martes, 13 de marzo de 2012

La salida



Unas pocas palabras de consuelo, calmarían su alma, pero quizás nunca llegarían. En el mundo cruel que ella había creado, no le valía cualquier solución, de cualquier persona, por muy bueno que fuera el mundo con ella, por más que la gente se volcara en darle su apoyo, ella sólo necesitaba esas palabras de fortaleza del único ser que amaba.
Justo aquel extraño mundo uraño y solitario, se hacía cada vez más pequeño, la iba encerrando poco a poco, y aunque gritara, golpeara unas paredes imaginarias para poder escapar, seguía en la misma habitación, cada vez más pequeña.

Pero se dió cuenta, de que todo estaba en su mente, quizás ya no fuera amor real, quizás sólo buscaba un poco de paz, en un instante donde su estado impaciente mendigaba un aliento, que no llegaba.

Una mañana, decidió abrir la puerta y salir al exterior, quedó en paz, ya no necesitaba del ser amado, porque todo estaba en su mente, y la habitación pequeña se hizo grande como sus pensamientos. Fue entonces, cuando vió un rayo de sol, que entraba por una pequeña rendija, y caminó hacia allí, la rendija se convirtió en ventana, y a través de los minutos, que pasaban lentos se hizo un ventanal, se incorporó y pudo salir.

Había una gran masión, iluminada y vió un espejo, allí frente a él, vió que no era pequeña y diminuta como ella se había imaginado. Se contempló grandiosa, y fuerte. No quería consuelo, no quería palabras de apoyo, sólo quería correr, pasar todas las puertas y llegar al exterior, donde un precioso paisaje la encontaría, no paró de correr hasta llegar, pero quizás no contaba que un enorme precipicio la esperaba.

8 comentarios:

Jose dijo...

Pero lo que sabía la muchacha es que después de tanto correr no podía parar. Se precipitó al vacío, cayendo por unos segundos que se le antojaron eternos.
Lo que tampoco sabía es que no pasaba nada porque podía volar. Sacó dos alas enormes que podía batir con fuerza y que la devolvieron al suelo.
De esa forma se situó en aquel paisaje maravilloso para poder disfrutar de él.

Ya no tenía miedo...

Besitos ;)

Vick-al dijo...

Ja,ja, no no podía ja,ja, eso al vacío como Telma y Louise ja,ja, sin miedo y para delante.... jajaja claroo por eso se tiró, joo qué bonitoo con alas y todod como un hada, jooo qué precioso, Jose jooo, escribe algo así para mí jaja, besosss grandes y eternos jaajjaja

Jose dijo...

Ya te he escrito, no?

No te ha gustado?

Además tiene un final bonito y todo.

Besitos ;)

Vick-al dijo...

Ja,ja ¿qué pasa hoy, estás chocante? ja,ja síii muchoooo es precioso, pero corto jajajaa oye que por pedir jajajaa, besitos.

Jose dijo...

Perdona, no pretendía ser cortante, lo siento.

Ains, besitos.

Vick-al dijo...

jaja estaba de broma para picarte, ains ja,ja ¿cortante? ja,ja que me afilas :) besos.

Jose dijo...

El iPad, éste, que me vuelve loco. Voy a seguir estudiando, que sino...

Vick-al dijo...

ja,ja sip, besos.