domingo, 11 de octubre de 2015

Mis pequeños momentos

A veces tengo la necesidad de escribir porque para mi entender la escritura me acompaña en momentos tanto de felicidad como de tristeza y soledad, y de esta manera llena un poco mis sentimientos y me deja expresar en cada momento como me encuentro o incluso como ni me encuentro ja, ja.

Me recuerda  mucho cuando era pequeña y te sentaban frente a un piano, tú no sabías que tocar pero mirabas la partitura y te costaba leer y tocar pero de repente tus dedos se expandían como una prolongación de tu cuerpo y sonaban notas preciosas e improvisadas.

Es cierto que  no siempre es bonito, o entretenido ni interesante, pero a veces cumple la finalidad de empezar a exponer como de alguna manera te sientes y las otras personas a través de la lectura se acerquen un poquito y sepan como estás.

Muchas veces como hoy no sabía que escribir y me ha dado tristeza y como no sabía como empezar estoy contando la manera de empezar sin tener nada que ofrecer, ningun relato pero aquí estoy contando a persona que no se ni quienes podríais ser como me siento hoy en particular.

Ahora pensando se me ha ocurrido contaros un poquito de mi familia, veréis....



Playa "Mil Palmeras"
Hoy estoy emocionada porque mi madre tiene una enfermedad que se llaman Parkinson, es cierto que los temblores no se aprencian, pero os contaré que la enfermedad que todo el mundo la asocia con temblores en mi caso no son apreciables, lo que si tiene es rigidez al andar, falta de equilibrio, es como si andas en bloque, e incluso rigidez, por ejemplo en la cama te cuesta girarte y quedas que no  puedes voltearte. Mi madre gracias a las pastillas y unos parches ahora parece que anda mejor y está perdiendo la rigidez. 
Ayer la llevamos de salida :), Inma (mi hermana) y yo a una playa, y pasamos todo el día. Contaros mis  amigos/as lectores que fue un día precioso, muchos extranjeros aprovecharon para bañarse en el mar cristalino y  lo pasamos muy bien, y termino diciendo que  estoy feliz de la excursión porque  le alegra mucho el corazón. Os dejo foticos.



2 comentarios:

Yo dijo...

A mí me ha dado tristeza entrar hoy en feedly desde mi móvil, encontrar y pico de entradas sin leer en muchos sitios y descubrir, entre otras, ésta sin leer...

Me ha dado pena enterarme de que tuviste un día "de bajoncillo". Un día en el que, como yo misma otras tantas veces, necesitaste escribir; contarle a alguien (a cualquiera que te leyera, sin ir más lejos) cómo te sentías. Y me ha dado pena no haber estado aquí, contigo, para haberlo leído a tiempo. Porque, por raro que parezca, siempre te he sentido "a mi lado" cada vez que, como bien dices, he tenido la necesidad de contarle algo al mundo. Siempre has estado y estás al pie del cañón cada vez que escribo algo. Aunque cada vez lo haga menos. Y, sinceramente, al leer esta entrada he sentido que, de alguna manera, yo te he fallado. Porque no estuve. Ni siquiera me había dado cuenta de todas las entradas que tenía sin leer... Y no es de recibo. No con quien siempre está ahí, al otro lado, para ti. Para "escucharte", para dejarte una palabra amable, para animarte a seguir escribiendo...

Así que, antes que nada, quiero pedirte disculpas por mi dejadez. Que sí que tengo muchas entradas pendientes, pero no haberte dejado un comentario en ésta me ha dolido más. Estabas mal y no estuve aquí para darte apoyo y ánimo... Así que lo siento. De corazón. Voy a intentar a partir de ahora entrar a leeros más a menudo. Aunque no actualice mi blog. Pero, al menos, quiero intentar no descuidaros de esta forma.

De todos modos quiero decirte también, sólo por si no lo consigo, que si algún día sientes la necesidad de hablar, te apetece contarme algo o simplemente quieres decirme: "hola ¿qué tal? ¿qué es de tu vida?" :D, que te sientas con total libertad de escribirme un e-mail. Que el correo lo miro todos los días, porque me llega al móvil. Y ten por seguro que me hará ilusión saber de ti y contestarte.

Un beso enorme para ti y otro para tu madre, que se está portando como una campeona y está consiguiendo vencer la rigidez.

Mucho ánimo y que haya mejoría.

Vick-al dijo...

No tienes que disculparte por nada, nada, nada, y lo que más me gustaría es que vuelvas a escribir porque lo haces muy bien y nos hace muy felices con tus historias.
Tú no me puedes fallar, por muchas razones, ¿sabes, siempre que leía tus comentarios tanto en tu blog como en otros que pasaba..? pues que veía mucha ternura, gracia y cariño. Por ti conocí a gente muy buena como Jose y Nita, y más gente y tuve unas postales preciosas, una Navidad bonita, y el regalo más sexy y chuli que jamás imaginé (una foto firmada que yo no hubiera conseguido). Gracias por decirte que te escriba, por estar conmigo y por ser como eres. Y por fi, escribe, que te queremos :) y mucho, besos guapa.