viernes, 21 de agosto de 2015

Agosto





Preciosa San Sebastián.
El cielo me regaló una mañana de Agosto, las mejores vistas que jamás en la vida encontré. Lo hallé en:  tus ojos, tus labios, tu cuerpo y tu ser al completo.
 Nunca había encontrado mi pequeño y frágil corazón tanta belleza Y tú ahí siendo como eres, entre sal y agua y yo no podía casi hablar, no tenía fuerza mi voz, hasta que más tarde me relajé.
 Me sorprendió conocer tantos encantos en una sola persona.

Eres el chico que ha cautivado mi alma.



No hay comentarios: