domingo, 25 de diciembre de 2016

Una noche de Navidad.

Noche fría, pero a la vez  mucho calor compartido.


Imaginas mis manos enlazando las tuyas.
Mimas mi presencia acunándose en tu nido.

Y paseamos juntos...por caminos,  puentes, montañas y ríos.
 Todos ellos, son  lugares que reconfortan nuestra ilusión.

Y cae  relente esta noche,  y los pies se nos enfrían.
La noche no acompaña, pero tiene una luz cálida de farolas que nos iluminan en una especie de tenebrismo suave que embellece nuestras siluetas. Y así entre luz y sombra, el único brillo importante son tus ojos mirando mis cortados labios.

En esta noche helada,  la humedad entra en nuestros cuerpos, nos fundimos en un abrazo que nos zarandea en calor, nos cubre y nos calienta el alma.

Y hablamos, tanto tanto... que no nos acordamos de la noche oscura, gélida, que parece empapanarnos con su penetrante presencia. En esta casi solitaria noche  sólo hay calor y compañía en nuestros corazones, que se compenetran, se aman y comprenden. 


No hay más calidez en este encuentro que nuestro  petit amor.








2 comentarios:

Yo dijo...

Qué bonito, Vick ^^

Feliz Navidad, guapa.

Vick-al dijo...

Igualmente, espero que lo pases en armonía y alegría, muchos besos :)