jueves, 9 de junio de 2016

La vida en un instante, se burla de todo lo realizado y te sorprende con lo mejor

¿Quién dice que no puedo en tu ojos mirar....?

MI primera pintura a témperas
La fatalidad del momento, promesas rotas, sueños incumplidos, impotencia, muchas veces se sintió así. Fueron  diversos motivos. Al final,  todo ello le causó inseguridad, pero era una persona que no se conformaba, pues le gustaba leer, aprender y tenía más que otra cosa en el mundo voluntad y  moral para soportar los infortunios.


 A pesar de múltiples fracasos no sabía si era realmente una persona luchadora porque no lograba tras la lucha vencer pero...tenía eso sí mucha moral. Le dolían las críticas porque era sensible, a pesar de ello la gente en general le quería, era muy dulce y cariñoso. Su mirada nostálgica de dolor le otorgaba un misterio que todos querían descubrir, y el se dejaba conocer a través de su sonrisa y un gesto de libertad. Pues esa razón le daba fuerzas para  continuar.


By Inma
 Él solía pensar que alguna vez haría algo de lo cual se sintiera orgulloso  y tras estudiar, trabajar y hacer obras por la gente, al final de todo de lo que se sintió más orgulloso ya no fue de él,  era de su hijo. Tuvo un hijo sí, y conoció su sonrisa, así quedó fascinado, ya no reconoció el dolor en su alma atormentada, y olvidó sin querer, así como en un segundo la desesperanza. LLegó su niño, todo en  su vida cambió. El amor le llegó en un instante y ya no quiso triunfar, y le importó un bledo las críticas, ya nada de nada, por primera vez amó de verdad y sintió la felicidad.


2 comentarios:

Jose dijo...

Esto de estudiar te inspira para escribir :P

Estás que no paras.

Es muy emocionante lo que has escrito. Demuestra esa sensibilidad que tienes.

Besitos ;)

Vick-al dijo...

Eres un cielo, muchas gracias