jueves, 16 de julio de 2015

Mi patio

Desde mi galería se respira a patio, ese patio del que siempre huyo, de sus chismorreos, de personas con una vida que nos acompañan por la noche con sus luces encendidas, y te das cuenta de que mientras tiendes ellos trabajan, hay niños corriendo, cada uno en sus cosas. Gracias a Dios mi patio tiene distancias no oyes conversaciones, ni te oyen a ti, que eso es un gran alivio.

Pero ahora que pienso...nunca me fijo, no sé quienes son mis vecinos, veo luces, imagino otras vidas, pero no me fijo en caras, ni controlo quienes son, porque no yo vivo cara al exterior, vivo en mi mundo, y eso a veces es malo porque no conoces, pero es que a veces os va a sonar raro, pero me da igual quienes son y su vida, no son amigos, ni se si me querrían conocer, por lo tanto qué más da.  Pero yo aunque soy así de despistá y en mi mundo, siempre estoy abierta a conocer si se da el caso, es bonito saber de otras personas.


No hay comentarios: