lunes, 27 de octubre de 2014

¡¡¡Qué viene Hallowen!!!



Este año es Viernes 31 es un día mágico, porque no sé dicen que es un día de fantasmas o yo que sé, se venden en panaderías: calabazas y brujas de caramelo, pero a mí no me gusta esa fiesta porque yo soy de la era  de los "Huesos de Santo y Buñuelos" ja,ja. Ese día se disfrazarán todos los peques de mi urba e irán puerta por puerta pidiendo caramelos y algún listo hasta un euro :0 -¡bendita inocencia!-. Y yo según mi creencia el 1 iré a misa a pedir por mis antepasados, ya digo que no soy de mucho cementerio. Me vienen a la cabeza recuerdos de sitios preciosos como mi viaje a Paris.



La Catedral Vieja
Pues yo quiero mencionar este día para hacerlo diferente, para regalar amor y sensualidad, y no brujos y calabazas. 


Así que os propongo un regalo porque hay gente especial que quiere darse amor y sensualidad para vivir sin miedos y susto.

En unos caballitos :)
la torre eiffel
La primera vez que fui al Louvre
Os dejo la canción más sensual que he encontrado para noches de amor, sin malos ratos :)







4 comentarios:

Jose dijo...

A los niños de ahora hay que criarlos de acuerdo a estas americanadas propagandísticas que le salen tan a cuenta a las grandes superficies que no comercializan ni huesos de santo, ni buñuelos. Dulces más ricos, donde va a parar, que los caramelos que puedan venir a pedir.

Aunque los Fiesta no están mal, ahora que están en concurso de acreedores no molaría que cayese la empresa del Fresquito, el Lolipop o las piruletas. Pero bueno, ése es otro tema.

Las memorias de mi infancia eran de ir a acompañar a mis abuelas a los cementerios en el día de todos los santos y lo recuerdo con la especial ternura que me dedicaban mis abuelas.

Voy a dejar un último apunte. Mantengamos tradiciones en las que se torturan animales por ser parte de la cultura, pero carguémonos otras que tienen una connotación negativa mínimo por estar desfasadas en un mundo en el que hay que ir siempre a la moda.

Y eso, que tú sólo has hablado de amor y sensualidad. Para que veas la incontinencia verbal de la que soy presa en estos momentos.

Es lo que tengo ahora mismo, paparruchas varias.

Besos ;)

Vick-al dijo...

Ja,ja yo era un poco por burla del día de lo tontos que somos al seguir como dices la moda, porque tú imagina que cambias un San Valentín por un Hallowen jajaaa ¿y qué más da si son fiestas que se han inventado para ir a comprar regalos o para copiar a los americanos? Cada uno con sus costumbres esa es la magia de viajar conservarlas y conocerlas.

Besos.

Yo dijo...

Di que sí. A mí también me dan coraje esas cosas. Un día de esos, no sé si fue el mismo 31 o el 1, quedé con un par de amigas para cenar e iba negra por la calle. La gente lo flipa mucho... Ya no sólo eran los niños chicos disfrazados y pidiendo con los padres, sino todos los niñatillos y algunos adultos disfrazados también. Como si fuera carnaval. Aprovechando los muy impresentables para asustar al personal que paseaba alegremente cuando menos se lo esperaba... Iba por la calle relatando como las viejas de indignación. Y que en los coles y las guardes ya se celebra también. Que mi compañera tuvo que disfrazar a la cría... Que manda lereles... Yo soy madre y me dicen que tengo que llevar al niño disfrazado de muerto viviente o de bruja al colegio... y o no lo disfrazo o ese día paso de llevarle. Porque es que eso es ya imponerte por narices el Halloween por coj... piiiiiiiii jajajaja xD. Y me niego, vamos.

Aquí adoptamos enseguida cualquier costumbre que no sea nuestra siempre que implique fiesta. Después nos quejamos de que siempre se nos vea como la España de pandereta que dice Pérez-Reverte. Es que es verdad, somos un país sin personalidad alguna que se sube al carro de todo aquello que suene a celebración de algún tipo. A ver en cuántos paises se celebra el día de Todos los Santos a la española. O en cuántos sitios han copiado nuestras procesiones tal y como nosotros las concebimos. O a cuántos niños guiris visitan los Reyes Magos en lugar de Papá Noel...

Me toca muy mucho la moral... Parecemos idiotas. Copiando siempre lo de los demás. Dándole importancia a las fiestas de otros por encima de las nuestras... En vez de "exportar" lo que nos es propio, importamos con orgullo todo lo ajeno...

El día menos pensado, acabamos celebrando también el 4 de Julio... al tiempo... Pero eso no será lo peor, lo peor será que habrá quien salga a celebrarlo sin saber siquiera qué está festejando...

Otro besito, Vick

Vick-al dijo...

Ja,ja ¡qué bueno no había caído en eso de ser madre y llevar un niño de muerto viviente!!!. Es espantoso y del mal gusto es verdad, nunca lo había pensado así, como no soy madre ni caigo jajaa bueno pes es verdad. Tú eres de las mías, como me alegra pensar que no estar de moda es ser una persona normal, buff espero que no celebremos el cuatro de julio nunca, sería el colmo, jaja besos