martes, 12 de enero de 2010

Hoy llueve en la gran ciudad, es un día frío y austero, la gente sale de los trabajos sin reparar en nada más que en sacar su llave del coche, nadie parece mirarse, ahora voy a comer unas lentejitas para calentar el estómago y luego volver a la rutina, al entrar en mi garaje he sentido un presentimiento, se que algo está ocurriendo, me he acordado de un amigo de málaga, y me ha dado un escalofrío, ayer me comentaba que se sentía extraño como si su relación estuviera pasando una crisis, y hoy he notado algo que me recorría la piel, al llegar a casa y antes de comer he abierto el correo y tenía un e-mail, me decía que le llamara que necesitaba hablarme de algo, me he quedado blanca, el no suele mandar e-mail,le he llamado y la primera impresión ha sido al escucharle, su voz era diferente casi ahogada y a mi se me ha secado la boca por aguantar la respiración, ya confirmaba que algo pasada, y entonces me ha contado que su novia se ha ido, se culpaba así mismo, me ha contado que últimamente ya no se hablaban, hacían una vida rutinaria y no se sentían cerca el uno del otro aún estandolo en realidad, pero también me ha contado que la quiere como a nadie ha querido y que piensa dejar un tiempo para que ella piense y luego intentar rectificar sus fallo, es muy sensato amigo mio, le he dicho y notaba que lloraba, en fín no te culpes amigo, cometemos errores, pero se pueden rectificar aunque a veces ya es demasiado tarde, no es por desanimarte pero es posible que os separeis y aunque ahora estes dolido, siempre hay esperanzas para volver a sentir algo bonito y entonces cuidarlo, para que no se escape de tus manos.

No hay comentarios: