jueves, 15 de marzo de 2012

Los errores del pasado


Han habído tantas veces que he querido borrar el pasado, todo lo que nos hizo daño, las palabras que nos hicieron sentir mal, incluso aquellas que ni siquiera se dijeron. Volver a comenzar de nuevo, ver la vida con ilusión, hacer cada momento único e irrepetible, dar chispa a lo que parecía apagarse, pero a veces es difícil y piensas ¿en qué me equivoqué? o si no hubo equivocación, en este caso, quizás, hiciera lo que hiciera hubiera sido igual.
Es laborioso intentar mejorar cuando una no sabe, y es incomprensible entender los fallos cuando no se explican. Puede, que nos aferramos a algo porque nos gusta mucho, y somos muy felices, pero no siempre depende de la persona, cuando se habla de dos, es cuando debemos preguntar ¿y tú también eres feliz conmigo?, aunque la respuesta se pierde en el vacío, a veces por no querer ver la verdad en una contestación.

En un mundo donde nos cuesta mirar los problemas, en donde no sabemos donde se debería empezar o acabar, es donde surge el fallo continuo, y llega un momento, que parece que ya la vida te da una respuesta, sería la que para tí, quiere salir fuera, no volver a la introspección, ver nuevos horizontes y saciar tu corazón con una calma deseada.

Es cuando llega la luz, cuando el muro con el cual te has chocado tantas veces, ya no te parece tan importante, ni tan denso, ya dejas correr el pasado y vuelves a volar al futuro.

3 comentarios:

Jose dijo...

No es la vida, eres tú misma quien hace eso. Tú te martirizas en un momento dado por el desarrollo de los acontecimientos y un buen día, eres tú quien decide acabar con todo lo malo.

Hay que aprender a relativizarlo todo, las cosas ocurren en un momento dado y eso no tiene porqué lastrarnos en el futuro. Todo lo que parte de nosotros, depende de nosotros y lo que no depende de nosotros, pues mala suerte. Hay que intentar controlar lo que nos corresponde y dejarle a los demás la tarea de querernos y apreciarnos. Porque esas personas tienen también sus propios problemas. Eso no quiere decir que no se pueda ayudar, hay que estar dispuesto a ello siempre.

Besitos ;)

Vick-al dijo...

Tienes razón, eso he querido explicar, estaba pensando en una persona, que está pasando por un mal trago, no olvida una relación que le hace daño y no da paso al futuro y bueno me ha salido esto, ja, ja más o menos.

Jose dijo...

Anda mira, pues no sabía que era eso lo que querías decir. Coincidencia, a veces ocurre que el que lo escribe y el que lo lee, entienden lo mismo.

No pienso que sea importante, pero esta vez ha sucedido.

Besitos ;)