jueves, 8 de mayo de 2014

Es un destino que no me deja escapar.




Me gustaría saber tantas y tantas cosas de tu color....o puede que mejor de tu olor.
Especializarme en tu risa, y acabar estudiando la luz verdosa de tus ojos cuando están penetrados por el sol.

Y entre ese tiempo de estudio por tu anatomía, poder imaginar el suave tacto de tus manos, "que gracias al Cielo" una vez probé.

Lo eras todo para mí, y siempre lo serás, porque yo nunca te he podido olvidar, ya que mi subconsciente me habla de historias nuestras imaginadas mientras duermo.

Y yo ya no sé que hacer, ni que pensar....pero sigo creyendo que a pesar de haberme hecho sentir, tan y tan triste siempre, para mí tu eres maravilloso, y quiero creer que.. algo bueno pasaría cuando mi recuerdo es tan bonito y sincero.

Vago entre el amor y la desdicha, pero es mi destino, no tengo otro y no puedo escapar de él, porque: no te veo, ni te escucho, ni te toco, pero aún así te siento totalmente cerca de mí, sigo enamorada como  la primera vez, y cada día pienso en tí, más diría yo, que como si fuera ayer, te besaría y abrazaría con más pasión si cabe.




Eso es lo terrible y cruel de mi destino

No hay comentarios: