martes, 23 de febrero de 2010

Como un susurro cercano, veo tus ojos puestos en los míos
siento tus manos estan cálidas y son suaves
El aire nos empapa de dulzura en nuestro mirar.

Entonces me abrazas, te tengo conmigo, veo el rosado de tus mejillas posándose en las mías. Que dulce es tenerte tan cerca.

Cuánto he extrañado la claridad de tu piel en mis mejillas
No te vayas quédate a mi lado, necesito tu aire, necesito tus manos, te necesito cerca.

Pienso en un reencuentro y te imagino sonriendo, yo esperaré a que me recuerdes, a que sientas nostalgia por mí, y a que un día me digas que no puedes estar sin mí.

Ese día, yo estaré contigo, te alzaré mis manos para alcanzar las tuyas, y que no puedan separarse jamás.

Te pondré mi cara para que sepas que la puedes sentir, que el amor que tengo lo expongo entero a tu sentir.

Y que ni el tiempo ni la distancia nos separe jamás.

No hay comentarios: