sábado, 5 de junio de 2010

Romanticismo ..aparte

Me gustaría empezar escribiendo algo romántico, como que me encontré a un amigo, era guapísimo, nos vimos, me invitó a cenar en la playa mirando al mar....y brindamos por nuestra hermosa amistad....

Pero, la realidad a veces es un poco más austera. Es cierto, volviendo del trabajo, por el paseo marítimo (eso es bonito, al menos) hacía un calor de muerte jeje esto no tanto..

Me encontré con un amigo, que hacía por lo menos un año que no veía, lo último que sabía de él, es que tenía pareja y todo genial. Pues nos vimos, y nos dió alegría, estuvimos hablando, pero la alegría se convirtió en una situación comprometedora, cuando yo le pregunté por Amparo( su novia), el me dijo que tras muchos años de relación desgastada, lo había dejado por fín.

Yo intenté animarle, le dije, bueno por lo menos ahora tendrás a tus amigos...bla, bla....me miraba como con resignación, se notaba dolido todavía.

Cuando finalizamos la conversación, también preguntó por mí, y bueno le dije que no había mucho que contar ..nada emocionante...(ahora era yo la que ponía cara de resignación) Y para aliviar las cosas, nos dijimos lo típico que se dice... podríamos tomar un café algún día, puesto que teníamos todavía el número de movil y eso...( yo tambien tenía el de Amparo, pero no dije nada).

Y así, concluyó nuestra conversación. Por la tarde, me encontraba sola y sin planes.Pienso que otra ocasión yo no hubiera dado el paso, soy muy vergonzosa de primeras. Pero estaba ahí sola un viernes, sin nada mejor que hacer, por lo tanto: -¡Que importancia tenía si le llamo!- pensé.

Pues nada que me lancé, yo toda incómoda le llamé, como suelo llamar cuando estoy nerviosa, con voz temblorosa, y riéndome al hablar como para quitar importancia.

Tras hablar tonterias, le pareció bien quedar....pero como esto no es un cuento de hadas, no salía solo por la noche, claro está que ya había quedado con amigos.

Asi que vino a por mí, y nos fuimos camino para la Manga. No quisimos hablar de Amparo ni de relaciones, solamente hablamos de cuando teníamos una pandilla común y de la gente de entonces que ya no sabíamos apenas nada. La mayoría viven juntos con sus parejas. Asi que, pues normal.. que ya hayamos perdido el contacto con ellos.-nos miramos asintiendo con la cabeza, pensando que era lo natural.

Continuamos pensando en nuestros tiempos pasados, la conversación poco a poco se volcó de forma animada, y nos relajamos bastante.

De entrada a la la Manga (con bastante tráfico, por cierto, sea dicho). Nos fuimos al supuesto bar donde había quedado con sus amigos, pero oh oh...llamaron al móvil, que llegarían más tarde.

Se hizo un poco el silencio, el estaba callado, porque no sabía muy bien que hablar conmigo, y yo un poco nerviosa de pensar que el pensaría que por qué le habría llamado y qué hacía yo allí con él.

Pedimos unas cervezas, y para mi suerte, me encontré con gente conocida, asi que ya todo fue un poco más natural, les presenté, y al ratito aparecieron sus amigos.

Entonces, ya lo pasamos muy bien. Nos reimos, nos movimos, porque bailar no se puede decir que bailaramos...jajajaja

Y bueno, me dejaste en casa de vuelta...Y cuando bajé del coche. Me sonreiste y me dijiste:
- Vicky, que descanses, ha estado bien, verdad?
- Esto habrá que volverlo a repetir.- me miraste con cara de.. a ver.. a ver...jajaja
-Si, si te dije yo riéndome, muchas gracias por todo. Me lo he pasado muy bien.
- Hasta luego, ya nos llamamos.
-Si claro, cuando quieras- me dijiste
Y como si me persiguiera el mísmisimo demonio me fuí corriendo al portal, para que no tuvieras que esperar mucho a que yo entrara.




Bueno no estuvo mal...una noche simpática.

No hay comentarios: