viernes, 30 de marzo de 2012



¿Qué podría hacer para rescatar aquellos momentos?. Que el aire se impregnara de tu aroma, y volver a recuperar tu olor. Que mi cuerpo no temblara cuando sintiera el miedo de saber que no volverías a aparecer por mi vida. Y poder recuperar tus caricias, en el momento que mi piel ha olvidado tu tacto. Aunque mi mente olvidara con el tiempo, sé que si me volvieras a tocar, sentiría lo misma sensación en pausa durante tanto tiempo. Aparecería de nuevo la familiaridad, me sumergería en el mismo placer de amar......

-Pero no te engañes más....puede que creas que sería igual, ¿pero tú qué sabes?; el tiempo ha cubierto los días, tu vida es más solitaria, puede que sea un sueño en tu imaginación, un deseo de volver a vivir ese amor. Pero ¿no has pensado que si le tuvieras delante, es posible que ya lo sintieras igual?

-No me quites la ilusión, quiero vivir con esa esperanza, no amo a otro hombre como a él y necesito que mi alma y corazón estén en paz y es por eso por lo que avivo un sueño, -mi sueño-, hasta que algún día yo misma me repita tus mismas palabras, y todo quede en olvido.

-Entonces, cuando ese día llegue, y al recordar, te darás cuenta, que el trascurrir de los meses sóla, han servido para que día tras día, olvides, y que encuentres esas mismas sensaciones en otra persona que te las pueda dar y que esté cercano a tí, de la cual no tengas miedo a perder, ni tenga que ser una fantasía. El día que todo sea real, y puedas confiar, y será entonces cuando tu corazón estará en paz, con esa personita que esté contigo, año tras año, la cual no te abandone jamás.





Madrid











jueves, 22 de marzo de 2012

Tu abrazo


Quédate así, no te muevas, que no quiero separarme....

Ha sido un día horrible, ha llovido yendo al trabajo, y los camiones de la carretera me echaban el agua, y parecía que me hacían rebufo. He pasado mucho agobio.
Al llegar a la oficina había entrado agua por debajo de la puerta, y creo que se ha bufado la tarima.

Dejo las cosas y mi jefe con su cara de perro un poco más acusada de lo habitual, me dice que me equivoqué en mandarle una hoja de más en el informe.

Y ya.....tomé café, (mi aspecto era pésimo). Fuí dos segundos y medio al baño para orinar en uno y arreglarme un poco el pelo en el otro y medio.

Trabajé, hasta que me escocían los ojos, y fuí a comer.

Cuando salí esta tarde, hacía una tarde divina, parece que el cielo estaba más claro tras la caída de tanta lluvía, quedaban restos de charcos, pero... me dieron unas ganas increibles de que vinieras conmigo a un parque y paseáramos lo que quedaba de luz del día.

Te llamo y andas con retraso pero me has dicho que para las diez y media vienes a mi casa a recogerme, y que saldremos a pasear de noche.

Y ahora, en este parque, bajo la luz de la farola, sigue....abrázame, no me sueltes; creo que ya sabes que te quiero.

martes, 20 de marzo de 2012

Marea - cortometraje from BigMole on Vimeo.

El beso.


Natalia, estaba bajo la lluvia, no le esperaba todavía, su tren se había adelantado, como por arte e magia, apareció, en aquella estación de tren. Todo pasó muy pausado, y le vió bajar. Le caían las gotas de lluvia por su pelo moreno, y le resbalaba el agua por su carita, haciendo reflejo en su blanca piel. Vestía camiseta, vaqueros y chaqueta azul. Ella quedó inmóvil, no podía acercarse, quería hacer una foto a través de la cámara de sus ojos, donde esa vista tan soñada, quedara permante en su recuerdo.

Pasaron los segundos y el se acercó casi corriendo a ella, no llevaba paraguas, y abrió los brazos para poder abrazarla entera, suave pero firme. Ella se agarró a él, y se abrazaron. En ese momento, no pensaron en la lluvia, ni en el viento que cortaba sus caras, y permanecieron así, hasta que por fin se miraron a la cara. Natalia le tocaba la cara, apartando el agua, y sus ojos parecían mojados y vidriosos, no sabían si era por la lluvía que le caía o por la emoción, pero ese brillo cristalino, les hacía mirarse una y otra vez, y él la besó. Su beso fue cálido, suave, acariciando con sus labios los de ella, penetrando su boca poco a poco, y fundiéndose de la manera más tierna, apasionada, y sensible que nunca hubieran experimentado.

Era un día lluvioso, pero la calidez de sus cuerpos contrastaban con el frío exterior, y se besaron una y otra vez, sin poner fin.











lunes, 19 de marzo de 2012

Lobo de Mar


Ahí, siempre te recordaré mirando al horizonte.
Aquel mar, que no te vió crecer, pero hizo de tí tu destino.
En aquel hermoso puerto de mar, donde encontraste tu amor eterno.

Siempre con ella, siempre con nosotros, desde cualquier punto del mundo.
Viajero solitario, ese era tu carácter, sólido, fuerte, tierno y comprensivo a la vez.

Tus ojos lo vieron todo, el mundo se hizo ante tí, y en tu recuerdo habitábamos nosotros.

Recuerdo tus cuentos de vampiros cuando éramos pequeños, tus dibujos de drácula en nuestros libros de infancia. Tus bromas, y tus riñas.

Y desde este lugar del mar, al cual quisiste tanto, y soñaste tanto, en esa gran muralla, miraré hoy el horizonte a través de tus ojos de mundo.


Te quiero, gracias por darme la vida.

sábado, 17 de marzo de 2012

El cielo


Y por aquellas nubes que revolotean en el cielo contoneándose, como una bailarina mulata en Brasil, apareció el cielo despejado.

Me senté en una roca, no tenía mucho más que hacer que mirar el cielo. A veces nos parece como un momento de decir; pues mira, oye estaba aburrido y me puse a mirar al cielo.

Sí, fue por eso, pero la verdad es que me gustó, últimamente me paso el día con luz artificial trabajando.

Y bueno, empecé a soñar en sus ojos, se parecía a aquella nube. Su forma y su contorno, pues eran unos ojos grandes, que se abrían cuando yo los miraba, y mirando el cielo que poco a poco parecía despejarse, en ese bonito azul, imaginé que tú volabas por él.

-El niño de mis sueños, la ilusión de mi vida-. Todo parecía como si flotaras por mi cielo, aquel cielo, el cual, yo había mirado por aburrimiento y que ahora pues de forma placentera me estaba haciendo soñar con tu encuentro.

Siempre pienso en tu encuentro pase el tiempo que pase, y lo que ocurra en mi vida, aunque suelo hacerlo desde el despacho con una luz menos grata.


Ahora soñaba, volaba e imaginaba con él, -¡¡¡ven, baja!!!- estoy aquí, ¿ahora me ves?


jueves, 15 de marzo de 2012

Los errores del pasado


Han habído tantas veces que he querido borrar el pasado, todo lo que nos hizo daño, las palabras que nos hicieron sentir mal, incluso aquellas que ni siquiera se dijeron. Volver a comenzar de nuevo, ver la vida con ilusión, hacer cada momento único e irrepetible, dar chispa a lo que parecía apagarse, pero a veces es difícil y piensas ¿en qué me equivoqué? o si no hubo equivocación, en este caso, quizás, hiciera lo que hiciera hubiera sido igual.
Es laborioso intentar mejorar cuando una no sabe, y es incomprensible entender los fallos cuando no se explican. Puede, que nos aferramos a algo porque nos gusta mucho, y somos muy felices, pero no siempre depende de la persona, cuando se habla de dos, es cuando debemos preguntar ¿y tú también eres feliz conmigo?, aunque la respuesta se pierde en el vacío, a veces por no querer ver la verdad en una contestación.

En un mundo donde nos cuesta mirar los problemas, en donde no sabemos donde se debería empezar o acabar, es donde surge el fallo continuo, y llega un momento, que parece que ya la vida te da una respuesta, sería la que para tí, quiere salir fuera, no volver a la introspección, ver nuevos horizontes y saciar tu corazón con una calma deseada.

Es cuando llega la luz, cuando el muro con el cual te has chocado tantas veces, ya no te parece tan importante, ni tan denso, ya dejas correr el pasado y vuelves a volar al futuro.

miércoles, 14 de marzo de 2012

Cuando siempre llego tarde


Dame tu fuerza...

Estoy cargada de energía para realizar cosas, es como si no mirase la edad, no me importara con respecto a la sociedad. Si quiero hacer cosas que no van con mi edad, como estudiar una carrera, sacarme un curso deportivo, o ilusionarme con la gente joven, y digo yo...no lo he planeado. Si me saqué el carnet de conducir, no a los 18 sino años más tarde, qué más da...si, estudié secretariado no a los 18 sino a los veintitantos años, y qué más da...si tendré hijos no a los 25 sino a los ...ja,ja ni quiero contar, pues eso...si siempre llego tarde para todo....pues no sé...quizás con 60 encuentre misterios que tenía que haber vivido antes, y yo que sé...si no planeo mi vida y es así como ha surgido, pues será porque es mi destino...quién sabe.


martes, 13 de marzo de 2012

El susurro

El susurro de tu boca, cálido y suave, en tí encuentro la compulsión de un nuevo amor, y el lamento perdido en las lágrimas esbozadas casi resbaladas en mi piel.

Eres.....lo amado, lo soñado.

Pero..¿dime qué buscas en mí?, un momento puede....o el momento eterno que no vuelve, nunca sabré por donde tus huellas me lleven, ahí quedaré

Perdida.

Y en el sollozo, siempre tendré el susurro anhelante de tu sensual boca.



La salida



Unas pocas palabras de consuelo, calmarían su alma, pero quizás nunca llegarían. En el mundo cruel que ella había creado, no le valía cualquier solución, de cualquier persona, por muy bueno que fuera el mundo con ella, por más que la gente se volcara en darle su apoyo, ella sólo necesitaba esas palabras de fortaleza del único ser que amaba.
Justo aquel extraño mundo uraño y solitario, se hacía cada vez más pequeño, la iba encerrando poco a poco, y aunque gritara, golpeara unas paredes imaginarias para poder escapar, seguía en la misma habitación, cada vez más pequeña.

Pero se dió cuenta, de que todo estaba en su mente, quizás ya no fuera amor real, quizás sólo buscaba un poco de paz, en un instante donde su estado impaciente mendigaba un aliento, que no llegaba.

Una mañana, decidió abrir la puerta y salir al exterior, quedó en paz, ya no necesitaba del ser amado, porque todo estaba en su mente, y la habitación pequeña se hizo grande como sus pensamientos. Fue entonces, cuando vió un rayo de sol, que entraba por una pequeña rendija, y caminó hacia allí, la rendija se convirtió en ventana, y a través de los minutos, que pasaban lentos se hizo un ventanal, se incorporó y pudo salir.

Había una gran masión, iluminada y vió un espejo, allí frente a él, vió que no era pequeña y diminuta como ella se había imaginado. Se contempló grandiosa, y fuerte. No quería consuelo, no quería palabras de apoyo, sólo quería correr, pasar todas las puertas y llegar al exterior, donde un precioso paisaje la encontaría, no paró de correr hasta llegar, pero quizás no contaba que un enorme precipicio la esperaba.

miércoles, 7 de marzo de 2012

La igualdad.


Es curioso que, hablando con una amiga de que ella todavía pensaba que el hombre es el hombre y se tiene que comportar como tal, por ejemplo: en una primera cita invitar el chico...y todas esas cosas.

Yo creo en la igualdad, a mi siempre me ha gustado invitar en una primera cita, o tomar la iniciativa para salir, si me apetecía. Pero es curioso, que psicológicamente, no en los actos propiamente dicho, pero, si esperamos que sea el chico, que de alguna forma sea él, el que haga algo más por nosotras, que corresponda de una manera amorosa más fiel y constante, y esté ahí, para hacernos honores. Pienso que ahora las chicas no esperan la llamada, si nos apetece llamamos nosotras, o si nos apetece le decimos al chico lo majo que es, pero a la larga cuando estamos en una relación, entonces, ya empezamos a exigir que se comporte como el hombre galante y caballeroso que la historia nos ha enseñado.

lunes, 5 de marzo de 2012



Felicidades Jose

Por ser tu cumple, porque desde que te conocí me acompañabas con tus textos, vídeos, apoyo, y consejos. Me proporcionaste una confianza que hizo que mi corazón se abriera para contarte, mis miedos, preocupaciones, y alegrías, y porque me escribiste un texto precioso en tu blog, que me cautivó el corazón. Ahora que sé, que puedo confiar en tí, que eres mi amigo, y puedo contar contigo, espero que seas muy feliz.

Un besito.

Te quiero amigo.

esther y su mundo

domingo, 4 de marzo de 2012

Así somos

Hoy he leído en el semanal un artículo, que me ha hecho pensar, he recogido como esencial que a veces machacamos nuestros defectos como algo perjudicial, y le damos valor a las virtudes que tenemos. Pero el triunfo de una persona parece radicar también en sus defectos. Por ejemplo ¿qué es mejor ser tímida o no serlo?. Una compañera de trabajo me dijo el otro día, mejor me callo que soy muy estúpida para decir las cosas, y a veces gracias a decir las cosas como las dice, (aunque no nos gusten las formas o maneras) pero a lo que vamos...el hablar claro, el no esconderse, el tener valor para afrontar, aunque ella piense que se pasa; hace bien, porque sabemos lo que piensa en cada momento.

Si una persona es envidiosa, eso es malo, pero también es un tipo de avanzar el querer admirar a alguien por lo que tiene, nos hace intentar mejorar nuestra vida, incluso la competitividad, es buena en parte: es una superación.

Quizás algunos logros lo hemos conseguido según nosotros por nuestros defectos y no nuestras virtudes. También admiramos a las personas guapas y altas por ejemplo, y no pensamos que si somos bajitos podemos ser más ágiles o ese defecto en nuestra cara puede ser nuestro rasgo distintivo.

Creo que deberíamos pensar, en lo que nos enseña de pequeños, por ejemplo: el ser bueno a veces nos perjudica, -sí es una virtud-, pero poniendo la otra mejilla no conseguimos nada. Este artículo me ha hecho pensar.

Para que Yo y Yo tengamos una semanita de lujo :)

Las Estrellas




¿Qué se puede decir de las estrellas...?


Anoche, aquella chica miraba desde una terraza, comiendo helado de fresa, mango y chocolate blanco, que se deslizaba por su garganta poco a poco. Como si de un cuento árabe se tratara, las estrellas brillaban en aquella calle cuya azotea de un gran edificio parecía enmarcar el cielo. Aquellos tejados bordeaban dando solidez a un manto negro y estrellado que parecía estático y no lograba encontrar un poco de movimiento.

-Dani, ¿has visto que bonito está el cielo?, -aquella chica, le miraba inquietante esperando una contestación.

Sí, pero yo ya no veo las estrellas desde mi separación, antes solía ir con mi chica a verlas, pero parece que ahora, me he vuelto insensible a la naturaleza.

-Dani.....observa la grandeza, como si de una obra de arte anónima y a manera de regalo, la hubieran creado, -¿sabes Dani?-continuaba aquella chica diciendo.-Yo creo que hemos nacido para contemplar estas maravillas, creo que es nuestro sentido de vida, y hacer que los demás vean para poder ser felices, y no creo que importe las riquezas o pobrezas que tengamos, tenemos que ayudarnos y a través de esta noche con estrellas...

...Sus palabras hicieron que se quedaran los dos pensativos, y allí en aquella terraza brilló la luz.