sábado, 26 de noviembre de 2011

En la oficina


Sara, cogió su bolso y bajó con Paola en el ascensor, las dos marchaban a casa y justamente al despedirse por caminos contrarios, Sara se encontró con su sueño prohibido. Le miró algo triste, -era viernes y ella odiaba este día, porque suponía que no lo volvería a ver hasta el lunes-, además sabía que volvería a casa con su mujer y sus dos hijos.

Sara, le miró con cierta pena, y le dijo: -bueno por fin, ya es viernes, entonces ya hasta el lunes -intentó hacer una mueca para sonreir, (la cual cada vez le costaba más).

-Sara, sí, me esperan en casa, pero bueno, ya sé que este no es lugar para contar, pero no lo estoy pasando muy bien -miró con cierta melancolía.

-¿Qué te ocurre?, -esperaba impaciente Sara, esperando alguna palabra que la consolora, o le hiciera saber que no era un sueño creado por ella, que sí, que había algo más, y que él también se sentía atraido.

Pero......

-Mira, Sara, tú eres soltera, ¿sabes?, bueno que eso, que a veces envidio esa vitalidad tuya, esa libertad....es como te veo, como si la vida entrara de golpe para tí, y no dejaras nada más a los demás.

-¿Quieres decir que tú no te sientes libre?- le miraba con curiosidad Sara.

-En parte sí, creo que al tener tantas responsabilidades con la vida, dejas un poco de ser tú mismo, porque al pesar en tus preocupaciones, pierdes algo de esa vitalidad que tenías antes. No quiero que pienses que soy feliz y no quiero a mi familia, pero al ver tu alegría, tu espacio libre, todas las cosas que puedes hacer en tu tiempo, es como si yo sintiera que la vida me ha arrebatado parte de eso.

-No me digas estas cosas, parece que me haces sentir mal por mi situación, yo creo que no es así, yo busco eso que tienes tú, alguien que me ate de amor, y me de hijos, y...que bueno, que yo no quiero mi libertad, quiero un "para siempre" -le miró algo apenada.

Continuará

5 comentarios:

kocrann dijo...

COmo dijo Serrat en una de sus canciones "no hay nada más bello que lo que nunca he tenido nada más amado que lo que perdí".

He reflexionado alguna vez sobre ello. No voy a mentirte.

Un beso y que pases un buen finde.

Pd. Por cierto, ¿el relato de la chica que tenía agorafobia lo continuaste? Me quedé con la intriga, jeje.

Jose dijo...

Me gusta la forma en la que has planteado el diálogo, en el que cada uno echa en falta lo que el otro tiene. Está muy logrado, eso me ha gustado mucho.

Porque, ciertamente, somos o "nos quieren hacer que seamos" así. Envidiar lo que el otro tiene... y no precisamente de forma sana.

A mí me huele que estas confesiones son un pretexto de él para acercarse a ella y ella a parte intenta echarle el lazo.

Enhorabuena, Vick.

Besitos ;)

Vick-al dijo...

Ains, no no lo continué, tengo que repasarlos, y seguir, soy un desastre lo sé....pues sí, creo que es humano eso de querer lo que no se tiene :( jaja, yo también he pensado alguna vez en ello, conozco la canción.

Ja,ja Jose sí, es una manera de empezar a establecer confianza.

Besos a los dos.

Yo dijo...

A ver señores, intervengo aquí para poner un poco de cordura y recordar algo importante: ¡está casado! jajaja

¿Qué es eso de confianza ni confianzas? Ahora que se joda. No está en el mercado xD jajajaja :P

Es broma jajaja xD

Vick-al dijo...

Ja,ja, pues eso que no está disponible, ja, ja ya veremos ....como lo hago juju