sábado, 26 de febrero de 2011

El sabor del mar

Hemos ido a ver el mar, estamos sentados hablando, dos personas que aunque bien se conocen, no tienen los mismos pensamientos acerca de la vida, hablan, respiran, sonrien, conversan y la brisa marina calma con su aroma salado. La vista del mar es oscura, una farola ilumina haciendo una franja vertical cruzando la oscuridad. Hace viento, pero no tenemos frío, nuestra conversación es más importante, tenemos que saber, tenemos que dialogar, y la calma va mermando nuestros tonos de voz, al principio se demuestran fuertes y sonrientes, y poco a poco van apagándose haciéndose tranquilos igual que el viento parece soplar en una caricia para hacernos compañía y el universo queda en armonía. Nos hemos desnudado de pensamientos, no hay falsedad, sólo sinceridad, y no nos da verguenza, no nos importa, apenas hay gente, todo el mundo parece dormir aunque es temprano y no tenemos mucho tiempo, te esperan unos amigos, pero este rato de luz y paz ahonda en mi, me calma, me hace olvidar momentos imposibles, que no pasaran, tus consejos, tu calor, tu mano en mi cintura me da confianza.


Te tienes que marchar, ¿volveremos, volveremos dime si volveremos a oler el mar?


viernes, 25 de febrero de 2011

Cuando un suspiro lejano ahoga el tiempo, la distancia, el conocimiento. Sale al exterior como si el templado viento arrasara el pecho, infundándose en tu piel, recubriendo la esperanza. Una caricia anhelada recubre la noche solitaria dejándose evaporar en una leve ensoñación. Un deseo fugaz que marca tu instinto en el camino de una espera, que se prolonga pero hace hueco en tus sentidos. Entra en mi vida, como un duendecillo, que apenas se oyen sus pasos, silencioso, besando el aire que marca tu piel con la mia, suave, y tierno elevando tus brazos para mediar con los mios.
No salgas de mi vida, quédate un tiempo, no importa cuanto, pero quédate, sin compromiso sólo porque ahora mismo en este instante te apetece sentirme, y no quiero pensar que no volverás, sólo camina y mece mis sueños, mis fantasías, mis besos y vuelve a sentirme como si por primera vez se tratara, y como si no me conocieras, hagamos nuevo este encuentro, perpetuémolos en el tiempo, y que se haga eterno.

Ven bésame, acaríciame, sabes que siempre te he estado esperado, sabes que siempre te he estado amando.



miércoles, 23 de febrero de 2011

Los sueños y la realidad.




¿Vivimos en nuestros propios sueños o vemos la realidad?.

¿Nos sumergimos en aguas de fantasía y o vemos la realidad como se plantea?.


Me pregunto...si a veces estamos tan insertados en nuestros sueños que adoptamos decisiones basados en ellos, que nos ocultan la realidad como es y que a veces llevamos estas fantasías a nuestro comportamiento diario, sin saber cual es el límite entre dichos sueños y la realidad.

Muchas veces tapamos, ocultamos porque nos sentimos bien y creemos que imaginar situaciones alegres como en libros o pelis que hemos visto, nos llevan de modo semi inconsciente a ver la vida de manera diferente siempre triunfante para nosotros y no creo que en el fondo sea malo, puesto que a veces en la vida es necesario correr riesgos, siempre que estos riesgos no nos causen un mal inevitable.

¿Nunca os habéis guidado por un impulso aún sabiendo que no era lo mejor para vosotros?. No habéis pensado, tengo que hacer esto o lo otro dejando atrás algo más seguro, más estable, y os ha dado un arranque de impulsividad?. ¿Será lo correcto o en el fondo sabemos que no va a salir tan bien?, pero, de todas formas ya no tiene vuelta atrás porque ha sido nuestra decisión y pase lo que pase tiraremos para delante.

Cambios y más cambios, a veces pensados otras veces impulsados por sueños, los necesitamos, tenemos la imperiosa necesidad de saber que nuestra vida gira y gira, y no se estanca. No sabemos quien es el mejor postor, son imagenes en nuestra cabeza que deseamos llegar a ellas, trasladarlas a nuestra vida, hacer feliz nuestra existencia, porque el tiempo pasa, y a veces lo que no haces en un momento determinado ya no vuelve, incluso dándote cuenta, que eso cambiará tu modo de vivir, incluso tus creencias, o forma de pensar. Y da igual, te diriges derecha al abismo, cerrando puertas, que quizás no se vuelvan a abrir jamás.

lunes, 21 de febrero de 2011

Estás ahí

Estabas escondido en un rincón de mi corazón y yo sólo quiero cuidarte. Quiero cuidar los días rosas y los días grises, aquellos cargados de esperanza y aquellos en los cuales el mundo se derrumba. Quiero encontrar en tu risa la alegría y en tus lágrimas la tristeza, no me rindo ante tu dolor y ante tu ganas de sentir cosas nuevas, yo estoy aquí contigo en tu camino por la vida, para que puedas sentir lo que quieras, y con quien quieras, eso me hace feliz. Verte capaz con ganas para amar y soñar para encontrar el amor dónde quiera qué esté o donde la vida te lleve. Y en tu trascurrir por tu vida encuentres una amiga que sepa escucharte, que sepa animarte, que se alegre de tus logros, de tus metas, de tu amor. Camina, corre, lucha, y yo estaré contigo apoyándote en tus ilusiones y en tus fracasos.

Porque yo necesito de tu aire para seguir acariciando tu vida.

sábado, 19 de febrero de 2011

jueves, 17 de febrero de 2011

Es increible como la vida te puede variar en cuestión días, pensaba Paola mientra miraba por la ventana, una taza de café en la mano y un pensamiento lejano, acababa de abandonar a su marido.

Era algo que ella jamás hubiera imaginado, puesto que lo conoció en la adolescencia y llevaban veinte años juntos, se casaron jóvenes sin apenas pensar,como un reflejo inconsciente de amor, no fue una locura, el caso es que si se quisieron durante años y fueron felices, pero hacía por lo menos tres años que no se miraban, parecían desconocidos, apenas se tocaban, no había gestos de cariño y lo peor de todo es que ya ni se escuchaban. Pero ella tuvo miedo, aunque era una mujer muy guapa y lista, ella pensaba que al llevar toda su vida con él, dependía tanto emocialmente como en sus simples rutinas diarias. Estaba triste, continuamente sabiendo que no se querían, y aún así él actuaba de modo egoista cuando ella sacaba el tema de separarse, no quería, casi se lo imponía. Fue dificil tomar la decisión, pero se estaba muriendo en vida, estaba sin ilusión, tenía un problema que no quería ver. Ella lo intentó, pensó que si se apuntaba a clases de guitarra que tanto le gustaban podría ganar ilusión, intentó conocer gente nueva, salir a pasear por las calles, ver escaparates, pero nada la animababa, supo que lo que hacía que estuviera tan triste era el pensar que ya no volvería a sentir el amor, a ilusionarse, a ver mariposas en el cielo o en su propia imaginación, y ya no volvería a acariciar a alguien de manera especial, con alegría, con confianza, y también con pasión de amor.
Eso la menguaba en la vida, le creaba cierta inseguridad.Cuando se asomaba al espejo se veía muy fea,aunque en realidad era preciosa, pero no se sentía así, la habían quitado todo resquicio de alegría.
Hasta que un día tomó la decisión de su vida, y se lavó la cara para sentirse limpia y no culpable y le miró a los ojos y le dijo: " Rafa te he querido como nunca había querido a nadie, he compartido la mitad de mi vida contigo, y ahora simplemente siento dolor de estar contigo, siento dolor de que no me abraces cuando lo necesito, de que no me beses cuando llegas a casa del trabajo, y de que ya no me quieras".

Así, se quedó ella, mirando por la ventana, ya no sentía tristeza, en realidad se sentía aliviada, nueva, otra persona entera para volver a sentir el amor y con esperanza de volver a ser feliz

martes, 15 de febrero de 2011

lunes, 14 de febrero de 2011

Un día, una expectativa, una ilusión.

Una taza de café.
Mirarme al espejo y ver una ilusión en mis ojos.
Escuchar a Maroon Five.
La planta de San Juan de Baños.
Una foto de carnet con pegamento en un carnet de estudiante, que me deje hacer un examen.
Vestirme juvenil con un collar de bolas de madera (un consejo para ir animada)
Un pétalo de una rosa que me regalaron para animarme en mi ropa interior perfumando lo que tiene que ser un éxito.
Un pensamiento hacia tu seguridad que me transmite firmeza de ejecución.
Volver a escuchar a Maroon five.
Santa María del Naranco (arte asturiano muy importante)
Leer vuestros comentarios enviándome suerte, me alegra el corazón.
Y ver que no ha amanecido todavía.

sábado, 12 de febrero de 2011

¡Cuánta paz!.

Es increible como en un día te pueden cambiar las cosa, estaba super nerviosa estudiando esta mañana, cuando me has dicho de ir a comer en vez de tomar un rapido aperitivo previsto, y bueno he pensado me relajo un poquito, creo que me vendrá bien. Ha sido maravilloso, hemos comido en un restaurante de San Pedro del Pinatar y al lado había un grupo de parejas, que nos han preguntado y resulta que venía a pasar el fin de semana de enamorados e iban a un spa cercano y luego a cenar y nos hemos reido con ellos un ratito.

Hacía una mañana preciosa, un poquito de viento pero el sol calentaba, daban ganas de cerrar los ojos y dejar pasar el tiempo al sol. Hemos paseado por la playa de La LLana y hemos visto como el mar arreciaba daba sensación de fuerza y calma a la vez, ese sonido calmaba mis sentidos, y nos hemos acostado en una duna a mirar al cielo.

Estabas muy guapo, muy natural, y te observaba como si fuera la primera vez que te miraba, tu sonreías y me contabas historias de miedo para que me riera, imaginando que éramos supervivientes en una isla custodiada por un espirítu maligno que llegaba por el mar.

No quería volver a casa, y tú lo has notado y hemos visto casi anochecer, me ha dado frío y me frotabas las manos, mientras continuabas hablando de tus historias inventadas.

Ha sido perfecto porque necesitaba algo así, después de tanto tiempo sin ver la luz en mis mejillas y descubrir la paz. Luego después de una ducha, he podido estudiar relajada.

No olvidaré este día, hace poco pensaba en algo así, y se ha cumplido sin establecer un plan previo, ha venido porque sí, como el mar llegaba a la orilla sacudiendo la arena, tú has llegado a mi vida dando paz.



viernes, 11 de febrero de 2011

Se acerca el día de los enamorados...

Bueno este año voy de exámenes asi que lo del romanticismo me parece a mi que no me va a tocar mucho la fibra. Pero estaba pensando en aquellos años de San Valentín y no he podido evitar sonreir acordándome de un año típico de juventud jajaa estaba con Quique de novio y con otras parejas cuando se le ocurrió a mi amiga cursi jajaja ir a un restaurante de esos típicos de enamorados y nada, confirmamos pues. Yo pensaba que dentro de lo normal pues algún decorado típico algún menu con nombre de amor o algo así... Cual fue mi sorpresa que cuando nos sentamos el pan tenía forma de corazón, mira, mira casi me rulo y bueno para que contar lo cursi que estaba todo, a mi se me cayó la crema al mantel ¡Oh la fastidié! ¡Qué pena oye con lo bonito que estaba todo! jajaa y nada, el camarero no tuvo otra feliz idea que darme la balleta, y yo ni corta ni perezosa me puse a limpiarlo, a todo esto que oigo a mis amigos, pero...¿qué haces? eso es tarea del camarero...bueno, un desastre de San Valentín, entre lo poco romántico que estaba mi novio porque claro la situación pasó al cachondeo en vez de romanticismo..ahora sí, creo que me reí lo nunca escrito puesto que las velas rosas y la música de los años ochenta cursilonga ya fue el remate.

Yo espero que todos tengáis momentos románticos y bueno ya lo celebraré yo después de los examenes con mi morenazo esplendoroso ¿Cómo que no,pues no es guapo ni nada? Que yo puedo eh jjajajaa besos. Ya os contaré schifff secret.

P.D. También he recordado cuando salía en la tuna vendiendo claveles para el viaje de estudios os dejo una canción de las que cantaba ¡ ays dios las cintas firmadas por los chicos! ¡qué emoción! yo todavía las tengo jajaa y ¡¡¡ahhh yo era la de la pandereta que daba saltos!!! era porque lo de la guitarra como que no jajajajaja




jueves, 10 de febrero de 2011

Una vista interior

Si el rumbo de la vida se parase por un instante y dejase tiempo a la reflexión. ¿Por qué actúo tan precipitadamente, sin apenas pensar?. Quizás me pierda en mi individualismo y no vea a los demás. ¿Es esto una manera de egoismo o sólo egocentrismo?. Pero cuando oigo y no escucho, prefiero leer a escuchar, cuando leo una carta o e-mail, me paro y me concentro en las palabras, pero los sonidos de la gente hace que se expandan y no presto atención.

Debo mirar más a mi alrededor no centrarme en mis problemas o tal vez abrirme a la gente, porque me cuesta muchísimo, trato a veces a las personas de manera superficial y no es porque no me interesen o no las quiera, pero tengo miedo a penetrar en algo más, a que me hieran, deseo pasar por la vida sin comprometerme demasiado y eso tengo que cambiar, yo no era así, yo me involucraba en las cosas, aceptaba lo que me venía ¿Por qué tengo miedo, qué ha pasado conmigo?. ¿Me han creado desconfianza?......

lunes, 7 de febrero de 2011

Otra dimensión

No cambies más el sentido de tu vista, que tus ojos no se vayan en otra dirección.
Estoy aquí, ¿Es que no me ves?. Es como si tu mirada cabalgara por otra dimensión (una dimensión a la cual no puedo acceder). Parece como si de un una tarjeta con clave se tratara y tu sólamente tú supieras el códice.


No cambies tus pasos por la vida, ve en buena dirección, aunque ya no sepa de ellos, yo no podré seguirte, guiarte, es como si hubieran dos realidades paralelas que nos alejan en el tiempo y no se pudiera hacer nada.

En tu dimensión eres feliz, pero yo tan sólo podré imaginarlo y sonreir, porque no hay una comunicación posible. Por muy difícil que sea llegar a tí, en otro tiempo hubiera buscando una solución para alcanzarte y seguro que la habría encontrado, pero ya no tengo fuerzas y lo peor ya no tengo ilusión, ni merece la pena.

Ahora pensaré que estás bien, y me alegraré de todo y no pensaré en nada, mi mente quedará en blanco, quiero bloquear algunas cosas que no me permiten avanzar y aprender de otras.

Y el camino seguirá y los dos avanzaremos, aunque no nos encontremos jamás.

nunca jamás nos encontraremos.