jueves, 28 de julio de 2016

En la paz de tus momentos

En aquellos tiempos...

Ni te díste cuenta, que volaba los vientos por tu cielo.
Que el mar era de tu sabor.
Que inventaba poesías ñoñas por sentir lo que sentía, que era fuerte como tu abrazo inocente.

Y claro está tú no lo pensabas...

¿Cómo me iba a fijar en tí cuando supuestamente ya tenía un amor?

Pero los ratos juntos, yo....

Te robaba el tiempo para que te quedaras junto a mí.
Rozaba mi mano sin querer.
Te llevaba a nadar, cuando el mar estaba cubierto por las montañas, cuales surgían valientes ante nuestras brazadas.
Y aunque no te dieras cuenta, ese sentimiento dulce y sabio crecía en el pecho con el amor que imaginábamos.

Nunca te enteráste porque fuí cobarde pero..

Ahora que ya estoy sóla, quiero que sepas...

Que cogí trenes por ese encuentro que me emocionaba hasta temblar y sudar.
LLamaba....cuando pensaba que no estabas bien
Y siempre estaba en tus ratos buenos y malos
Inventé situaciones, luché por buscarte
Y todo ese tiempo de nervios, tristeza y desesperanza
Yo cada vez te sentía más lejos y  abandoné...

Y ahora amor...

¿Qué me dices?

 

2 comentarios:

Jose dijo...

Me da la impresión de que en el algún momento hay algo que hace desconfiar.

No te das cuenta, es subconsciente. Y lo llamamos cobardía, cuando puede ser desconfianza.

Lo que pasa es que no lo percibimos conscientemente porque estamos cegados en el momento.

Al menos creo que en ocasiones es así.

Besos ;)

Vick-al dijo...

Este relato habla de un amor imposible, aún sabiendo que no puede ser, va cegada a un encuentro, algo de tiempo con quien ama. Y eso no trae nada satisfactorio al corazón, el negarse una evidencia.

Besitos. :)