lunes, 1 de agosto de 2011

Compañeros de oficina IV






Un beso profundo, deseado con fuerza y pasión selló un deseo.

Pero pasaron los días...

Ella volvía a la oficina con la gran ilusión de volverle a ver, y pensando en salir pronto para poder emprender el comienzo de su amor. Pero.. (en el fondo de su pensamiento, tenía grandes dudas, a pesar de ello, su corazón ilusionado le impedía ver, aunque no se consideraba una estúpida, pensaba que él se merecía una oportunidad por parte de ella sin desconfianzas). De este modo empezaba el nuevo día:

-Hola Gabi, buenos días -le miraba con una ilusión nueva en sus ojos.

-Hola preciosa, uy que falda más sexy-¿tiene algo que ver conmigo tu nuevo look?-miraba con cierto aire pícaro de seguridad.

-¿Qué dices?,si esta falta es de lo más decorosa, ja, ja- es mi nueva falda cinturón- ja, ja.

-Uff, pues te sienta de vicio-la miraba con deseo, algo sonrojado.

-Bueno, bueno, empecemos a trabajar. Ya nos vemos para comer-le guiñó el ojo con una mirada muy sensual.

En su asiento, el corazón le latía muy fuerte, no podía contener la emoción de que llegaran las dos de la tarde y compartir la hora de la comida con su nuevo amor.

Gabriel desde el suyo, notaba su deseo por ella, pero en el fondo de su corazón se sentía algo falso, sabía que la había besado pero fue algo impulsivo; hubiera besado a otra chica igual, se dejó llevar por un deseo, pero en el fondo él sabía bien que no compartía los sentimientos amorosos que tenía su nueva amiga.

Nunca había sido un hombre fiel al amor, pero tampoco era un ser deshonesto, ni le gustaba jugar con los sentimientos, él solía hablar claro a sus amiguitas diciéndolo que sólo quería un ratito de placer y nada más. Pero esta vez era diferente, le daba miedo decirla la verdad, tenía miedo a hacerla daño, porque su dulzura, su alegría, y ese beso-indudablemente era amor- eso le hacía sentir un ser villano y le estaba causando una incomodidad que no solía sentir.

Ahora miraba con el rabillo del ojo al asiento de su chica, y ella le correspondía con unos ojitos de enamorada, y una sonrisa que le cautivaba -una mezcla entre inocencia y un tono salvaje que le cubría el pelo rizado y revuelto, siempre a su aire-.

Ahora Gabriel, bajaba la mirada decaída y se preguntaba para sus adentros: -¿Y ahora qué puedo hacer?



8 comentarios:

Jose dijo...

¿Qué? Tampoco era tan difícil hacerles hablar, ¿no? Además te ha quedado bastante natural. Daba la impresión de que eran "ellos".

Vick, mira que eres buena, ¿eh? El tío que es un capullo integral o al menos así le veo desde el principio (me pasó como el muchacho que corría por la playa de Yo, que me daba mala espina desde el principio). Sabía que no iba a cambiar, pero ahora ¿le vas a poner remordimientos?, jajaja. Después de ser tan capullín de mentirle a la chiquilla, ahora para que no le veamos como "el malote", le pones un poco sensiblón, jajaja. Pues al final es peor, porque si no es claro como con las otras, quiere decir que no le importa aguantar la mentira y según parece, podría ser quien menos lo merece.

Aunque parece ser que él también tiene dudas. Si al final se va a estar enamorando y todo...

Bueno, habrá que esperar a ver cómo sigue la historia, jajaja. No está nada mal, ahora tienes la ventaja de que puedes jugar al despiste, con esa confusión que has creado.

La que decía que de eso no sabía... anda, anda...

Besitos ^^

Vick-al dijo...

jaja, si eso que en el fondo me hasta me duele ponerle de malvado y que le haga daño, jajaa es que se pasa tan mal con esta clase de tipejos jaja.

No lo veo yo muy enamorado, sólo creo que le duele hacerla daño porque es buena chica, pero no os lo voy a contarrrrrr jajjajaja muaaa.

Jose dijo...

Pues ya es tarde para ponerle bueno, jajaja. O quizás no, ¿quién sabe...

Ah, así que te guardas el secreto, ¿no? Muy bonito, ¿eh?, jajaja.

Besitos ;P

Vick-al dijo...

puede que se fije en otra...jajaa hay que liar la cosa:) en eso soy experta.

Yo dijo...

Jajaja por la cara... estoy con Jose, aunque la mona se vista de seda, mona se queda. Y ese perfil de buitre de oficina que creaste (real como la vida misma xD), responde al de auténticos capullos integrales. Yo no creo que la quiera, sólo le divierte saberse querido/deseado. El "problema" es que está acostumbrado a juntarse con tías como él, que son conscientes de que van a lo que van y nada más y ahora la cosa está en que esta pava se ha colgado de él de verdad. Entonces claro... la situación es "algo" diferente...

La pregunta es: ¿Será honesto y le dirá que en realidad sólo fue un beso y que le importa un bledo, arriesgándose a dejar de sentirse deseado/amado por ella? ¿o preferirá seguir callando y disfrutando de ese juego que ha creado para poder seguir tirándosela cuando le parezca? Chan chán xD. La respuesta a éstas y otras preguntas, en el próximo capítulo de "Compañeros de oficina". Próximamente en el blog de la Vick xD. Estén atentos a su lector de feeds xD



PD: Y no te rías Vick, que con el dolor de muelas es peor jajaja

Vick-al dijo...

jaja qué risa eso de que no me ria, me dice el dentista no succiones, pero se refería al movimiento de succionar en el lado de la muela...ja y yo pensando...¿para qué iba yo a hacer eso?, no es nada normal digo yo ...jajaja

Pues le voy a dar un toque Bridget Jones, me encanta esa peli.Pues cuando la pusieron..como yo soy un poco desastre y mete patas a veces...la comparaba conmigo de coña una amiga, muuuu graciosa ella.

Te queremos tal como eres...vaya tela jajaa.

Jose dijo...

Eh, así que a Yo sí le cuentas la trama, ¿no?, jajaja. Es broma :P

¿Ves Vick? Aunque no querías has creado un capullo integral. Ahora sólo nos queda saber si es 100% integral o un poquito menos, jajaja.

Qué mala fama tenemos los tíos. Siempre somos los malos de la película >.<

Besitos ^^

Vick-al dijo...

ja,ja, bueno los capullos son seres inseguros en el fondo, porque su comportamiento muestra poca madurez...pues sí, un capullo!!! jaja