sábado, 6 de abril de 2013

Fueron tus ojos negros, opacos de un velo oscuro

Todos aquellos escritos sin fin, se pierden con el tiempo
Y aquellas letras se empañan de lágrimas sin terminar de diluirse
Y todo aquello, pasa, el tiempo se aleja como tu mirada al pasar
-Y no sé
-No sé
-¿Era irreal, no había sinceridad en aquellas palabras?

-Entonces si no te importa ¿por qué te atreviste a mencionarlas?

-¿Acaso una conquista es más fácil y llegar a un corazón de manera más rápida a través de la mentira?

-¿Piensas, que no te hubiera besado con la verdad?

-¿Es por eso?

Ya da igual, no pienso poner mis labios más en un territorio de engaño

-¡¡¡Vete, de verdad!!! ya no quiero y doy al cielo gracias de que me robaste unos besos y nada más.


2 comentarios:

Yo dijo...

La gente no debería decir cosas que no siente o que no podrá mantener (o desconoce si podrá mantener) en el tiempo.

Las palabras vacías, las palabras huecas, son las que más daño hacen al corazón. Por más que digan que se las lleva el viento, que está claro que se las lleva, siempre se quedan impresas ahí, en nuestro corazón. En nuestro corazón y en nuestra mente. Haciéndonos daño una y otra vez cada vez que las recordamos...

Besitos, Vick ^^

Vick-al dijo...

Anda!!! acabo de verlo, estaba en spam no se por qué.


Hay hombres que se excusan diciendo, quise sentir, o lo intenté pero yo creo que no es verdad, es una manera de acercarse de una forma que puedan tantear y luego decir que por lo menos intentaron sentir amor.

No sé, o están locos jaja, a saber!!!