miércoles, 4 de septiembre de 2013

Entre dos mundos



De esta manera te observaba, dormías tranquilo y en paz. La brisa por la ventana parecía adornar la silueta de tu cuerpo.

Entre tus brazos, me otorgabas serenidad, era como transportarme  al "mundo de los sueños", donde se vive en paz y armonía;  el cual todo es placentero, seguro, tranquilo y con mucho amor.

No quiero que me bajes de allí, en "el mundo de los sueños"  al dormir mi alma descansa, no está acechada por los males del mundo, como: el egoismo, el odio, y la necesidad de sobrevivir.


Todo es perfecto. 



Pero....
... los sueños a veces duran  poco o quizás al contrario, puede,  que esos pequeños momentos de paz cubran toda una vida. 

El caso, es que por la mañana ya no estabas, tenías que marchar. 
La vida no deja tregua al amor y al deseo. Las obligaciones marcan su camino y allí quedo yo, sola entre sábanas esperando de nuevo soñar.






2 comentarios:

Jose dijo...

Very well fandango.

Vick-al dijo...

Jajjajaaja ¡¡¡qué profundo tu comentario!!!, menos mal que lo has dejado por escrito, no podría vivir sin él jajjajajaajjaaa muaskkkk loquillo. :)