lunes, 31 de mayo de 2010

De noche...pensando en tí.

A muchos kilómetros de distancia.....una estrella ilumina mi dormitorio.

Es como si me guiñara un ojo, porque no estás a mi lado.

Pienso en tí...¿qué estáras haciendo ahora? ¿Estarás viendo la misma estrella?

Puede que ilumine tu rostro, aunque tu cara ya tiene luz...una luz con caracteristicas especiales que me da impulso día trás día a seguir mi camino, aunque no estés conmigo. Te siento y me reflejo en tí. En tus ilusiones, en tu cariño, no solamente el que me brindas, porque tu ya de por sí eres especial. Das ilusión sobretodo cuando me permites entrar en tus sentimientos, en tus sueños, en tus metas en la vida, o en tu vida cotidiana en general.

Compartimos pequeños momentos del día, a veces buenos otros no tanto, pero si supieras como te echo de menos, cuando no estás, cuando no me haces reir, cuando no me haces sentir.

¿Sabes que hablo de tí, verdad?

Cuando miro tu pequeño muñeco mover la cabeza, asintiendo, es como si quisiera decirme que asi es como tu eres..Que pase lo que pase, y aunque nuestros caminos se separen con el tiempo. Tu eres así..

Quiero que sepas que eres muy especial para mí, tanto que extraño tantísimos detalles tuyos cuando no los tengo..que siento un cosquilleo que me recorre el cuerpo..cuando pienso en ellos.

Y así, te recordaré siempre...por todos los buenos momentos que me has dado, por las veces que me has aconsejado y me has ayudado....asi te recordaré , con tu gesto gracioso, tu sonrisa simpática, tu mirada tierna y dulce, y por tus sueños idealizados en palabras que llegan al corazón cuando la expresas.


Gracias por todo...por ser como eres, tal cual eres...




A solas contigo..

V32


Vivía sola en mi pequeño apartamento, y mi vida transcurría de manera complaciente.
No había nada de extraordionario en mi cotidianidad, era una chica normal, como tantas que no tienen una pareja. Salía de trabajar, llegaba a mi apartamento, me hacía la comida, enchufaba la tele, y el ordenador.... volvía a la oficina...y por la noche me hacía algo ligero para cenar, veía una peli, una ducha y me acostaba, siempre soñando que me pasara algo emocionante..y los días pasaban sin grandes cambios. Hasta que: Apareciste tú.

Un fin de semana con mi amiga, en un pequeño pub, unas risas y unos bailes, y allí en ese ambiente amistoso, te ví.

Me pareciste un chico tranquilo y seguro, y cuando te acercaste para preguntarme, si nos conociamos de vernos antes por el pub. Mi corazón se emocionó.

Sólo necesitamos unos fines de semanas para vernos, algunas llamadas ,ciertos mensajes y nos enamoramos de una manera dulce y sencilla.

Decidí, que vinieras a vivir conmigo...sabía que eras tú.

Yo solía llegar a mi apartamento, encender la luz, y mirar si todo estaba en orden, parece una manía, pero es lo que tiene vivir sola. Cuando me duchaba pensaba que tenía que tener cuidado por si me caía, no podría alcanzar el teléfono, asi que me llevaba el móvil al baño.
De noche, echaba la llave de la casa, y antes de acostarme miraba las habitaciones...y así mil manías mas....


Recuerdo la primera vez que entraste, tu mirada estaba como perdida y asustada, tu tambien tenías miedo, lo noté.
Estábamos asustados, porque nunca habíamos intimidado antes, todo había pasado deprisa, pero yo necesitaba tu compañía, tu amor, te necesitaba a tí. No podía esperar más tiempo.

Recuerdo tambien, que te pregunté si querías tomar algo, y me dijiste que primero quería ver mi apartamento. Te lo enseñé como el que muestra un museo, detalle por detalle. La entrada, con un aparador de madera oscura, simulando a muebles clásicos te indiqué un armario en la entrada, para dejar los abrigos.... y así sucesivamente..todas las habitaciones. Te llevé a los baños estaban pintados de azul clarito y tenían cenefas con motivos marinos. El salón, con su gran sofá de varias plazas para acostarnos juntos en él, y ver la tele. (me lo acababan de instalar). Para nosotros.

Y por fín mi dormitorio, coloqué una cama de matrimonio, amplia para poder movernos bien, y unas sábanas de seda, para que nuestros cuerpos deslizaran suave al vaivén del amor. Compré para la ocasión unas pantallitas de luz tenúe, para que nuestros cuerpos hicieran sombras al amarnos. Cuidé los detalles, porque quería que lo nuestro funcionara, lo mejor posible, y empezar con un ambiente ármonico. También sabía que te gustaba la ducha con grandes chorros de agua, y cortina fina y transparente para que pudiéramos jugar en ella.

Tú parecias féliz al verlo todo. Y me dijiste, que era un verdadero hogar, y ahora conmigo allí....todo te parecía perfecto.

Yo suspiré, del mismo modo, que cuando luchas por hacer algo muy bien, y te dan la aprobación..un suspiro hondo que emana paz.

Abriste un armario, y viste que te había dejado hueco para tus cosas, volviste a sonreir.

Yo te dije, con mucha alegría y entusiasmo.- Vamos a hacer de este apartamento, nuestro hogar.-¿Sabes que me apetece ahora?- te miré con excitación

Recuerdo que me miraste con cara pilla de risa, esperando a ver que te decía.

- Vamos a la cama a saltar de la mano, como cuando teníamos cinco años y nuetras madres nos reñían.

Luego caeré encima tuyo, y serás mío, te haré cosquillas, y te aprisionaré, tu te defenderás, y me acorralarás a mí. Y cuando termine nuestra amorosa lucha.....Me besarás y me amarás de la manera más dulce que nunca haya imaginado...hasta que caígamos dormidos el uno en brazos del otro.

Todo transcurrió tal como lo relato, y a la mañana siguiente, nos fuimos desnudos a la ducha, yo con la sábana arrollada, y tu detrás para quitarmela, para poder desnudar mi contorno, nos metimos en la ducha con sábana y todo, y entre los chorros, y la sábana que pegada a mi cuerpo descubría mi silueta de forma insinuosa, nos abrazamos y besamos, y el agua corría por tu cara, tu pecho, todo tu cuerpo, todo era sexy y ese momento tan refrescante, nos daba cierta vitalidad y alegría...nos reimos mucho, y al salir de la ducha todavía llevaba espuma por todo el cuerpo. Y te dije; Así como me ves, es como soy...

Tu carita seguía mojada, y tu piel estaba tan suave, que un cúmulo de sensaciones recorría mi cuerpo al tocarte. Tus ojitos estaban cálidos y amorosos, no podía contenerme y te dije:

Sabes una cosa; Te quiero con locura......quiero pasarme la vida jugando contigo.

-¿ Y tú, quieres jugar conmigo?

Ahí estabas tu quitándome con la mano el jabón del pelo con mucha intensidad, pero suave, sonriendo y diciéndome .....-Tendremos 70 años y te prometo que siguiré jugando contigo, siempre serás mi niña.

sábado, 29 de mayo de 2010

Me he perdido......

Se que me enamoré de tí...


Ahora se, que me he perdido


Me pierdo al conducir por calles que conozco porque estoy distraida.

Me pierdo, cuando me saluda la gente, y no he dado cuenta de que están ahí, porque estaba pensando en tí.

Me pierdo, cuando no te encuentro....y mi cabeza da vueltas y vueltas.

Me pierdo, cuando no encuentro ninguna salida razonable a lo que siento

Me pierdo, porque no sé, como comportarme contigo...para que todo vaya lo mejor posible.

Y doy vueltas a la cabeza, una y otra vez...y una y otra vez me pierdo.

Me pierdo, cuando me veo ilusionada por algo irreal

Me pierdo una y otra vez...asi tantas veces al día.

Me pierdo ante la ignorancia de no saber, absolutamente nada.

Me pierdo y no me encuentro....

Ahora se....que no tengo que perderme más...

Saldré al mundo y te buscaré y si no te encontrara....me buscaré yo...y así ya no me pierdo


viernes, 28 de mayo de 2010

En un mundo maldito Capítulo 22



-Eh, oiga señora; -Aquí es.
- La biblioteca.. a su derecha...-¿Se...?
-¿Señooora?- Me dice el taxista, mientras gira la cara para mirarme, como si de un sueño me despertase.

-Sí, vale, vale. Tenga, quédese con el cambio.-Apenas le escucho, estoy demasiado ensimismada en mi pequeño mundo.

Me bajo apresurada y miro.....medio embobada...porque nada que veo...me recuerda a mi vida.

Delante de mí, la biblioteca se alza sobre mí sobria y firme. Es un edificio de piedra, parece un cuartel reformado, porque su pórtico principal....da paso a su estilo militar. Viéndolo, recuerdo que mi ciudad es militar, asi que...es posible...sonrio...-¿qué es posible?.
-me digo...No, Victoria, no es posible..simplemente han cuidado los detalles.


Aunque durante mi trayecto en el taxi, he estado pensando en recuerdos de mi vida, y me ha reconfortado, pero ahora debo ponerme en acción, si quiero descubrir que está pasando realmente.


Camino con seguridad, y entro en ella, es cuando veo que hay una chica en el mostrador. Pues la impresión que me da, es de una especie humanoide extraño. Me mira...se gira..pero no me pide carnet, ni nada. Aprovecho para entrar.

No hay nadie en la sala de estudio, siento un pequeño escalofrío. Me coloco enfrente de una mesa pongo mis puños en ella, y dejo caer mi cabeza. En este momento siento un gran vacío, no hay sonidos, ni murmullos, no hay vida. Es como si yo solita me hubiera metido en la boca del lobo. -¿Pero qué otra cosa puedo hacer, así como me encuentro tan desorientada?.

Es como la sensación que se tiene a veces, de querer hacer las cosas bien, para que todo funcione, ser buena, ser diplomática, ser correcta, voluntariosa...y aún así, no consigues nada de lo que quieres. Pues algo parecido...es lo que siento en estos momentos.

Me siento y me pongo frente un ordenador, busco en google los nombres de los medicamentos..


Trás buscar con apresuramiento...veo que uno de ellos contiene un compuesto químico muy fuerte, que provoca deterioro pausadamente en el cerebro, afectando a los procesos de memoria y pensamiento..

Sique Victoria...sigue ...que casi lo tienes....-me digo...para darme ánimos.

Siquiente medicamento, a ver que me dice de este:

Bien....este medicamento...miro, miro....-Aquí

Tiene una sustancia química, que daña algunas células del cerebro.

-¿Péro que tipo de gente...y con que fín?

Ahora mi piel se eriza..ante una sensación de miedo, y mis ojos contienen unas lágrimas forzadas, que no pueden salir....Estoy asustada, realmente.....Creo que me convertiran en una especie de vegetal para ellos, a mi también, si no consigo salir de aquí.

Sigo leyendo.....

Efectos secundarios

Estas personas, deben ser vigiladas, pues es probable que en dosis elevadas, no recuerden donde están, y actúan sin razonamiento, por el daño sucesivo y paulatino en el cerebro..


Bingo....Aquí os queria ver. Y sobretodo a ti Javier, que me decías que no me acordaba ....¿Cómo se puede ser tan malo?.Porque tú si que estás actuando con coherencia, tú si que no has tomado medicamentos, tú trabajas en esa empresa, que los suministras.

Eres.... ¡Tú..Javier!.... el enemigo.....ahora lo sé.




domingo, 23 de mayo de 2010

Contrastes




En la playa....




El silencio persiste en la quietud del mar, un cielo despejado confunde mi silueta pálida por el duro invierno y hace contraste con el color azulado del mar, casi transparente.

Todo parece en su sitio, en su orden establecido por la naturaleza...


Aún así...



Me faltas tú.

Me falta tu risa, tu voz.......me falta tu amor...tranquilo, sensual y apasionado.

Sonrío, cuando pienso en tí, no lo puedo evitar, me pareces tan maravilloso, que mis labios se desprenden por sí solos hacia las mejillas...de pensar lo dulce que eres, lo especial y sensible, y esa forma peculiar tuya de encender mis sentidos en general.

Me falta todo eso de tí.


Mi cuerpo erguido y paseando por el mar....se inclina para sumergirse en él...Y abro los ojos para imaginar que estas dentro, que me esperas para besarme y acariciarme, como si fueras parte de esa naturaleza que me invade, y me transporta a un mundo de sueño ,como en los cuentos .....como en la infancia.


Estás ahí..... acaracias despacio mi silueta.


Sumergidos en el agua, nos cogemos las manos para volver a inspirar aire fuera. Abrimos los ojos llenos de agua, nos limpiamos el uno al otro con suavidad.
Ya no podemos esperar más tiempo, no ya no más, no podemos esperar a que el cielo nos permita besarnos, porque está claro,que todo aquel idílico paisaje, se ha confabulado para darnos ese momento especial.

Así de forma impetuosa, es la palabra ....para definir ese beso, esperado, soñado....

Necesitado por el amor


martes, 18 de mayo de 2010

En un mundo maldito Capítulo 21




Abro los ojos despacio, el sueño me ha venido bien.....Me giro y veo un folio y un bolígrafo, en la parte de atrás...sonrío, y pienso que hace mucho tiempo que no escribo nada.

Quizás me siente bien...

Ahora que estoy en este mundo impredecible, es cuando más necesito la sensación de tenerte a mi lado. Ahora que estoy perdida, es cuando pienso lo importante que eres para mi. Puede que tu ya ni te acuerdes, o tal vez sí...No puedo saberlo....intento buscar señales...canciones que me recuerden a ti, olores, o pistas, pero no encuentro nada. A veces pienso que ya me has olvidado. Porque mi corazón no te encuentra.

Me gusta imaginar todas las cosas que me gustaban de tí, y son tantas, que no terminaría de escribirlas, pero sobre todo...me gustaba de tí:

- Cuando despertabas a mi lado, tus mejillas suaves.
- Escucharte....no me cansaba de escuchar tu voz jamás.
- Tus ganas de hacer cosas interesantes, tu ilusión cuando las vivías.
- Tu cara alegre y algo pilla cuando estabas con tus amigos. Lo que disfrutábais juntos.
- Cuando me besabas la mano, ese momento de tranquilidad que me dabas, y la ternura que despertabas.
-Tus ojos al mirarme, eras dulces y seguros¡Cómo me emocionaba!.
-Me gustaba, lo difícil que a veces era comprenderte. Tan cerrado en tus ideales.
-Siempre que movías los labios, cuando estabas nervioso. Los apretabas un poco.
-Tus caricias en mi cara.


Así eres....espero volverte a encontrar. Por este mundo, o por el anterior, no puedo vagar por la vida sin volverte a ver. Aunque tan sólo sea una vez más.

En un mundo maldito Capítulo 20

Soñando....







La imaginación vuela, nuestro subsconsciente abarca todo nuestros temores, ilusiones y amores, realmente somos nosotros mismos.

Vamos paseando por la calles, nuestras manos están unidas al andar, es curioso porque no se pueden separar. Subimos a un autobus, intentamos separar nuestras manos para agarrarnos a la barra del autobus, pero no podemos, estan demasiado unidas, por mucho que las movemos, ellas no se separan, asi que, nos agarramos a la barra con la otra mano y seguimos juntos.

Nos besamos.....y nuestros labios tampoco pueden separarse....tenemos verguenza, la gente mira..o eso nos parece..y no podemos separar nuestros labios.

Tu te sueltas de la barra y pones tus dedos en mis labios, me acaricias tan suavemente que consiques separar los labios, pero tus dedos se han quedado pegados a mis labios..nos miramos, de esa manera insospechada, unidos por nuestras manos, nuestros dedos....nos parece hasta natural. En mi sueño....estamos unidos en un sitio público como un autobus, pero es como si no nos rodeara el mundo.

Solos tu y yo.

Yo suelto mi otra mano de la barra....y te miro la pongo en tu cintura para no caerme...
Y...pasamos estación por estación ....mirándonos, sintiéndonos ......hasta el final del trayecto....

Como por arte de magia me despierto....

¡Qué viaje más asombroso! ¡Cielo...estabas junto a mi...y nada nos podía separar....

¡Cuántos anhelos..en mi corazón!

¡Cuánto amor!

lunes, 17 de mayo de 2010

En un mundo maldito Capítulo 19





Es hora de salir de allí, vuelvo a los cajones a recoger los informes médicos, recetas, medicamentos, todo lo que se me ocurre para investigar, pero necesito un médico o por lo menos internet, a ver si encuentro algo navegando un poquillo.

Vuelvo a la entrada, y salgo despacito con el fin de que no me pregunte el guardia de seguridad .Para mi suerte, se encuentra distraido. Mis pasos son silenciosos hasta llegar a la puerta principal. Una vez fuera de ella, me dirijo a Azuli, silenciosa, y dulce, medio escondida en aquel cuarto de la limpieza, la encuentro encogida, y con una bella sonrisa.

-Mami, has tardado muchísimo...¿No me ibas a dejar sola, verdad?
-No digas eso ni en broma...mami te quiere tanto, que no podría estar un minuto más sin su linda niñita.-la miro con cariño
-Bueno, pero ya está, eh mami, ya nunca más.- me mira con morritos, y frotándose los ojitos, como si tuviera sueño.
-No Azuli, nunca más, pero cielo era un juego-¿No te acuerdas?
-No mami, no me gustan estos juegos-sus morritos se hinchan y sus ojos me miran entre sollozos y lágrimas.
-Vale, perdona amor, nunca más, te lo prometo.
-Anda cielo, vamos a coger un taxi, te llevo al cole, que se hace tarde.


Ya en el taxi, el día se nubla, parece que quiere darnos un poco de nubosidad, a todo aquello que sentimos.. que vemos... y en realidad, es así como me aparece mi corazón, algo nublado, algo confuso, y con ganas de saber algo más.


Pienso que no he podido encontrar mucho, pero al menos ya sé donde trabaja Javier, y puedo volver si necesito algo más de búsqueda.

El siguiente paso, es ir a una biblioteca, o algun ciber, necesito internet. Mientras tanto, Azuli apenas me habla...creo que se asustó un poco, pero que puedo esperar, demasiada madurez para una niña de 6 años.Asi que...intento darle conversación, pero se queda dormida sobre mis
brazos.

-Por favor, taxista, páreme allí, ese es el cole de mi niña.(Lo dice su uniforme) y en los libros del cole, aparece ese nombre. Menos mal...algo fácil.

- Bueno preciosa- le doy un beso cariñoso.
-¡Cielo, la mochila..!no se te olvide.
-Luego vendré a recogerte, pásalo genial...te quiero muchísimo
-Yo también, mami.¡Ven pronto!
-En nada, estoy-la vuelvo a besar en sus mofletes

Me quedé pensando....¿Qué miedos tendrá el corazoncito de esta niña, que miedo tiene al abandono?-¿Será normal, en los niños?-¿O habrá sufrido ...ya en su temprana edad, el sentimiento de la soledad?-¿Cómo me gustaría indagar en su pequeño corazón?...Bueno..otra tarea importante por realizar.

No puedo evitar apoyarme al cristal del taxi, con algo de sueño, le digo al taxista que me acerque a algún ciber, o biblioteca, necesito estudiar unos documentos....pero se me cierran los ojos, necesito soñar un poco......

viernes, 14 de mayo de 2010

En un mundo maldito Capítulo 18




Salí por la puerta....y de pronto empecé a recordar tuve un recuerdo bonito de un día que realicé una actividad de piragüismo. No sé, el motivo de acordarme de ese día, pero apareció en mi mente, como por un golpe de suerte, os cuento:

....Me llamaron para trabajar de monitora, y acepté, al principio no estaba muy convencida, pero luego dije ...Victoria a ti te gustan los cambios ¿Por qué no?.

Me levanté temprano, era un día de Mayo, y cogí mi cochecito y aparqué en un sitio precioso, se veía el sol y el mar,uniéndose en un unísono de sonidos relajantes. Y allí estaba yo insignificante ante aquella belleza. Recuerdo que veía a chicos que iban a la Universidad. Y pensé, que quizás ellos estaban pensando en sus estudios y en su agobio de éxamenes, y no darían importancia a aquel día tan precioso. Me sentía féliz, y no pude evitarlo..tenía que contarselo a alguien...asi que le mandé un mensajito desde mi móvil...a un amigo especial.. Y me dirigí al Club, bueno me metí primero en la Universidad, a tomarme un café y a recordar un poco, nunca he estudiado Ingeniería, en aquella Facultad, pero si recuerdo mis tiempos universitarios con cariño...bueno que deciros que era viernes y estaba al aire libre y eso me causaba mucha alegría.
Un gran trasanlántico estaba atracado, y bajaban turistas, alegres y felices con su ropa primaveral. De repente, miraba por donde entrar y me giré y ví a un chico, el caminaba detrás mía. Y pensé que puesto que la actividad de la práctica a piragüismo se realiza para un instituto..pues, creí que era un profesor. Al verme mirar, el chico me preguntó, yo le dije que iba de monitora y el me contestó que estaba de prácticas de TAFAD (un grado superior de Educación Física). Entonces nos presentamos. Se llamaba Enrique, y parecía un chico serio. Cuando entramos Enrique y yo, vimos a los chicos de instituto, tenían 14-15 años. Y se me acercó el profesor, un chico joven con gorra y unas ray ban, parecía modernos, yo le aclaré que la actividad empezaba en diez minutos. Entonces apareció mi compañera de trabajo y otra chica de practicas, ella se llamaba Miriam, se la veía muy maja también.
Empezamos la actividad, trás una explicación teórica de remaje. He hicimos dos grupos, el primer grupo de chicos, realizaban actividad de vela, y el segundo piragüismo, luego se hacía un descanso y se volvía a cambiar de grupo, para que hicieran las dos actividades.

Mi compañera iba dirigiendo, por lo tanto se colocó la primera, después iban los chaveles remando, Enrique y Miriam a los lados, y bueno la moi al final. He de decir que mi compañera es maja, pero es la típica que le gusta abrir paso, y dirigir, y a mi en cambio, me gusta ir al final controlando a los últimos que son los que les cuesta más trabajo, y ayudarles, animarles en fin....Asi que..todos contentos.

Recuerdo que el día empezó genial, pero a media mañana, cambió el tiempo, un viento frío, y empezó a llover. Eso dificultó muchísimo de hecho el segundo turno tuvimos que acortar, no podíamos salir fuera de puerto.

Recuerdo que hicimos un descanso, hubieron chicos que como llevaban chalecos, saltaron de la piragüa y se bañaron, y bueno los pobres mojados a la vuelta con el frío y la lluvia. Les tuve que decir que lo dijeran en casa, por si se tenia que tomar alguna aspirina. Ja, ja.

Me lo pasé genial, un recuerdo bonito...Y volví a ir, otro día os lo contaré.

miércoles, 12 de mayo de 2010

En un mundo maldito Capítulo 17

Debo andar con cautela, que no me vea Javier, puesto que estará en algún despacho y también debo darme prisa que Azuli me espera. Intento buscar por cajones, pistas o cualquier señal que me lleve a saber que está ocurriendo.

Entro, salgo y vuelvo a entrar de las oficinas de la primera planta. Para mi mala suerte, veo a muchos trabajadores y eso me impide examinar ningún documento. Al llegar a la segunda planta, veo un despacho vacío y entro.

Este despacho es parecido al primero que ví con pantallas y empiezo a tocar los botones de la pantalla, y nada. Luego me doy cuenta que pasando el dedo por el monitor, aparecen unas líneas y unos números, es como un mapa. Son monitores de control de las plantas y ubican a cada trabajador a su despacho y planta.

Miro los cajones y veo unas facturas, unas cartas, en fin papeleo normal y corriente de cualquier empresa.

Pero debajo hay una carpeta, con documentos médicos, eso me extraña, son recetas....Deduzco que suministran medicamentos o alguna sustancia a los trabajadores, por lo que leo. Por eso será que son tan extraños en sus comportamientos. Que interesante ... ahora me explico.

Me giro deprisa y entra una chica llorando.

-Hola ¿Estás bien?-le pregunto.
-No, estoy muy triste....
-¿Qué te pasa?
-No tengo noticias de mi novio. Me ha abandonado.

Sentí una profunda lástima por ella, estaba ahí pegada a mi, medio desvalida, con su cuerpecito delgado y frágil y unos lagrimones, recorrían sus mejillas, sus ojitos se habían empezado a enrojecer. Tal vez fuera su congoja y el apenas entender lo que me decía a causa de sus lamentos, hizo que de inmediato le pidiera por favor que me contara lo que le había sucedido. Y pensando para mí, creí que así, también averiguaría como es la gente en este maldito mundo.

Ella se sienta y aparta sus lágrimas de sus mejillas de una manera casi infantil, con las palmas de las manos muy abiertas y con carita de pena. Parecía una niña pequeña. A continuación mueve su cabecita, me mira, abre la boquita, y la vuelve a cerrar con resignación, la vuelve a abrir de una manera como no sabiendo como empezar a relatar su historia, no sabiendo por donde empezar e intentando que la voz salga para poder emitir algún sonido.

Todo comenzó por culpa de nuestras conversaciones, todo empezó así. Fue el destino, yo soy psicologa y doy consejos a amigos por internet. A este chico, lo conocí, porque le agregué de casualidad. No espera conocer a nadie. No estaba de humor ese día, pero le conocí. Y nos hicimos amigos, asi te puedo confirmar que fue a causa de todo lo que hablabamos día tras día. Hablamos de muchas cosas. Un día le ví una foto, y me pareció ideal, me enamoré de el, al poco tiempo de conocerle. En eso me arriesgué, no pensaba que iba a sufrir tanto, porque el no sentía lo mismo en ese momento, y tuve que callar mucho en silencio. Pero...pasó el tiempo, y fuimos amigos muy intimos. No me daba verguenza contarle nada, fuera lo que fuera. Hasta que nos conocimos en persona y simplemente, como poder expresarte que el motivo de mi amor no es que el fuera mejor que otros, incluso no era tan detallista como otros chicos conmigo pero.... era EL.
No quiero decirte que no hubiera defectos o cosas que hacía, que me ponían a veces nerviosa, pero yo no podía estar enfadada con el, no podía. Ojalá, cuando mi cabecita me decía..¿pero no ves que no se preocupa por tí y que no eres importante para el? .Pero daba igual, yo no podía, sentirle lejos, el aire me quemaba.
Y bueno empezamos a salir. Era el chico más dulce y cariñoso. Pero no solo eso. Es que yo veía el día y la noche a través de el. Soñaba con el, le imaginaba conmigo cuando no estaba. Sonreía mientras conducía, pensando las cosas que me había dicho, de lo que nos habíamos reido.
Sí no tiene otra palabra que lo defina mejor; me enamoré plenamente de el. Y ahora ya no me quiere, se ha ido...y no se...que camino tomar en mi vida. Es que... no se vivir sin el, si está fuera de mi vida....- ¿Me entiendes?-¿Tu has sentido alguna vez algo similar?.

- Cielo...tu eres psicologa.

-Sí, conozco todas las pautas. Yo suelo aconsejar, que no te quedes en casa, que salgas a ver la vida, que te apuntes a actividades a conocer gente nueva.....todo eso, lo se...-Pero. ¡Qué fácil es ...cuando no te pasa a ti!.
... Yo les decía a mis pacientes -No te quiere....Pues. -¿No te das cuenta, que tu vales más que el concepto que tiene de tí?. -¿No ves, que ... no te valora?-¿Quieres eso en tu vida?- Eso solo te hara sufrir

-Si cielo, se que lo sabes, pero no creo que necesites palabras.-Tu necesitas, un gran abrazo.

-¿Puedo dartelo?

-Si...

Asi, le aparté el pelo, y le di un abrazo maternal, como se le da a tu niña pequeña cuando tiene fiebre.

-Mira, te diré algo....hazte un favor a ti misma. -Ponte guapa, sal a la calle, y que te vea..asi espléndida, a lo mejor si no te quiere, no vuelva contigo... pero siempre pensará ...ahí va una gran mujer. Y yo no supe apreciarla.

Fué asi, con mis palabras, que no se si acertadas o no..pero con seguridad y orgullo si se las dije. Fue asi, como logré sacarle una bonita sonrisa de sus labios.

Le digo, que tengo prisa, que tenga mucha suerte, y que respire un nuevo aire todos los días, ¡Ah..! Y sobretodo y más importante que mire siempre el sol por la mañana y se deje arropar.

martes, 11 de mayo de 2010

En un mundo maldito Capítulo 16





Allí, estaba desvanecida, como una niña indefensa, en un patio de colegio. Pero mientras daba vueltecitas a mi cabeza, con mis pensamientos, algo me asustó, un ruido, me doy la vuelta despacito y veo que se acerca un chico.

Me mira, y le miro, y pienso que tiene cara simpática(creo que es la única cara amable que he visto desde que llegué a este espantoso lugar)

-¿Quién eres, la nueva chica de limpieza?-me pregunta de una manera jovial y acelerada.

- Sí -dije yo (aunque eso de "nueva chica", me sonó algo peyorativo)

-Soy Alberto - y se acercó a darme la mano.

-Yo Nereida (casi suelto que soy Victoria), le doy la mano coordialmente.

- Dime Nereida ¿No te parece que vivimos en un mundo de locos?

Me quedé pensando, y sin nombrar palabra pensé,. (¡Uy, si tu supieras!, esto lo que me parece a mí).

-Pues, si creo que todos andamos un poco revueltos, por el mundo.

- ¿Revueltos?. Ja, ja. -¿Sabes que te digo? que pareces muy graciosa.

- Gracias, yo en fin...no se...no prentendía, hacer un chiste, pero me has preguntado, y la verdad, es lo que se me ha ocurrido...

- Lo sé, te diré un secreto, me gusta hacer preguntas al aire, y que la gente me cuente su opinión, es interesantísimo saber lo que piensa la gente. Yo personalmente aprendo mucho.

- Si te dijera, que estaba sumisa en pensamientos profundos sobre mi vida, puede que...entonces..no pensaras que soy tan graciosa..no se.

-No tiene nada que ver. Nereida, tienes chispa y eso se nota...creo que si me lo permites te diré, que tu has venido a este mundo para alegrar a la gente. Además, pareces muy buena persona.

- Gracias, cuantas cosas sabes de mi..-¿No será brujo?

- Ja, ja, ya me gustaría, pero no....¡Ves!! me has vuelto a hacer reir.

-Je,je...Está bien, soy graciosa, lo admito....je,je. Pero no desveles mi secreto, schif.....

- No, no ...es solo nuestro. Ja,ja

-Bueno preciosa, te dejo que limpies, y hazme el favor de no filosofar tanto, no es bueno..

-Je, je si...creo que tienes razón.

-Espero verte pronto.....Y además .... me aseguraré de ello.

-Yo también haré alguna cosilla, para coincidir...será divertido¿no crees?

- Seguro que si...bella Nereida.

-Un placer.

-Igualmente.

De aquella manera graciosa y divertida, le ví como cerraba la puerta, girándose hacia a mi y sonriendo, como si fuera de verdad, que le he alegrado el día.

Yo sonreí, y decidí ponerme otra vez en acción.
-

lunes, 10 de mayo de 2010

En un mundo maldito Capítulo 15





Miro todo el despacho con detenimiento y me deslizo por la pared, con mi espalda apoyada, hasta el suelo. Estoy ahí sentada ante aquellas cuatro paredes, y pienso en mi vida, lo que he dejado atrás.

Recuerdo a mi chico, y pienso que lo dejé todo desordenado, una relación larga, y sin una verdadera unión. Uníamos nuestros labios una y otra vez. ¿Pero que pasaba con nuestras almas?. Ellas no estaban unidas. Eramos seres paralelos, en una misma dimensión. Había amor, pero no había una conexión. No importaba que fuéramos diferente, no importaba que no pensaramos igual. Eso no significa que dos personas se unan.

Hablo; de cuando dos seres no son iguales, ni tienen los mismos gustos, pero aún así, sienten que cuando se rozan sus sentidos se disparan.

Hablo; de cuando dos seres, no ven la vida igual, pero cuando se hablan, el corazón paraliza las palabras, y el cerebro no sabe establecer una conversación coherente o con sentido.

Hablo; de cuando dos personas, actúan de diferente manera ante la vida. Pero cuando están juntas, ven el mismo sol y la misma luna.

No entienden de palabras, no entienden de actitudes, solo saben que miran un mismo horizonte, que respiran un mismo aire, que no encuentran apenas defectos, y cuando lo hacen los perdonan. Y que la risa fluye sobre cualquier frase, cualquier gesto o mueca.....Y sus sentimientos se muestran en una sonrisa, medio abierta, con algo de verguenza, por sentir, algo tan bonito, que ni los poemas más célebres en la historia, pueden descifrar los entrecijos del corazón


Hablo de eso....Y de mucho más...Inexplicable como el firmamento y sutil como la poesía.

domingo, 9 de mayo de 2010

En un mundo maldito Capítulo 14

Y sonaba una canción dentro del cuarto de la limpieza, era una canción de otra época y eso me hizo pensar........¿Qué significará?




Escuché la canción, y luego entré con sigilo, cuando no había nadie.

¡Bingo!. El uniforme de las limpiadoras y un carrito, a continuación, busqué una identificación.-¡Anda! ahora soy Nereida...Un sofisticado nombre - me gusta.

Salgo y le digo a Azuli, que se esconda en el cuarto, que me espere tarde lo que tarde. Azuli es un amor, siempre sonrie, y siempre me mira pensando lo que le digo y haciendo bien las cosas. - Que encanto de chiquilla -me digo con entusiasmo.

Ahora ya no hay vuelta atrás, con el uniforme, no me reconocería nadie... Si es que hay alguien que me conozca, que ni idea..por si acaso, no debo fallar en nada- asi es como me concentro en mis pensamientos.

El hall de la gran empresa, no es muy iluminado, y en parte es mejor así. Es amplio y no se ve mucho movimiento de primeras. Veo unos guardias de seguridad en la puerta, y una recepción, con una señorita, atendiendo llamadas.

Pero oigo una voz que parece que se dirige hacia mi.

-¡Señora!-me sorprenden con un grito, un guardia de seguridad.
- Digame usted.-bajo la cara y me muestro temblorosa.
-Sus compañeras ya han pasado, no vuelva a venir tarde o tendré que dar parte de ello.-me dice el guardia con cara de pocos amigos.
- Lo siento mucho, mi hija se puso mala. No volverá a ocurrir - le digo al guardia con toda la convicción posible.
-Eso espero por su bien y del su hija.- me mira fiajamente, pero ahora su voz es fuerte y seca,habla mientras se gira, olvidando el suceso desagradable.

Decido no discutir, y con la cabeza gacha, me voy despacito. Subo por un ascensor, veo a otras limpiadoras, y les explico que me llamo Nereida y soy nueva.
Ellas no hablan apenas, no se expresan, me miran y me señalan los despachos para limpiar, y nada más. No parece gente real. O por lo menos esa es mi primera impresión de ellas.

Así pues algo nerviosa; Entro en el primer despacho cuando....

Mis ojos no dan crédito. Aquel despacho no tiene mesas, ni sillas, ni ordenadores, impresoras, ni nada que se relacione.. Hay pequeñas pantallas, con botones incrustados, y nada más..Yo no entiendo de tecnologías....¡Ay señor mío..! ¿Qué estoy haciendo aquí?...

En un mundo maldito Capítulo 13

Todos estos relatos si hablaban de mí...Esta si que era mi auténtica vida, recordaba con claridad mis escritos y por supuesto .. como yo....
..estaba enamorada de un chico, recuerdo ese viaje, como el más sorprendente de mi vida. Y me sentía féliz, puesto que pensé, que si todo esto terminara mal, mi vida había sido enriquecedora. Había vivido a mi gusto, y había estado con personas que de verdad me apetecía estar. Aunque había cometido errores, como todo el mundo, pero el balance era muy positivo. Y lo más importante tengo la conciencia tranquila de todo lo vivido. No pienso que haya cometido nada que me pueda atormentar, o causar tristeza.


Cuanto me gustaría ahora, poder conectarme con las personas queridas, que me pudieran dar aliento. Pero está claro, que desde que estoy aquí, mi movil como por arte de magia, no funciona con mi mundo. Tengo en la agenda varios nombres, que no se quienes son. Puede que sea también una trampa, para que cuando llame a estas "nuevas personas". Me lien todavía más. Digan que son mis amigos o a saber...que disparates puedo llegar a encontrarme. Por eso prefiero no llamar. Aunque no tiraré el movil....

El taxista, gira la cabeza y me dice que el coche ya ha parado. Yo le pago, y le digo a Azuli con gran energía. Cariño..¡Comienza el juego!. Azuli, me sorprende con una sonrisa de lado, con ojitos vivarachos, y mirada pícara. Está claro me la he ganado.

-Azuli....tenemos que seguir a papi, escondiéndonos y sin hacer ruido....cariño.. no se si comprenderás, pero esto es muy importante para mamá, y tenemos que hacerlo muy bien. A ti te gusta jugar al escondite, y al palito inglés....ya sabes cielo, sin mover las manos y los pies.
Asi nos quedaremos si nos ven- le dije con mucho cuidado.
- Mamá....jolín....sabes que lo hago muy bien. - me mira con desconsuelo.
- Eres la mejor.- le dije animándola.

-Te llevaré de la mano, cielo. No me sueltes al menos que yo te lo diga.
-Mamá...¿hay peligro?-nos asustaremos mucho....
-¡Cielo!.....va a ser el juego más divertido que hemos compartido.-Ya verás.-le guiño un ojo. Al parecer la niña es más lista, de lo que pensaba.

Ahora, ya no hay marcha atrás. Me conozco muy bien...se que las cosas me hunden cuando van mal, pero se que a la misma vez, desprenden una energía que me hace luchar. Y ahora..no estaba sola había una niña conmigo. No se quien es Azuli, sinceramente, pero lo que se, es que no la voy a dejar sola...irá conmigo donde yo vaya. Eso si lo que lo se...

Azuli, se comporta muy bien, es muy lista, y aunque le conté lo del juego, y al principio lo creyó, ahora pienso que me ha visto la preocupación e intuye que algo ocurre, y por eso va con mucho cuidado. Yo lo agradezco, necesito que esto salga bien. Y es arriesgado ir con una niña de seis años, pero no tengo otra salida, no puedo abandonarla.

Hemos caminado por una explanada, y frente a nuestros ojos, se levanta un gran edificio. Nunca he visto algo similar. Es una compleja construcción, sus cristaleras, se confunden con el ladrillo, es un edificio frio y de grandes dimensiones. No se perciben patrones stándar de la arquitectura clásica. A mi realmente me pareció un edificio en ladrillo marrón con grandes ventanales del mismo color.

Tras esa visión...Ahora tenía que pensar la manera de entrar allí. Barajo varias opciones:

- En primer lugar: puedo decir que soy la esposa de Javier...me dejarían pasar, pero el problema es que si le digo a Javier que le he seguido, no confiará en mí, y no me volverá a dejar sola.- No, esto no me vale...-.pienso mientras agito mis manos y Azuli me mira expectante.

-Piensa...Victoria piensa. -campeona no te bloquees, ahora no - me digo interiormente.

En ese momento veo una puerta... y observo, que de allí, salen empleadas de limpieza.

- Joder.......pues claro (lo digo para mí)

Aprieto a Azuli de los brazos, de forma espóntanea. Y la miro fijamente.

-Azuli, escucha mamá se va a disfrazar...y tu eres mi niña. Ahora mamá es empleada de limpieza.
-¿Qué te parece?...¿A que es divertido?
-Mamá, ja,ja. ¡Sí! ¡Vamos!
-Ja, ja. -Sabes....¡me encanta cuando ries!.


viernes, 7 de mayo de 2010

En un mundo maldito Capítulo 12




Tras leer aquello, supe que me estaban colocando pistas de mi vida pasada, o mejor dicho de u mi auténtica vida. Todo esto parecía planeado, sin duda. Azuli mira por la ventana, ella no se percata mucho de mi intención. Y mientras tanto seguimos el coche de Javier. Toma la autopista, me alegra, así puedo leer algo más:

....te encontré, en el mejor viaje de mi vida. En un hotelito de fachada blanca, con una verja azul celeste....Era el pueblo Indalo de Andalucía: todo encanto, me sorprendía viendo las macetas con geranios, colgando de los balcones, era pura alegría. En aquel hotelito de aquella calle estrella estilo mozárabe, un tanto misteriosa, pero con una luz especial, que hacía que sus balcones, con macetas, dieran resquicios de paz y vitalidad.

Me encontraba junto a tí, nos acabábamos de levantar las sábanas todavía olían a nosotros. Tu me habías acariciado segundos antes, y yo lo había sentido, pero tenía aquella sensación que todos hemos tenido, mezcla de placer, de ternura y amor..una sensación maravillosa.

Aquella sensación no me permitía abrir los ojos todavía, un leve gemido, y el roce de las sábanas, con tu olor, me hacía sentir en la gloria. Tu te habías incorporado y te dirigías hacia la ventana.

Era primavera, y el sol salió para recibirnos. Te miré de reojo, haciendo amago para despertar, y allí estabas tu, con tu hermosa figura marcada. Tu espalda cubría la ventana.. esa espalda.. que me daba tanta protección. Tus piernas contorneaban haciendo sombra en la habitación. ¡Como me gustaba mirarte así!

Estabas poderoso ante mí, pero tus gestos eran tranquilos, aunque tu no lo eres...y te mueves mucho...pero se te notaba con confianza. Eso sería porque entre nosotros, no había que disimular, sobreactuar, ni interpretar ningún papel, eramos nosotros. Y eso me hacía relajarme.

Me acerqué a tí, por la espalda y puse mi carita en tu hombro, y te besé el cuello, todavía olías a fresca mañana, pero tu olor después de la noche, era todavía más personal y eso me enamoraba una y otra vez.

Tu giraste tu cara, y entonces vi tu perfil, ese perfil personal que me hacía abrir las pupilas. Me besaste suavemente, y me mirabas una y otra vez, nos volvimos a acariciar, ahora suave, y tu pelo se mezcló con el mío.

Ya no había tiempo, se había parado, ya no habían prisas ni preocupaciones, el sol nos calentaba por la ventana, era como si nos guiñara un ojo, para que ese momento fuera nuestro, íntimo y ese rayo que caldeaba tu mirada, fué el que me hizo sentir, que te necesitaba, que te quería, y que no podría pasar un día más sin contemplar tu mirada.

miércoles, 5 de mayo de 2010

En un mundo maldito Capítulo 11




Ya en el taxi, veo que en el asiento hay un libro, escrito por Victoria. Miro la foto de la autora y veo que soy yo...Si, yo soy escritora. Intento ojearlo y ahí veo mis frases, mis palabras, mis sentimientos, y rompo a llorar.

Al iluminar la imagen de tu rostro, veo en ti, tu profundo ser.
No te has imaginado, cuantas veces me he visto en tu cara.
Cuantas veces he suplicado el sollozo de tu sentimiento por simpleza de la vida.

Cuando las lágrimas brotan, no son por casualidad, provienen de lo más profundo.
Te desnudas ante mí, cuando hablas, cuando respiras, cuando gesticulas.
Esos momentos que se hacen simplemente eternos en la vida.

Cambias con el viento, y te busco en el cielo, no te puedo explicar lo que siento
Y me debilito en un ahogado silencio.
Sales por mi vida, y yo no puedo decirte nada.
Es tu decisión, solamente podría encontrar en los momentos vividos.

Un poco de paz

En un mundo maldito Capítulo 10

La tarde se hizo noche, y el sueño se apoderó de mí, escuchaba la música, y la voz de Javier, contando la procedencia de nuestra canción. Tengo que contestar algo, pero esa historia, aunque podría ser real... ¡Noo ...definitivamente no era la mía!. Pero como si nada, le digo...que si que me suena. Y el parece calmarse. Asi por lo menos consigo que no me insista.

Javier...esa mirada entre nerviosa, y dulce. Una mezcla de expresiones en su cara, me hace, ver que no es sincero...no confio. El se reclina hacia a mi, y parece que la voz suena suave. Me dice sin más:

- Vamos, quiero que veas a Azuli- me mira con firmeza (no aceptando un no por respuesta)
- Está bien, dije yo.-fijandome en una expresión muy cautelosa.

Ahora se que me oculta algo..poco a poco le voy conociendo.

Pasamos a una habitación infantil, dulcemente decorada. Aquella habitación si parecía un hogar. Era la única en la casa que podría implicar una muestra de calor.(puede que esté tan bien decorada para enternecerme)-pienso.

Allí se hizo la luz. una niña preciosa, morenita como yo, de ojos grandes negros,y mirada dulce..que por su rasgos, es posible que la niña fuera mía. Pero.... no tenía mis facciones, ni mis gestos, ni mi voz. No creo que esa niña sea mía así sin más y por la sencilla razón, que no sentí ninguna llamada maternal al verla.Aún así me acerco y la beso, la niña sonrie.

-Javier...si no te importa le voy a leer un cuento a Azuli.
-Si, cielo...que féliz me haces.

Nos quedamos durmiendo leyendo el cuento, necesito un poco de calor y ternura. Esa niña sea quién sea, me lo concedió.
A la mañana siguiente... le dije a Javier que necesitaba salir, el supuestamente trabaja en una gran empresa. Aprovecho sin más, y llevo a Azuli al colegio (ella me indica el camino, hacemos de ello un juego, a mi siempre me ha gustado jugar con niños...¡Eso siii lo recuerdo!.- Me digo, encontrándome con un gran enfado. Pero quien juega soy yo......El supuesto camino del colegio, viene después. El juego principal será......que Azuli me indique donde trabaja su padre..

-Bueno Azuli, preciosa...vamos a jugar...papi, no nos puede ver, pero me tienes que llevar por el camino de su trabajo, y luego iremos al cole. -Cielo, tu sabes que mamá no se acuerda de nada, y tu ahora eres mi niña quia, y yo te compensaré con todo lo que tu me digas..vale, cariño?

- Sí, mami....espera...no se, si papi va por aquí. Pero creo que coge aquí su coche.

-¡Qué bien ...! Cielo, lo haces genial....

-¿Te gustaría, que nosotras cogamos un taxi?. Pero mi vida, no le diremos nada a papi, esto es una sorpresa, y cuando termine el juego te lo contaré.-¿Confías en mama, verdad?

-Mami, estaba solita con papa...claro que te quiero mucho.

-Lo sé...no te preocupes mi vida, estaremos juntas siempres, te lo prometo.

Y fué asi como las dos cogieron ese taxi........y no podrían imaginar lo que iba a suceder después.


martes, 4 de mayo de 2010

En un mundo maldito Capítulo 9

Así me quedo, ausente y meláncolica, escuchando aquella canción...

Una tristeza me desafía, no me siento en mi mundo, no hay nada que me recuerde a mi vida. Miro las calles, la gente pasar, pero nada me hace feliz. Estoy cansada, y no tengo ganas de hablar, ni de hacer nada. No se cuanto tiempo más podré aguantar esta situación. He perdido la ilusión.

Javier me lleva a casa, no hablamos apenas, sólo monosílabos, el me deja momentos de paz. Creo que no quiere que me ponga nerviosa.

En el transcurso del camino, me dan ganas de decirle, que me deje en paz. Que no quiero su compañía, que lo se todo, y que no quiero esa vida.....Pero tampoco se muy bien que hacer.

Definitivamente estoy atrapada, en un mundo, y con una historia que ni quiero, ni es la mía.

Javier me mira...asustado, nervioso...y me dice...

-Victoria, tengo que decirte algo.
- Me estás asustando-le contesto, aunque ya en realidad, creo que ni siento.

Verás.......Victoria, tenemos una hija, se llama Azuli, y es preciosa. Tiene 6 añitos, y está en casa, para recibirte.

¿Una hija?- Creo que hasta me ha dado ilusión, la noticia.
-Sí, y te está esperando, te quiere mucho.
-Mira, Javier...en serio, dejémonos de tonterías.-Fué en ese momento que reacciono con firmeza (no usual en mi). Pero, me quemaba el aire, y sus palabras me estaban haciendo sentir, como si todo el rato fuera una niña pequeña, que le cuentan cuentos, para callarla.

-Javier.No sigas....esto es estúpido, yo no soy de este mundo y tu no eres parte de mi vida. - Asi que, sin más, te agradecería que salieras en este momento de aquí, y me dejaras seguir este camino, que no conozco, pero lo prefiero a estar con desconocidos, que me están volviendo loca.

-Javier, entonces se puso a llorar......

y me calma diciendo...

No lo recuerdas, pero tu eras muy niña cuando te conocí, apenas ...16 años, tu pelo moreno me cautivó desde el primer día, pero fué tu sonrisa inocente, y espontánea, la que me cubrió como nunca ninguna chica lo había conseguido antes.

Cuando pasaron unas semanas de salir juntos, me enamoré, y supe que estaría toda la vida contigo, que no quería estar con otras chicas, ya sé que es algo poco usual, pero a mí me pasó. Tu dulzura, tu forma poco corriente de ver la vida, tu espontaneidad, me daba la vida.

Cielo tenemos una canción.

Ven a casa, y escuchala, solamente te pido eso.....

Está bien- dije no muy convencida...Pero tampoco perdía nada.... total ....

Con una condición.- Pensé rapidamente, la escucho antes de conocer a Azuli..no quiero que me influya.

Muy bien...dijo Javier.

Una vez en casa, se acercó al equipo de música, y puso nuestra canción.






-Victoria, teníamos 25 años, y en un pub, un poco ñoño,por cierto..en el cual nosotros no parábamos de reirnos del ambiente del pub, y de la música....El pub tenía un decorado en verde, con muchas plantas, se llamaba Waikiki, estaba en el centro de la ciudad, y servían cockteles....Pero nos hizo gracia y entramos, estaba lleno de enamorados, dándose arrumacos. Y pusieron una canción de hace unos años de Juan Luis Guerra, al principio, nos miramos con complicidad, y nos reimos, pero luego.....Yo sabía, lo que te gusta jugar con las olas, y te dije....-Yo seré tu pez, para cuando te estés bañando y jugando con las olas, pueda acariciarte....Y tu te reiste y me dijiste:

- ¿Estás bien? me miraste de reojo y continuaste diciendo -¿Y esa vena cursi?

Recuerdo que me reí, y tu me miraste con los ojitos tiernos, me diste un beso en los labios, y exclamaste muy fuerte.

Javi...-¡Ya tenemos canción!!!.

domingo, 2 de mayo de 2010

En un mundo maldito Capitulo 8

Seguía en ese tren, el pasar de las horas no tenía fín, no lo entiendo, se supone que llegaríamos en nada. -¿Hacía dónde se dirigirá?-me preguntaba, sin prestar atención a mi preocupación.
Llegó el momento, que anuncia la parada, y por fín me bajo, le pido a la señora que me acompañe, pero me dice que va al aseo, y no la vuelvo a ver.
Salgo de la estación y para mi asombro-¡No me lo puedo creer..!.Estoy en el mismo sitio, en la misma ciudad.
Y......¡No puede ser!. Está Javier esperándome.¿Cómo lo habrá sabido?.
Le veo allí, nervioso, mirándome, como si de una loca se tratara, y acércandose hacia mi.
-¡Cielo!-¿A dónde ibas?-me pregunta.
- Necesitaba pasear.-como si nada, le contesto.

Entonces, me coge de la mano y me mira a los ojos, diciéndome.-No vuelvas a marcharte, me has preocupado, además parece que huyes.
-Javier, no te recuerdo, y estoy asustada.
-Cielo, no importa, te ayudaré a recordar.

Su mirada ahora es tierna, pero no me inspira ternura. Sus ojos cálidos, pero no confío en su mirada. Y sus manos calientes, pero a mi me dan escalofríos.

Vamos caminando, no sé por donde vamos, me dice que me llevará a mi restaurante favorito. Yo tengo que ir con el, porque no tengo a quien pedir ayuda. Le miro, y de repente, como si me tuviera que decir algo, de forma impaciente, me mira, y se apresura a decir:

-Mira, cuqui, ya estamos.-me sorprende con un guiño de ojos.

El restaurante, para mi asombro es familiar. Pedimos mesa, y la camarera, tiene una mirada inexpresiva, nos habla de forma autómatica, sin gesticular. Y a continuación pedimos unas pizas.
Estoy sentada con el, me habla de nosotros, me explica nuestra "supuesta historia". Yo le escucho, y me sonrío al oirle hablar, me sonrío de la forma que hacemos cuando sabemos que nos estan tomando el pelo. No me creo su historia, por la sencilla razón, que lo que me cuenta, no se corresponde a mi personalidad. Yo no puedo haber cambiado mi caracter, supongo..
La camarera nos trae la cena, y empiezo a comerla, me vuelvo a sorprender porque el sabor de la piza, es muy familiar.
Y Javier se percata de eso, y sonrie, lo hace de una manera satisfactoria, como dándose la razón.

De pronto suena una canción que me pone triste....


sábado, 1 de mayo de 2010

En un mundo maldito Capítulo 7

Mirando tras la ventana, esperando el fin del trayecto...Mi imaginación voló, cuando sacando un papel de mi bolso, me descubrí leyendo, algo que en algún momento había escrito y decía así:

En el suplicio de mi desesperanza, te hube encontrado
Tanto me ilusioné, que mi sentimientos se desenfrenaron
Decirte podría, que era como una veleta de pensamientos aflorados, según el día, y según el momento, iban cambiando.

Lloraba de alegría, a veces de pena.
Me sentía segura, otras veces confundida.
Sentía tus despistes hacia a mí..pero ...luego al minuto reaccionaba, y no quería perderte con mis tonterias, o mi tristeza. Entonces te buscaba de nuevo, te quería volver a hacer reir, para que no pensaras que me habían molestado ....y es posible, que tamnbién te confudiera a tí....Yo sé, que conocernos no es fácil, para ninguno. Quiero que sepas, que mi intención siempre ha sido...iba a decirte "hacerte feliz", pero es mentira....yo sólo quería estar contigo, porque me hacías sentir ilusionada.

Y en ese mar de confusiones, de sentimientos contrariados, descubrí que ya no me conocía, que ya no sabía ni lo que hacía.

Enconces...fué cuando me encontré de nuevo, me dije que el amor no puede ser así, que tiene que tener una coherencia, y que debo ser yo misma.

Entonces me busqué, y ya volví a ser yo misma, aprendí a hablarte con mi corazón, a decirte lo que sentía, a decirte si algo me enfadaba, a tener confianza contigo, a que me conocieras, y entonces respiré.

Permití, hacer realidad, lo que nos pasara, a que pudieramos hablar en confianza.

Y creo que así me encontro mejor. Ahora, lo veo todo diferente, ya no siento, que deba aparentar otra cosa. Y creo que eso es bueno.

Leyendo esto me dormí, creo que la lectura, me ayudó para pensar que tenía que tener fuerzas, para salir de todo aquello, miré a la señora y pensé que debería ir conmigo. No sabía muy bien como la convencería todavía, pero me dí cuenta, que tenía que ayudarla, y ella a mi....