lunes, 18 de julio de 2016

Cuando no te siento.

Anoche viendo la luna, me pareció preciosa, la luz era radiante e iluminaba las nubes que la atravesaban, dando una sensación de movimiento, lo cual,  parecían las nubes una especie de niebla al difuminarse con la bella esfera lunal.


Me quedé pensando en tus palabras, lo que escribes, lo que piensas. y me pregunto -¿quién eres, realmente?. Y tú estás, pero no te dejas ver.

 Y a veces tiro las palabras al viento en un intento de conocerte. Pero las palabras se escapan, no veo a través de ellas.

Dime..-¿quién eres?. 

Han pasado los años, y no me sorprendes, por lo tanto creo que te conozco de alguna manera más mental. Otras veces: creo eres una imaginación mía, una visión de mi pensansamiento, que se desplega al escribir tú y al leerte yo.

-Nunca lo sabré-, serás la intriga de mi lectura, el verso que no veo, el texto que me desfocaliza, el mar de mis dudas y una persona que admiro y leo.

2 comentarios:

Jose dijo...

Copiaré este texto y lo guardaré.

Se lo merece el texto.

Besos ;)

Vick-al dijo...




La verdad es , que las cosas cotidianas y las personas que conoces forman parte de tu manera de pensar y es inevitable que aparezcan como eso, lo que son: fuentes reales de inspiracion.

Muchas gracias, me alegro de que te guste.