jueves, 28 de julio de 2016

En la paz de tus momentos

En aquellos tiempos...

Ni te díste cuenta, que volaba los vientos por tu cielo.
Que el mar era de tu sabor.
Que inventaba poesías ñoñas por sentir lo que sentía, que era fuerte como tu abrazo inocente.

Y claro está tú no lo pensabas...

¿Cómo me iba a fijar en tí cuando supuestamente ya tenía un amor?

Pero los ratos juntos, yo....

Te robaba el tiempo para que te quedaras junto a mí.
Rozaba mi mano sin querer.
Te llevaba a nadar, cuando el mar estaba cubierto por las montañas, cuales surgían valientes ante nuestras brazadas.
Y aunque no te dieras cuenta, ese sentimiento dulce y sabio crecía en el pecho con el amor que imaginábamos.

Nunca te enteráste porque fuí cobarde pero..

Ahora que ya estoy sóla, quiero que sepas...

Que cogí trenes por ese encuentro que me emocionaba hasta temblar y sudar.
LLamaba....cuando pensaba que no estabas bien
Y siempre estaba en tus ratos buenos y malos
Inventé situaciones, luché por buscarte
Y todo ese tiempo de nervios, tristeza y desesperanza
Yo cada vez te sentía más lejos y  abandoné...

Y ahora amor...

¿Qué me dices?

 

martes, 26 de julio de 2016

Pedro Mena


Huyendo (parte final)

Al dejar a mi marido viví una pasión que no imaginaba que existía, (o quizás ya habían pasado tantos años que no lo vivía con mi marido que estaría olvidada en algún lugar de mi memoria). 
Volvió en mi interior una ilusión que me embobó, un limbo de sueños por el cual me volví a sentir sexy y guapa, no sé más bien deseada. Se fijaban en mi pelo, en mis caricias en mis besos. La verdad era que hacía tanto tiempo que nadie me prestaba atención que estaba medio dormida. 

Esa pasión continúa y me siento feliz. Yo pensaba que no iba a durar pero sí. Ahora he comprendido que hay que ser valiente y dar el paso porque no se puede estar dormido en vida. 
No era culpa mía, para los que criticaron mi actuación, más bien hice lo correcto para los dos, sólo que yo lo decidí y él no quiso admitir porque estaba cómodo. Ahora me siento mujer bonita y comprendida, admirada, es una sensación que ni el dinero ni el confort puede igualar.
Es cierto que dejé mi casa confortable, mis amigos, y vecinos, mucha gente que lo sintió y por eso criticaron, porque sabían que nos perderían como amigos. Ellos piensan que es triste eso, pero si te quieren no te pierden, deben comprender que yo estaré ahí para quien me quiera, sólo siendo feliz y querida.
 Ahora no vivo de lujo, mi pareja, tiene lo justito y eso me enternece, no voy a spas de lujo, pero mis baños en la bañera juntos mojándonos con la espuma... (nunca sentí nada tan sensual).  No voy  a hoteles de cinco estrellas pero... jugar con las patatas del burguer dándomelas en la boca, (nunca me había reido tanto y sentido más juvenil). Ahora nos gusta el buceo y jugar con el mar, hacemos excursiones y la verdad es que disfrutamos de la naturaleza y no de reuniones aburridas y charlas con gente que son un entero muermazo, ahí se queda eso...

Con todo esto yo...


 .... sólo recomiendo ser felices y cuando algo no marcha, avanza o no hace feliz, por favor decir hasta aquí.

lunes, 25 de julio de 2016

De Museos

Madrid siempre es una buena opción, no sólo cultural, si no más bien de ocio, y para pasear por sus bonitas calles, contemplando los edificios, y empapándote del bullicio de la gente.

 Me dirigí hacia el Prado, pues quería ver la Exposición Temporal del  Bosco, pero no pensé que estuvieran agotadas, al final mi gozo en un pozo, y decidí ir al Museo Arqueológico, y  recrearme de sus salas que van: desde  la Prehistoria, Protohistoria, Historia... e incluso una sala de como se realizaron las excavaciones para obtener las piezas arqueológicas, muy interesante.
Yo ya había estado en el Museo,  pero es mejor repetir, porque es una maravilla.
Puedes ver desde: estelas, vasijas, capiteles, columnas, efigies, cráteras, mosaicos, pinturas, herramientas de la épocas, sus joyas según la época, etc... en un sin fin de piezas. Me encantaron personalmente Las damas de Elche y de Baza.

Os dejo fotos, para quien haya estado.













lunes, 18 de julio de 2016

Cuando no te siento.

Anoche viendo la luna, me pareció preciosa, la luz era radiante e iluminaba las nubes que la atravesaban, dando una sensación de movimiento, lo cual,  parecían las nubes una especie de niebla al difuminarse con la bella esfera lunal.


Me quedé pensando en tus palabras, lo que escribes, lo que piensas. y me pregunto -¿quién eres, realmente?. Y tú estás, pero no te dejas ver.

 Y a veces tiro las palabras al viento en un intento de conocerte. Pero las palabras se escapan, no veo a través de ellas.

Dime..-¿quién eres?. 

Han pasado los años, y no me sorprendes, por lo tanto creo que te conozco de alguna manera más mental. Otras veces: creo eres una imaginación mía, una visión de mi pensansamiento, que se desplega al escribir tú y al leerte yo.

-Nunca lo sabré-, serás la intriga de mi lectura, el verso que no veo, el texto que me desfocaliza, el mar de mis dudas y una persona que admiro y leo.

domingo, 17 de julio de 2016

En verano



El verano...

Tiene el bronce del sol, y los rayos penetran.
Los ojos miran horizontes de arena.
Las noches se dilluyen en estrellas.
El mar se calma, y dicha calma necesita templar.

Los niños juegan durante horas, sus rodillas amoratadas de caídas.
El mundo gira loco en desastres, por el odio y la desdicha.
Los ancianos no calman sus nervios por el incesante calor .

Todo, todo tiene un pro y un contra.

En verano...


Las tardes parecen interminables.
Se busca el amor aunque no lo quieras realmente.
Bailas como posesa porque las discos lo promueven sin cesar.
Sueñas con playas, islas...
Las parejas se retuercen en la playa por su amor.
Tienes que ser sexy, delgada y feliz,
pero no cambiamos de mentalidad.

-¿Por qué no nos dedicamos a ser mejores personas, y no simplemente pensamos en disfrutar por ser verano?. Porque el verano es así...playa, fiestas y viajes.


En verano, ¿qué pasará...?

sábado, 16 de julio de 2016

De Museos

Convento de Santa Clara en Murcia








jueves, 14 de julio de 2016

lunes, 11 de julio de 2016

Huyendo. ( Parte Primera)

Cuando te conocí me parecíste de otro planeta, no por raro jaja, más bien porque me hacías sentir paz. Yo andaba estresada por mis problemas, necesitaba vaciar mi mente en nada y ahí estabas tú para calmarme, sin prisas, sin nada que hacer o pensar.
 Así estuvimos un mes de vacaciones, haciendo cosas pero nada especial, ni horarios, ni obligaciones.
 Todo esto pasó porque me escapé de casa, dejé  a mi marido, suegra, vecinos, cuñados etc....y me largué porque eran los demás o yo, y como yo misma me conozco desde que nací pues me quiero mucho más que todo ese lío de gente.

Me preguntaron que si ya no quería a mi marido, a lo que respondí que sí, que le quiero pero tanto por hacer por segundo me culminó en cansancio, en nervios y tal vez por eso me olvidé de él y de mi vida.

Llegó un punto que no sabía a quien amaba, no obtenía cariño, abrazos, besos simplemente porque llegaba molida al lecho. LLegué a realizar largas jornadas de trabajo en la fábrica, horas extras y todo lo que pillaba por conseguir más ingresos, y luego en casa las tareas.

Me estaba arrepintiendo de mucho, por ejemplo: no pude tener hijos, algo tan sencillo para mucho, pues para mí era un lujo impensable. Ahora me preguntaréis el porqué, pues muy sencillo -no tenía tiempo-, no me dejaban parar de trabajar. No podía tener hijos porque tenía que trabajar para mi casa, mi suegra, mi madre. Necesitábamos conseguir dinero para vivir.

Yo estaba triste y me largué y fue cuando te conocí y me separé de Manuel.

Continuará...

domingo, 10 de julio de 2016

La luz

Estaba leyendo un libro de arquitectura, y narraba lo importante que es la luz para crear efectos de luces y sombras, -efectos lumínicos-, y también he recordado como se aplica a la pintura, ya en el Barroco, vemos el tenebrismo como se pintaba con fondos oscuros y se intensificaba la luz en los personajes destacando las partes del cuerpo que se quería acentuar. También hubieron pintores que ya como La Tour, en la que no entraba la luz de fuera del cuadro, él pintaba unas velas en el interior del cuadro creando la luz desde dentro.

 


 Cuando un pintor va a pintar al exterior, en la naturaleza tiene que  tener en cuenta que luz cambia con el paso de las horas del día, con el movimiento de las nubes y ahí radica el encanto de la luz.
 Cuando hacemos una foto es tan importante fijarnos en la luz que deseamos obtener, porque cambia todo en la imagen. 
 Cambia.. como los momentos fugaces, como el tiempo que trascurre, como el sueño de tu sonrisa, o la lejanía de tus manos, el amor que no procesas, y el aliento tuyo en mis labios.

Cambia todo menos mis sentimientos alejados, tristes y sentidos. Luz limpia, como mi corazoncillo apagado entra un poquito de brillo y hazme saber que también me echas de menos en tus destellos abiertos desde tu sol.

La luz de tus ojos cerrrando los mios, causa un destello que adormece mis sentidos, mientras cielo cubre de rojizo mis mejilllas

Curiosidades


Sorprendente, ¡qué pena más grande!


Os recomiendo...

Muram

Museo regional de arte moderno en Cartagena, por los que nos visitáis, os dejo fotillos y enlace para curiosos.

















 

viernes, 1 de julio de 2016

Mi encuentro I



Una imagen tuya vino a mi mente, y entonces decidí ir a verte, ya sé que debí llamarte, un whats, un face yo que sé, pero yo nací en 1977 y por lo tanto soy de la generación que si se me ocurre algo espontáneamente lo hago sin pasar mucho por tecnología (en mi época si claro el teléfono) pero no se usaba tanto, se iba del insti a la zona de encuentros y ¡Oye, emoción!. Allí, te ibas encontrando de casualidad  a los amigos, el chico que te gusta etc.. y así soy yo.
 Pues después de esta introducción que a pesar de todo, (aunque hubiera querido usarla, yo no tenía información tuya de nada.) Ya sé, que aunque podría haberte buscado por face, ya digo no soy de las que investiga. ¡Ains dios mío, si tampoco tengo cuenta de face de que hablo!.
 Esa mañana me levanté sin tener ni billete, y sí fuí a verte allí a Asturias. Tras dos trenes ( uno a Madrid y otro a Asturias y un autobús a tu pueblo) me planté en tu tierra, es más no tenía practicamente nada, tan sólo una dirección que ya no sabía si seguirías viviendo allí, o no sé puede que vivieras con una chica, casado,  extranjero, a saber...y todo por no llamar, pero me salió así del corazón. Ocurrió, porque la noche antes estaba triste y te recordé en un sueño, era una visión muy transparente como si fuera ayer con 22 años, cuando en un viaje te conocí.
 Imaginaba que el teléfono el fijo de casa de tus padres y tampoco andarías por allí.  Así que de perdidos al río, mi impulso iba en marcha y sin frenos.
El viaje me resultó pesado, caluroso y cansado. Yo iba con un vestido ancho, botas y el pelo amarrado por una cinta, echa polvo y desmaquillada, pero a pesar de las ojeras, me gusté al verme reflejada en el cristal, me sentí natural como tú eras conmigo y me calmé pensando en mis recuerdos pasados.

LLegué al hotel y me duché, me cambié de ropa,  ahora andaba en vaqueros cortos y camiseta, seguía con un estilo cómodo y decidí salir.  Anduve por tu pueblecito. Para ser sincera no esperaba verte a pesar de toda la locura porque yo en estas cosas nunca he tenido suerte. Andaba recordándote, yo no te llegué a besar, y eso fue una espinita que llevaba ( a mis 22 tenía novio formal, pero eso no evitó lo mucho que me gustastes). Ahora me encontraba allí, y andando, andando pasé por la tienda de tus padres y de repente el corazón me volcó como si cayera por una pendiente empinada, eras tú.

Te reconocí rápidamente ibas como en mi sueño con perilla marcada y tu cara de travieso se había convertido en la de un hombre firme con piel suave y ojos templados. Me enamoré nuevamente al segundo, o quizás nunca te dejé de querer.

Continuará..