viernes, 26 de febrero de 2010

LA PLAYA

Camino contigo a mi lado lentamente por la playa, es un día soleado.
Veo como las rayos del sol, iluminan tus mejillas, se mezcla tu color con la luz del sol y me emociona.

Caminamos hacia la orilla y nos sentamos, el mar nos invade por las piernas y estamos abrazados.

Es cuando me vuelvo para mirarte, y tomo tus manos para llenarlas de agua, y te pregunto:

- ¿Puedes sentir este momento de calidez entre nosotros?

Tu me miras y me dices;

-Lo que siento viene, de otro mundo de otro lugar, pero cuando estoy contigo todo se ve cercano, es tu olor y tu misma, lo que me hace llegar a estar tan cerca de ti, que no me importa que obstáculos nos encontremos en nuestra vida

Te abrazo, siento tu cariño, estoy tranquila relajada, ahora me siento segura estoy contigo, tengo esa fuerza y esa paz, que anhelaba desde hace tanto tiempo.

Y es cuando te lo cuento.

-Estaba perdida sin tí, estaba nerviosa por la situación indecisa, estaba angustiada de no sentirte, me sentía féliz cuando podía sentirte, pero muy desconcertada cuando no te rozaba.


Tu me dices: -Se de que me hablas, todo era complicado, la distancia nos separaba, no solo la distancia, era el no saber como te encontrabas cada día, si te enfadabas por algo, si estabas triste, eso me hacía pensar y sentir incertidumbre. Era todo tan complicado, no te veía, no te podía apreciar, no sabía..

-Y mira ahora cielo, estamos en esta playa, que tu conoces, es tu casa, y la comparto contigo.


La noche se empañaba de estrellas, habían pasado toda la tarde juntos, o quizás fuera toda su vida en un día.

¿Es posible que un día relate toda una vida de sentimientos encontrados?

Y así sea este día más fuerte y llena de paz, que muchos años compartidos.

No encontramos una respuesta, pero si podemos afirmar que lo vivido y sentido en ese día, en aquella playa...puede que tenga el poder de cambiar sus vidas, para volverse a encontrar, y volver a compartir.

Sea esto...¿Un sueño? ¿Tal vez sea una realidad?..¡Quizás!...

Cada minuto acariciado es una vida reflejada en mí.

No hay comentarios: