martes, 27 de abril de 2010

En un mundo maldito Capítulo 4

Ahí en aquel sofá, durmiendo, tuve un hermoso sueño, que me alejó por completo del infierno en el cual me había sumergido.

Soñé con un chico al que amé hace tiempo, recordé como en un momento del tiempo, nos separamos, rompimos la confianza, y ya no volvió a ser como antes, quizás soñé que le perdí, pero en realidad nunca le tuve, nunca tuve su corazón. Por lo tanto, tampoco se muy bien lo que perdí.

Pero en mi sueño, le veía y estaba feliz, porque si es cierto que me regaló, muchos momentos felices de confianza, y me hizo sentir muy bien en muchos instantes.

En cierto modo, soñamos juntos, nos contábamos nuestras cosas, y había una cierta complicidad.

En mi sueño estaba como siempre, dulce y tierno. Nos encontrábamos en un pueblecito costero de Asturias, teníamos unos días para estar juntos, y hacíamos cosas maravillosas, nos bañábamos en la playa y el me ayudaba a salir con las olas, paseábamos de la mano, íbamos a cenar, y dormíamos juntos plácidamente.

Volvíamos a tener confianza, es como si nunca, nada nos hubiera alejado. Ahora si sentía que tenía su corazón.

Cuando desperté, me dí cuenta, que no estaba con él. Pero le necesitaba, estaba allí sola, ¡Y cómo necesitaba su risa....!

Ha pasado el tiempo y te echo de menos....porque cuando se quiere de verdad cuesta soltar.


No hay comentarios: