sábado, 24 de abril de 2010

En un mundo maldito Capitulo 2

Sigo paseando...y pienso.-¿Qué debo hacer?. Miro mi cartera, y saco mi credit card, entonces me dirijo a un banco, meto mi tarjeta en el cajero, y al momento me la devuelve, entonces me dan ganas de llorar, me contengo y me digo que tengo que reaccionar.

Entro en la sucursal, y hablo con una chica cajera, se lo explico, y me mira con asentimiento y me dice que mi tarjeta no es válida, me la cambia al momento por otra. Me parece muy extraño esa rapidez, pero dado el caso, no digo nada, y vuelvo a probar, y efectivamente, tengo dinero.

Sigo pensando...y me gustaría ir a mi trabajo, pero no sé dónde está, esta ciudad es algo parecida a la mía, pero no es la misma.

Veo una comisaría, pregunto y explico lo que me pasa. Ellos no saben darme respuestas, me dicen que es Murcia pero no se parece a Murcia. Una agente me acompaña a un hospital, piensan que tengo amnesia.

Llegamos al hospital, tampoco lo reconozco, un psiquiatra me examina, y efectivamente me dice que algo ha sucedido, que no recuerdo, que he perdido la memoria. Yo les sigo la corriente, no sé por qué, pero se que no es así, yo recuerdo todo lo que me ha sucedido en mi vida, hasta lo que comí ayer.

Es curioso, en la comisaría, me miraron el DNI pero no lo tenía. Yo no sé cual es mi casa. Estoy perpleja y muy asustada.

Al salir del hospital, hay un chico de 1.77 más o menos, castaño con pelo lacio, un poco en punta, y con barba de tres días, viste vaqueros azules oscuros, una camisa a cuadritos pequeños, una chupa de cuero y zapatos de piel marrón. Es guapo, pero su cara no me da confianza.- Pienso, mientras sigo buscando algún indicio a esto esto.

Se acerca nervioso, y le dice a la enfermera que es mi marido. Yo me quedo paralizada, -¡Yo no tengo marido!. -¿Quién será esa persona que dice que soy su mujer?.

La enfermera lo pasa a una sala..mientras tanto...no puedo evitar observar ese hospital, miro los materiales, y cómo está construido, me parece que está compuesto de materiales muy aislantes, pero no entiendo mucho y no puedo asegurarlo... Mi supuesto marido está en esa sala con la psicóloga y con la agente, ellas dan un parte, le hacen preguntas sobre mí.

Yo espero en la puerta, ya no puedo más, me rompo a llorar como una colegiala que la deja su novio.

Y sigo sin saber que pasa, ya no se si resignarme e irme con él, o echar a correr....
y trás unos segundos de desesperación. Respiro con firmeza y me digo....
A ver Victoria, tengo que ser más inteligente que todo esto, debo investigar..porque a mi esto, me parece muy raro.

Me doy la vuelta, y ahí esta el chico. Me mira, me sonrie, con mucha dulzura, y me dice, anda cuqui, vamos a casa...¿Cuqui? -¿Qué es cuqui?.Entonces recuerdo que mi novio Quique me decía movi...provenía de movia... en vez de novia...y movi-a ..y se quedó en movi,-Pero.. ¿cuqui? no me sonaba a nada.

Ahora estaba decidida, me acerqué a oler su aroma, podría haber perdido la cabeza, pero no el olfato, lo hice de forma natural que no sospechara...y nada, su olor no me recordaba a nada..

Sigo pensando.....

No hay comentarios: