lunes, 14 de junio de 2010

Es esa manera tuya de acercarte




Vas delante mía, llevamos las manos cogidas por encima de los hombros, como si me llevaras...-¡Ah.. bueno...no se dónde!, pero cuando te giras para mirarme, sonrío levantando sólamente un labio, como diciéndome, que no me puedo creer, las cosas juguetonas que haces por mi.

-Te cojo de la cintura por detrás, asi que, de esta manera no puedes ver mi cara, pero si sentir mis brazos, y te aprieto hacia mí, y pienso..... que eres como yo. Te gusta jugar. Me sueltas de repente para que no te coja. Te vuelves a girar y te colocas enfrente mia. Y bueno...- ¿Ahora qué? -pienso.
Pues colocas tu mano en mi nunca, te parece muy suave mi cuello, porque me lo acarcias, y me vas girando lentamente, hasta que me sitúas delante tuya....¡Eres un experto!- me asombro, desde luego.


-Me sorprendes, me gustas, me siento volar....y deshacerme en tus sutiles caricias.
Tanto es así, que me quedo perpleja, al ver como mis ojos, se abren se cierran, se abre el izquierdo y el derecho se encoje. ¡Qué me pasa! Parece un entreabrir y cerrar que nunca acaba, como si quisiera balancearme con mis ojos, para que pudieras atrapar toda la felicidad, que explota en expresiones de alegría.

Finalmente me dió cuenta lo que me pasa. ¡Siento alucinación por tí!

No hay comentarios: