domingo, 8 de agosto de 2010

Por mis recuerdos

Hay recuerdos que los guardamos para siempre, como estela cambian con los años, pero siempre retenemos lo principal.
La primera vez que te ví en tu ciudad, estuvimos paseando, me llevaste a una cafetería, y tomamos un zumo muy extraño. Nos reimos mucho y hablamos de nosotros.
La segunda vez que te ví, fuimos a cenar, era un bar de tapeo, y luego me acompañaste paseando por la calles más céntrica de tu ciudad: caminamos entre risas, tu me ibas comentando cositas pintorescas, me hacía tan féliz...que pude emocionarme.
La tercera vez que te ví me llevaste de compras. Era Navidad, y me enseñaste lo más típico de tu hermosa tierra: aquellas tiendecitas de gran sofisticación, un paseo elegante, por unas calles poderosas en historia. (tierra que acoge emigrantes de todas las partes del mundo). Me alucinaba tan sólo con pensarlo.
Así pues, te he visto sólamente tres veces en tu tierra, y he respirado tu aire, he paseado por tus calles, he sentido grandes emociones en tu entorno. Y quizás podría haberte visto más, pero no ha sido el destino o el momento.
Ahora tú, revoloteas por mi paisajes, acaricias mi aire, el sol te da en la cara, y te bañas en el Mediterráneo.
Ahora tú estás aqui como tantos veranos; vuelves una y otra vez, te gusta lo que te ofrece el cálido aroma mediterráneo.
Caminas por la arena y tus pies se hunden, tu cara toma un color tan peculiar nuestro, muestras el moreno que el viento se plasma en tu cara, y estás tan guapo, pareces tan juvenil, que me sonrojo con verte.
No dejes de venir, quiero enseñarte un mundo diferente al tuyo. Te puedo ofrecer suaves veladas, paseo a la orilla de la playa, presentarte a mis amigos. Y descubrir el encanto de la playa.

Y con todo esto, te dejo tu canción preferida de mis bares......también son recuerdos tuyos. Me dijiste que sentías la emoción cuando sonaba...y te envolvias de alegria.

No hay comentarios: