miércoles, 9 de junio de 2010




Me he despertado temprano, ha sido mágico, he salido a mi balconcito y he visto como se asomaba el nuevo día.

Me siento libre. Me siento nueva, renovada......

Llevaba contigo diez años. Al principio nuestra relación se desarrollaba entre emociones de ilusión, alegría, enamoramiento porque la verdad es que nos quisimos con locura.

La gente nos decía que lo nuestro sería sólido y duradero.

De cara a los amigos, éramos su envidia porque se nos veía felices.




Pero........



Pasaron los años.....desde el comienzo...

Y con el tiempo....ya no me mirabas igual, pienso que ya dabas por hecho que nos queríamos, y que ya con eso no hacía falta nada más.

Ni detalles.......ni emoción........¿Para qué?-Imagino que según tú, no sería necesario.....Éramos novios, conocíamos a la familia, pues ya está....¿Para qué más?.

Pasaba el tiempo y yo me desilusionaba día tras día, sobretodo al ver tu pérdida de interés. Aunque me decías que me querías, y yo lo sabía, porque estabas conmigo, pero creo que ya no me mirabas con emoción, no sentías mi piel al acariciarla de la misma manera que lo hacías cuando me mirabas con ojitos de enamorado..

Un día....me dí cuenta, que ya no estaba enamorada de ti, te quería eso por supuesto que sí.....fueron muchos años juntos.... pero no estaba enamorada. No te echaba de menos cuando me iba con mis amigas. Y yo sinceramente, necesitaba de los amigos para ser feliz...y todo esto me hizo pensar.


Por un lado pensaba que ...tu siempre fuiste bueno conmigo, me querías de verdad, y eras un chico formidable, serio, trabajador, responsable, inteligente.....con muchas cualidades a tu favor.

Pero por otro lado, sabía que algo marchaba mal, porque cuando estaba con mi compañero de trabajo Andrés, y veía que el me miraba con ilusión, tenía detalles preciosos conmigo, me traía café, se quedaba conmigo a ayudarme en el trabajo, me llevaba a casa......todos esas cositas que hacen la vida más bonita...


Hasta que una noche me dijo que estaba enamorado de mí.

Yo por el contrario no estaba enamorada de Andrés, pero si podría haberlo estado por la ilusión que me hizo sentir, y como me embobaba mirando sus ojos verdes.

Me negué a mi misma la oportunidad de ser feliz. Y lo hice por ti.

Pero luego....pensé que había perdido una oportunidad preciosa....porque alejé a Andrés de mi lado, para evitar tentaciones, y seguí mi relación contigo.

Más rutina...más de lo mismo ..y así pasaban las semanas, los meses....

Hasta ..que un día, me dí cuenta, que estábamos hablando y no nos escuchábamos, no nos atendíamos, no nos mirábamos..no había luz por ninguna parte..

Y bueno, rompimos la supuesta relación.

Ahora pienso en Andrés, y en todo aquello, como se ilusionó conmigo, y no le dí ni la más mínima oportunidad...ahora que pienso en todo aquello, y no puedo evitar, recordarle con pena y añoranza..

Pero como he mencionado antes, hoy me he levantado contenta.

Y os diré a lo que es debido....


Ahora ya soy libre....libre de no sentirme atada a una relación que no me conducía a nada, libre de poder amar a otras personas, y libre para hacer mi vida como a mi me gusta.

No hay comentarios: