domingo, 27 de julio de 2014

Chulísimos







Estuvieron genial, me quedé impresionada todo un espectáculo. Os dejo un vídeo que he encontrado de hace tiempo.






Y Amaral genial, muy simpática, natural, el público se volcó en sus canciones, y ella dio un pedazo de concierto sin parar y con mucha marcha. Me quito el sombrero por los dos, chapó.

viernes, 25 de julio de 2014

Por los recuerdos..








Esta canción pues en realidad me gusta porque  me trae buenos recuerdos del verano.

 Mañana viene Amaral a cerrar el festival de "La Mar de Músicas" en Cartagena, así que otra vez cochecito y para allá a ver este grupo. En realidad no soy fan ni nada de eso y no por nada, es más bien que no es mi estilo, no me emociona el grupo. A pesar de que su música no me llega, pienso que el estilo del grupo si es chulo.

 Sí tengo recuerdos de mi juventud con sus canciones, sonaban en la radio en muchos momentos de mi vida, -son legendarios la verdad-.

Así que, yo creo que será bonito ir y como que decir tiene que  me encantan los conciertos en general, pues mañana estaré para ver a Amaral que me han dicho que tiene un directo muy bueno y levanta mucho el ánimo con su energía siempre muy positiva. Ya os contaré...os dejo la canción.





Pero con la entrada de Amaral en el Castillo árabe viene Adanowsky (que para ser sincera ni lo conocía, pero viendo vídeos me mola ese estilo), porque esta música es más de mi oído. Yo pienso que  es todo cuestión de oídos-está claro- :) 






sábado, 19 de julio de 2014

Concierto

 La Mar de Músicas en La Catedral, y lo mejor de todo es que estuve entre amigos :) 


¡Qué decir tiene que el entorno era mágico!! 

 Era una catedral derruida, cogí un coche para llegar hasta ella, porque aunque ya no estás cerca, fuí a visitarte.

Aquella entrada en arco flanqueada por columas adosadas, me cautivó.


La noche apuntaba cercana, las gaviotas antes de oscurecer volaban bordeando con sus aires de invadir sin pedir permiso el precioso cielo de Julio.

Las nubes desaparecieron junto con las aves. Y entró la oscuridad. Unas velas iluminaban los rincones escondidos de lo que serían imagino capillas en la naves laterales, encóntrandose con la bonita nave central.

 Un trompetista noruego, con miles de experimentos en sonidos culminó la noche estrellada.


 Entre ruinas.... de lo que una vez la guerra maldita se llevó, destruyó y nos dejó en soledad, inmundos, e hinóspitos sin su belleza. 



Este juego de luces y sombras  nos hacía caminar por su estilo neorrománico, aunque no se pudo entrar a su cripta que contiene un bonito mosaico del siglo I a.C.


Podíamos deleitarnos en un lateral del "Teatro Romano". 
Destrozada con recuerdos dolorosos, nos conformamos con lo que queda que son: pilares, columnas y portada neorrománica. Bonitos decorados nos hicieron pasar una noche de ensueño. Pudimos acercanos a los miradores para observar la noche.

Os dejo fotitos por curiosidad.













jueves, 10 de julio de 2014

La felicidad, y saber buscarla

Sueño con poesía, lugares lejanos que nunca visitaré, ¡¡O tal vez sí!!.
Me muevo a un ritmo vertiginoso que me lleva la vida, sin apenas respirar. Y estoy cansada, no me das tregua para soñar, creo que nunca pasará, que no habrá ilusión por algo más.

Y veo como gira la vida pero siempre igual, no cambia, y no paro, y ...¿para qué correr?, ¿es que sirve de algo?. Me han dicho que sirve para sobrevivir en ella, que hace falta trabajar, ganar dinero...y no paro, y estoy aburrida.
 Recuerdo un tiempo mejor, donde apenas trabajaba tenía tiempo libre, para pasear, hacer amigos, reir y ser feliz. 
Es verdad que en ese tiempo no tenía coche, iba en bus, ni móvil, quedaba con mis amigas de palabra con un: .-Oye...mañana a las cinco, y con eso bastaba-. No viajaba más lejos de lo que me llevaba la bici, y la playa que me bañaba tenía arena negra.  Por la noche, no teníamos para copas así que sólo bebíamos un refresco a veces compartido. Y con un café pasábamos la tarde jugando en un pub a cartas.  En cuanto a la ropa no tenía para modelos, pero como tenía buen cuerpo daba igual ir de rebajas porque me quedaba bien ja,ja (no como ahora, bendita juventud). Comía menos helados y chuches por no poder comprarlas, entonces no me preocupaba de los kilos y estaba más ágil.


¡¡Y era muy feliz!!!...¿entonces el dinero da la felicidad, o la perjudica?

Hay una peli que me encanta "En busca de la felicidad", si la veis visto sabréis que al final dice el entrevistador: ¿ha sido tan fácil como ha parecido? y el dice que no.

Pues cuando acabé los exámenes me recordó, aprobé pero si supieráis que iba a los médicos con mi madre con el libro, que iba corriendo a todos lados para ayudarla, poder trabajar, estudiar. Fue de locos, y aprobé, pero lo primero que recordé fue la peli.