jueves, 18 de agosto de 2016

¿ De tu cielo?

¿De dónde salían esas sutiles letras que me escribías cuando me amabas?.-me preguntaba sabiendo que sí  es cierto que me amabas saldrían del corazón-.

 Recuerdo....


...como un torbellino susurrante y cálido,  que al leer me acercaba como una caricia y podía sentir algo real en mi oído. Un estímulo saciante de amor y ternura que me permitía suspirar sin sonrojarme.

 No puedo palpar y explicar a la vez todo lo que sentía al leerte, pero el alma  volaba y los sentidos se descontrolaban en pasión. No podía pensar  en nada, porque  era todo tan vibrante y vólatil, que tan sólo me despertaba una sonrisa , la cual,  no cuajaba en risa pero tampoco se deshacía de los labios.

Ahora que te siento real sin letras, ni papel que te sustituya. Ahora que ya sí puedo acariciarte; -me llenas de amor-, pero..en los momentos que recuerdo tus cartas, no puedo evitar sonreir al pensar que era lo más estímulante ya que el no tenerte cerca, me hacía sentirte de una manera más real e incluso desesperada, que lo hacía casi más vivo y excitante. 

El olor del papel, la tinta a borrones, las manchas de color de tus dibujos, siempre marcados por corazones, y tu corazón detrás de todo aquello, era la única energía que necesitaba sentir para vivir en paz contigo.

No hay comentarios: