domingo, 14 de febrero de 2010

Día de carnaval

Hoy es un día mágico, puesto que la ciudad se pinta de colores y de ilusiones
Veo por la ventana a los niños con su sonrisa bailando y jugando por las calles, en un gozo constante.

Recuerdo mi infancia, en este día, y me da una inmesa alegría.
Entonces me acuerdo de tí, de lo sensible que me pone esta fecha, y de lo dulce que eres conmigo. Y pienso que no sé, si me merezco tanto cariño.

Pero como es un día especial, creo que sí, que tu me comprendes, que sabes mis debilidades, y a veces no es justo que descargue todos mis sentimientos en tí.

Tú me escuchas y me alientas, y yo te suspiro y enjugo lágrimas, eso es debido a todo el cariño que te tengo, a veces me cuesta controlarlo.

Entonces lo comprendo, no quiero ser egoista, y salgo a la calle, me pinto los labios y la mañana se viste de sol, para dar la bienvenida al desfile.

Pasan comparsas, y desfilan con chicas bailando con un gran arte, mueven sus caderas y sus brazos, sus cuerpos se contonean, es divertido y fresco.

Pasan unos niños vestidos de diferentes disfraces, ellos también bailan a su ritmo con estilo infantil, mas alocado, las personas que ven el desfilen rien de dulzura al verlo, es impresionante, se contagia la alegría.

Termina el desfile, y se agrupan ya mas cansados por el ritmo, y cometan como ha ido todo.

Estoy con mi vecina y nos hemos encontrado a un grupo amigo, nos comentan que van a comer a un chino, que es barato y andan mal de pasta, nos parece genial, no teniamos ningún plan

Nos reimos mucho, y conversamos alegres, pero no puedo evitar acordarme de tí, de tu sonrisa, de lo mucho que me gusta mirarte, y de lo bien que me haces sentir.
Sigo riendo con mis amigos no quiero que me noten distraida, y todo se desarrolla con normalidad.

De camino a casa, mi vecina y yo hablamos, estamos felices lo hemos pasado bien.

-Bueno esto habrá que repetirlo-dice mi vecina

-Claro que sí!!!! le digo yo....

No hay comentarios: