jueves, 12 de agosto de 2010

Reflexiones

He visto las estrellas, la tecnología ha aumentado su enorme capacidad, y ha llegado a conseguir que desde un móvil, se admita un programa donde puedes ver todo el sin fín del universo. Esta noche me he fijado en Vega, y he visto estrellas fugaces con mis propios ojos. Ha sido admirable.

Y así, en la playa ante la brisa de la noche, rodeada de piedrecitas que confortaban mi cuerpo, sola ante el universo, me he relajado. He dejado mi mente en blanco, mientras el sueño iba haciendo acto de presencia. Ahora que lo pienso, puedo transmitir una sensación de bienestar.La verdad es que, no he pensado en nadie en especial, simplemente he permitido que el tiempo pasara sin más. Y me ha sentado muy bien.

Mañana será otro día, tendré que decirte adiós, volverás a tu ciudad.Pero no me he sentido triste por tí.Por eso, creo que me siento agradecida. Has pasado por mi vida, sin dejar ningún vacío.

Tampoco he pensado en otros amores que ya no están conmigo, ni siente nada especial por mí. Pero tampoco me ha dolido, al igual que antes, doy gracias.

Aunque no hay tristeza en mi corazón, siento que mi vida tiene un rumbo confuso, es cómo si no pudiera controlar algo que pueda suceder en el futuro inmediato, porque no sé, que acontecimientos vendrán y si seré féliz o me causaran dolor.

La incertidumbre de mi corazón: relajado esta noche por los momentos de paz, pero sospechoso ya que volverán los instantes turbulentos, y no encuentro salida para afrontarlos.

Ya no tengo fuerzas para luchar más, ya no tengo ganas ni ímpetu para soportar más problemas. Creo que me dejaré llevar un tiempo, si la vida me permite asomarme disimuladamente y observar sus cauces, actuaré con pausa.

Sinceramente, en este período de tiempo, sólo me apetece encerrarme en los sueños de un libro interesante. Balbucear por la playa paseando, y disfrutando de la naturaleza, hasta que comience de nuevo la rutina del trabajo.

Con el tiempo, dejaré paso a la opción, de seguir conociendo, queriendo a nuevas personas, amando las cosas sencillas, que vengan a mi vida. Y así.....iré conociendo mi nuevo sendero

No hay comentarios: