sábado, 31 de diciembre de 2016

Cabo de Palos contigo

 Mi mirada eres tú, el aire fresco que me mece es como tú, tan libre y fuerte que penetra, y como una brisa fría que corta al inspirar  aparece en mis labios, en mi pecho, en mi ser. 

Tengo el corazón puesto como la roca sólida en tus manos frágiles, y el suave color del mar pero intenso como tus besos al robarlos de mi boca.

 Transparente como el paisaje, que me llevas a ver. 


Cabo de Palos
Quiero tus escenas conmigo,  amor mío no dejes de compartir este cortometraje conmigo porque el aire se acabará, el cielo no suspirará y mi amor no será como las rocas macizas en el paisaje ardúo.

 Te amo, no me sueltes  de tu grabación, sigue  cogiéndome las manos, que sin ti me pierdo amor.

viernes, 30 de diciembre de 2016

Es navidad.


En esta vida, la ilusión se mide por la sorpresa, es cierto que cuando vienes despitada del trabajo, y una personita se acuerda de ti, te dice que es tu amiga y te dedica su atención, bajas de las nubes y eres tan feliz, que esos momentos quedan para siempre en tu memoria.

Muchos besitos igualmente, he pensado algo bonito para ti también, besitos...amiga bloguera. 

 

miércoles, 28 de diciembre de 2016

domingo, 25 de diciembre de 2016

Una noche de Navidad.

Noche fría, pero a la vez  mucho calor compartido.


Imaginas mis manos enlazando las tuyas.
Mimas mi presencia acunándose en tu nido.

Y paseamos juntos...por caminos,  puentes, montañas y ríos.
 Todos ellos, son  lugares que reconfortan nuestra ilusión.

Y cae  relente esta noche,  y los pies se nos enfrían.
La noche no acompaña, pero tiene una luz cálida de farolas que nos iluminan en una especie de tenebrismo suave que embellece nuestras siluetas. Y así entre luz y sombra, el único brillo importante son tus ojos mirando mis cortados labios.

En esta noche helada,  la humedad entra en nuestros cuerpos, nos fundimos en un abrazo que nos zarandea en calor, nos cubre y nos calienta el alma.

Y hablamos, tanto tanto... que no nos acordamos de la noche oscura, gélida, que parece empapanarnos con su penetrante presencia. En esta casi solitaria noche  sólo hay calor y compañía en nuestros corazones, que se compenetran, se aman y comprenden. 


No hay más calidez en este encuentro que nuestro  petit amor.








domingo, 18 de diciembre de 2016

Encadenada

 Una lluviosa mañana de Diciembre, es Domingo pero no amanece igual. Es el ritmo desatado de la vida  el que hace que mires diferente, no pienses igual, (aunque quizás no me da ni tiempo para reflexionar).

Amo tener esos minutos para pensar y darme cuenta que soy diferente o igual que mucha gente y eso hace que sufra o que sea feliz, depende... 

Hay personas que no me comprenden, o puede que yo sea así y no me comprenda tampoco yo, pero la vida sigue, y tú sigues con el ritmo que te marcan ( y eso me da pena, no poder tener el libre albedrío para sentirme bien, y respirar desde el fondo de mis pulmones).

 Ojalá pudiera decidir mi tiempo, haría más reflexiones, o quizás todo sería diferente, otras ciudades por ver, otra gente que conocer, parecidas o distintas a ti, de la que te hace sonreir, o pelear, llorar, o simplemente empaparte de sus costumbres, pensamientos y sentimientos- ¡qué tranquilad!-.

 
Yo necesito poder disfrutar por  lo menos de esos segundos, horas libres, tan lujosas para tu mente libre. Porque la vida a veces es como si  te sintieras al menos encadenada a un mecanismo que pulsa tus sentimientos.

 Y esas pulsiones que notas como algo eterno o efímero es tu propia vida, o también la de otros a los cuales seguimos encadenados, (en cadenas que no se rompen o quizás nunca se unieron). Y es cuando cuestionas si fue fantasía tuya, o simplemente  por el placer de sentir amor, o la mera felicidad de sentirse viva, y así poder sentir realmente algo de verdad en tus labios, en tus besos, y en tu corazón.

jueves, 15 de diciembre de 2016

El mundo

Eran días apagados y cubiertos por nubes, pero en los locales cálidos se respiraba a Navidad, los sentimientos esperanzaban un poco de sensatez a un mundo que peleaba, y sacrificaban sus destinos entre guerras y penurias. Así, tristemente cada soplo de corazón, buscaba algo de verdad y amor.

Pero me dijeron que todo era mentira, que la gente es egoista, y materialista, me dijeron que no existe el AMOR.

Sin darme cuenta....

Esta mañana me encontré con una niña pequeña, en sus ojos pude encontrar la inocencia, nada que ver quizás con otra niña en guerrra o pobreza.

Se solaparon dos mundos diferentes, sentimientos y pensamientos encontrados, 

-¿Por qué una niña es feliz en su casa con sus padres, respira paz y tranquilidad, y otra busca comida y a saber que cruel destino le esperará?- le pregunté a mi amigo (el cual ha trabajado de periodista en países de conflicto bélico).

Y él me dijo con sensatez....La felicidad y amor sigue vivo, las luchas injustas, nos destrozan por un lado pero también nos hacen fuertes. Te diré Victoria, que esa niña de ese país, se aferra más a lo que tiene  y sabe vivir si le faltara, hay pena en su corazón pero es más sabia y quizás yo diría que más evolucionada emocionalmente a pesar de su miseria porque sabe que tiene que vivir como pueda y aprende cada día.

 Piensa que el amor sigue por el mundo, quizás una niña pequeña en otro país aprenda por sobrevivir, mientra otra aprende música pero los corazones, el amor y esperanza sigue, porque es la razón de nuestra existencia, amar tanto si tenemos mucho como si no, porque lo material no alimenta el corazón.

domingo, 11 de diciembre de 2016