jueves, 9 de febrero de 2012

La arena


Aquella arena en la playa se movía, y agitada por el viento que arrasa lo que el tiempo no dejó, quizás fue un recuerdo vago y sin importancia, pero ahora se resbalaba fugazmente, estando el cielo de testigo.

El agua la humedecía, perpetuando así la humedad, de aquellos días que deslizaban hacia un final. Llegaba el otoño, y aquella arena se quedaría allí sin desaparecer, pero las estaciones cambiarían, y mojarían los sentimientos apagados, que se mutaban como el pasar de los días.

Quizás la lluvía se mezclaría con el agua, y ya no volvería a ser una arena estancada, acabaría en el mar, siendo así un final hundido y sin retorno.

Y estando en cualquier parte, al tocarla con las manos, volvería a desvanecerse de la piel.

Fue aquella arena, la cual una vez arrrastró unos cuerpos cálidos llenos de amor, cubriendo y tapando unos sentimientos que no se podían ocultar bajo el mar.

Y que al pasar las horas, y los días, esos sentimientos ya no volverían a la playa, pero al recordar el verano, y volver a respiar el olor a agua salada, esa arena quería resurgir, comprometerse a que no llegara el final.

Pobre arena, no sabía que ella no podía impedir lo evidente, el no ser otra vez la capa de un gran amor, pobre arena ella apenas sabía.....

4 comentarios:

Jose dijo...

Me gusta, pero tiene un toque de amargura que no es propio de ti.

Escribes cosas positivas, generalmente. Y esto tiene un fondo triste...

No escribas cosas tristes.

Besitos ;)

Vick-al dijo...

Creo que a veces la manera de escribir, depende un poco de tu estado de ánimo, esta semana ha sido dura en general, y bueno creo que es por eso.

Besitos :)

Miguel Angel dijo...

Muchos ánimos y espero que vaya mejor todo (:

Vick-al dijo...

Sí, gracias :)