio en ladrillo marrón con grandes ventanales del mismo color.

Tras esa visión...Ahora tenía que pensar la manera de entrar allí. Barajo varias opciones:

- En primer lugar: puedo decir que soy la esposa de Javier...me dejarían pasar, pero el problema es que si le digo a Javier que le he seguido, no confiará en mí, y no me volverá a dejar sola.- No, esto no me vale...-.pienso mientras agito mis manos y Azuli me mira expectante.

-Piensa...Victoria piensa. -campeona no te bloquees, ahora no - me digo interiormente.

En ese momento veo una puerta... y observo, que de allí, salen empleadas de limpieza.

- Joder.......pues claro (lo digo para mí)

Aprieto a Azuli de los brazos, de forma espóntanea. Y la miro fijamente.

-Azuli, escucha mamá se va a disfrazar...y tu eres mi niña. Ahora mamá es empleada de limpieza.
-¿Qué te parece?...¿A que es divertido?
-Mamá, ja,ja. ¡Sí! ¡Vamos!
-Ja, ja. -Sabes....¡me encanta cuando ries!.


No hay comentarios: