jueves, 6 de febrero de 2014

La esperanza



Siempre la esperanza se manifiesta en un trayecto perdido, no sucumbe el dolor, no ya no, sólo la necesidad de abordar una pizca de ilusión. 

Ven a mis manos y rodéame en tu pecho, necesito que esta espera sea una realidad completa.

 Pues quiero ver en tí lo más bonito que quepa dentro de mí.

Salir y subrayar lo importante, que el cielo y las estrellas marquen mi paso.


No dejes que sea esperanza, hazla que yo pueda vivirla dentro de tu ser, que necesita también un poquito del mío.

No hay comentarios: