domingo, 25 de mayo de 2014

El laberinto natural

No mires al cielo, puede que sea él quien te mire, y quien te descubre.

Si miro a las nubes, me gusta imaginar sus formas: caras, dragones alados, sirenas voladoras, es como que te muestra la historia a través de su paso.

Acaricia el viento, si te mueves es porque te desliza hacia tu rumbo puede que insospechado.

Canaliza tu poder en energía, y sumérgete en el Océano, te invadirá el miedo de sus olas, y puede que aparezcas en una preciosa playa. Oirás el sonido del mar en una caracola, y no te acordarás del móvil que te atonta y te vuelve idiota.

Camina entre árboles que entrecruzan sus ramas en una especie de pasillo inóspito, puede que ese laberinto natural, te sorprenda.

Y lo más importante, respira paz.

 

6 comentarios:

Jose dijo...

¿Sabías que las nubes son algodones de azúcar que se escaparon?

¿Y que el viento lo producen todos los seres voladores al batir sus alas?

¿Y que el mar es tan solo un espejo translúcido y viscoso que guarda un universo paralelo?

¿Y que los árboles que entrecruzan sus ramas albergan las almas de antiguos amantes?

¿Y que cuando no sé que comentar pongo chorradas como éstas?

Pues ya lo sabes...

Besos ;)

Vick-al dijo...

Ohhh, Jose qué bonito!! no esperaba un comentario así. Es precioso, tierno, y poético, tan sólo decir que muchas gracias, porque la primera cuestión es muy dulce como el azúcar, la segunda es salvaje, como el viento, a tercera es un mundo a descubrir, la cuarta es eternamente romántica. Besitos.

Jose dijo...

Como siempre te quedas con lo superficial. Lo realmente importante es que son chorradas...

Besos ;P

Vick-al dijo...

De frases así se han escrito bonitos poemas no lo catalogues tan chorradasy así tristemente me quites la pequeña ilusión de pensar en cosas bonitas que tú has escrito :( besitos :)

Jose dijo...

¿Bonitos poemas? Madre mía...

La ilusión es algo tuyo, no te la voy a quitar.

Besos ;)

Vick-al dijo...

Vale :) es lo único que tengo a veces.